Centenario del fin de la Primera Guerra

Donald Trump, blanco de las críticas en París

Macron y Merkel alertaron sobre las políticas nacionalistas.

El matrimonio Trump, Merkel, Macron y su esposa Brigitte y Putin en París. Foto: AFP
El matrimonio Trump, Merkel, Macron y su esposa Brigitte y Putin en París. Foto: AFP

Todos los mensajes en París, durante los actos por los 100 años del fin de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), tuvieron un mismo destinatario: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que sin embargo no escuchó en público a sus críticos porque se fue temprano de la capital francesa. Reunidos en un lluvioso domingo parisino, los líderes mundiales aprovecharon la conmemoración por el centenario del fin de la Primera Guerra para denunciar los nacionalismos y los riesgos para la paz.

Trump, el ruso Vladimir Putin, el turco Recep Tayyip Erdogan y la alemana Angela Merkel destacaron entre los cerca de 70 jefes de Estado y de gobierno que participaron en un acto solemne ante la tumba del soldado desconocido debajo del Arco de Triunfo.

El anfitrión, Emmanuel Macron, exhortó en su discurso a los mandatarios a sumar esperanzas "en lugar de oponer nuestros miedos" y a rechazar "la fascinación por el repliegue, la violencia y la dominación" en memoria de los caídos. "Juntos, podemos conjurar esas amenazas que son el espectro del calentamiento global y la degradación de nuestra naturaleza, la pobreza, el hambre, la enfermedad, las desigualdades, la ignorancia", insistió el presidente francés.

Ante la llama eterna, instalada sobre la tumba que representa a los 10 millones de combatientes muertos en el conflicto, Macron condenó el nacionalismo que Trump había reivindicado hace unas semanas, al considerar que es "lo contrario" y "la traición" del patriotismo.

Protesta contra Trump en París. Foto: EFE
Protesta contra Trump en París. Foto: EFE

Llovía cuando los mandatarios, entre ellos el rey Felipe VI y el presidente español Pedro Sánchez, el primer ministro canadiense Justin Trudeau o el israelí Benjamin Netanyahu llegaron juntos al Arco de Triunfo. Trump y Putin arribaron por separado.

Después de que sonaran los clarines, en remembranza de los que hace 100 años anunciaron el alto el fuego, los mandatarios almorzaron en el palacio del Elíseo. El menú: bogavante de Bretaña, ave de Bresse con papas de la región de Somme y postre de chocolate. Este momento propició una conversación entre Trump y Putin, cuyas relaciones son complejas, durante una charla informal en la que también participaron Macron y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Todos menos Trump.

Por la tarde, todos con excepción de Trump participaron en un Foro Internacional por la Paz organizado por Macron para defender el multilateralismo que ha imperado desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Macron pidió una "acción colectiva" para abordar crisis que van desde el medioambiente, el terrorismo, la proliferación nuclear y el antisemitismo. "¿Será hoy un símbolo de paz duradera o un último momento de unidad antes de que el mundo caiga en un mayor desorden?", le preguntó Macron a la audiencia. "Depende solamente de nosotros", agregó.

Donald Trump. Foto: EFE
Foto: EFE

Merkel, a su turno, recordó que el proyecto de una Europa en paz está actualmente en entredicho y expresó su preocupación de que "los puntos de vista nacionalistas ganen terreno una vez más. "La paz que disfrutamos hoy, que a veces nos parece como algo evidente, está lejos de serlo, y hay que pelear por ella", declaró la canciller alemana.

El nacionalismo "miope" ganaba terreno en Europa y otros lados, dijo Merkel. "La mayor parte de los desafíos hoy no pueden ser resueltos por solo una nación, sino que juntos. Es por eso que necesitamos un enfoque común", afirmó Merkel. "Si el aislamiento no fue la solución hace 100 años, ¿cómo podría serlo hoy en un mundo tan interconectado?".

Merkel hizo un llamamiento para "no dejarse llevar por los intereses nacionales".

Por su lado, Guterres alertó sobre los "paralelismos" entre la situación geopolítica actual, la de comienzos del siglo XX y la de los años 30, que condujeron respectivamente a las dos Guerras Mundiales. "Muchos elementos de hoy me parece que toman la misma dirección que a principios del siglo XX y que en los años treinta, y dejan entrever un engranaje invisible", aseguró.

Trump, fiel a su política de "Estados Unidos Primero", eludió el foro. El Air Force One partió de París a Washington poco después de la apertura.

Antes, rindió homenaje a los soldados de Estados Unidos que murieron durante la guerra, en una visita a un cementerio estadounidense en la periferia de París. "Es nuestro deber preservar la civilización que ellos defendieron y mantener la paz por la que ellos dieron la vida hace un siglo", aseguró.

Declaración Universal sobre información

La Declaración Universal sobre información en democracia, impulsada por Reporteros Sin Fronteras (RSF) y elaborada por una comisión internacional, fue presentada ayer domingo en París durante el Foro por la Paz. "Vivimos un momento crítico para la libertad de expresión, amenazada por la política, por los extremos y por regímenes autoritarios (...) Pero también por los cambios tecnológicos", aseguró Emmanuel Macron durante el lanzamiento de la declaración. El texto pretende preservar los derechos básicos de información y expresión ante los cambios sufridos en el mundo en los últimos años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)