LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Donald Trump autoriza el uso de plasma contra el COVID-19

Lo anuncia un día antes de la convención republicana que lo proclamará.

Casa Blanca: el presidente Trump ayer domingo al anunciar la autorización para usar plasmas sanguíneos en pacientes de COVID-19. Foto: Reuters
Casa Blanca: el presidente Trump ayer domingo al anunciar la autorización para usar plasmas sanguíneos en pacientes de COVID-19. Foto: Reuters

Un día antes de la apertura de la convención republicana que oficializará su candidatura para las elecciones del 3 de noviembre, el presidente Donald Trump anunció ayer domingo la autorización para el uso de urgencia de plasma sanguíneo de personas curadas del coronavirus a pacientes hospitalizados, un tratamiento muy utilizado en Estados Unidos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) había anunciado que daría esta autorización unos minutos antes de que Trump lo oficializara.

El sábado Trump había acusado a la FDA de impedir el lanzamiento de vacunas y terapias contra el coronavirus por razones políticas. “Obviamente, están esperando retrasar la respuesta hasta después del 3 de noviembre. Hay que concentrarse en la velocidad, y salvar vidas”, escribió Trump en su cuenta de Twitter, etiquetando al comisionado de la FDA, Stephen Hahn.

La FDA dijo que la evidencia preliminar sugiere que el plasma sanguíneo puede disminuir la mortalidad y mejorar la salud de los pacientes cuando se administra en los primeros tres días de su hospitalización.

Trump calificó el anuncio como un “avance histórico” para el tratamiento del COVID-19, que probablemente “salvará un número considerable de vidas”.

La FDA ya autorizó la transfusión de plasma de personas recuperadas del coronavirus en determinadas condiciones, como parte de ensayos clínicos o para pacientes en circunstancias críticas. Más de 70.000 pacientes han recibido una transfusión de plasma extraído de personas convalecientes, según el secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar.

La autorización emitida ayer domingo permitirá ampliar la población de pacientes susceptibles de recibir una transfusión.

Azar dijo que los primeros resultados mostraron una tasa de supervivencia un 35% más alta para los pacientes de COVID-19 que recibieron una transfusión sobre los que no la recibieron.

“El plasma de personas convalecientes probablemente funcione, aunque debería ser confirmado por ensayos clínicos, pero no como tratamiento de emergencia para pacientes gravemente enfermos”, advirtió Len Horovitz, interno de respiración en el Hospital Lenox Hill en Nueva York.

Según Horovitz, sería más efectivo si se administrara ante los primeros signos de la enfermedad, lo que ahora será posible tras la autorización de ayer domingo.

El tratamiento con plasma ya ha sido autorizado en Francia, Austria, Suiza, Cuba y China. Una empresa polaca de biotecnología, Biomed Lublin, anunció la semana pasada el lanzamiento de la primera fase de producción de un medicamento contra el COVID-19 en base a plasma de menores que ya superaron la enfermedad.

Vacuna

La Casa Blanca se negó a comentar ayer domingo un reporte del Financial Times que afirmó que el gobierno de Trump está considerando acelerar la vacuna experimental para el COVID-19 que están desarrollando el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, para su uso en Estados Unidos antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Una opción que se explora implicaría que la FDA otorgue una “autorización de uso de emergencia” en octubre a la posible vacuna, afirmó el diario.

A Trump le vendría muy bien un repunte en las encuestas durante la convención republicana esta semana, y el progreso en los tratamientos o una vacuna efectiva para controlar el virus ayudaría a sus posibilidades de reelección.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron ayer domingo que el número de muertes debido al coronavirus había aumentado en 1.006 a 175.651, con un total de 5.643.812 casos, un aumento de 45.265 respecto a su conteo previo.

AstraZeneca negó haber discutido una autorización de uso de emergencia para su posible vacuna con el gobierno de Estados Unidos. “AstraZeneca no ha discutido la autorización de uso de emergencia con el gobierno de Estados Unidos y sería prematuro especular sobre esa posibilidad”, dijo una portavoz de la farmacéutica en un comunicado.

La compañía dijo que los ensayos finales de fase 2 y fase 3 para su vacuna aún están en curso en Reino Unido y en otros mercados a nivel mundial y que no anticipaba resultados de eficacia hasta finales de este año.

Esta vacuna AstraZeneca, llamada AZD1222, es considerada como una de las principales candidatas. Argentina y México ya tienen un acuerdo para producirla para América Latina.

Convención

En este marco el Partido Republicano inaugura hoy lunes su convención virtual para proclamar la candidatura de Trump. El mandatario tiene previsto hacer una aparición cada una de las cuatro noches que durará la convención, rompiendo la tradición que normalmente aplaza hasta la última jornada el momento estelar para el candidato del partido.

Como la demócrata la semana pasada que proclamó a Joe Biden, la convención republicana también será virtual. Y si la convención demócrata dio prioridad a los grandes nombres del partido -incluidos todos sus expresidentes-, la republicana pondrá menos énfasis en los estadistas y más en el círculo cercano a Trump, con espacio para estrellas conservadoras de Internet y políticos que están pensando en competir por la Casa Blanca en 2024.

Trump aceptará la nominación para ser reelegido en un discurso que pronunciará en directo el jueves 27 desde la Casa Blanca, un escenario cuya elección ha generado algunas críticas, dado que se supone que los presidentes no deben usar la residencia oficial o edificios federales para actos de campaña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados