HAY 42 GRADOS EN PARÍS

"Domo de calor": así es el fenómeno que calcina a Europa

Francia encabezó este jueves de nuevo el ranking de temperaturas extremas y anotó los registros más altos hasta la fecha en diversas localidades del norte del país. 

Ola de calor en París. Foto: EFE.
Ola de calor en París. Foto: EFE.

La vasta e intensa ola de calor que calcina a Europa abarca un área inusualmente fuerte de alta presión, en un fenómeno que también es conocido como "domo de calor". Este evento es similar en sus causas, pero en muchos aspectos es más intenso que la ola de calor que azotó a gran parte del continente a finales de junio y principios de este mes.

Esta ola de calor no se limita a los países más occidentales de Europa. El "domo de calor" responsable de las altas temperaturas, que está tomando aire desde el desierto del Sahara y lo envía en dirección nordeste hacia Europa continental, se expandió en los últimos dos días hacia el norte y el este, hasta convertirse en uno de los fenómenos climáticos de este tipo más intensos registrados en Escandinavia.

La web meteorológica europea www.meteoalarm.eu refleja avisos de nivel rojo (peligro extremo) en Bélgica, Francia, Croacia y Luxemburgo y naranja (peligro) en Alemania, Austria, Suiza, República Checa, Dinamarca, España, Italia y Holanda.

Las autoridades extreman las medidas de emergencia en hospitales, guarderías, geriátricos y otros puntos vulnerables de numerosas ciudades europeas e insisten en sus llamamientos a la población para que tomen las debidas precauciones.

Tras vivir la noche más calurosa de su historia, Francia encabezó este jueves de nuevo el ranking de temperaturas extremas y anotó los registros más altos hasta la fecha en diversas localidades del norte (42 grados en París, 41 en Reims y 40 en Lille) que obligaron a decretar la alerta roja en 20 departamentos.

La web Météo France recogió durante la noche una media de 21,4 grados en las 30 estaciones que toma como referencia nacional (una décima más que el nivel más elevado constatado hasta ahora) y marcas de hasta 25 grados en el parque de Montsouris y en Cognac y 24,8 en Toulouse y el aeropuerto de Charles de Gaulle.

Ola de calor en París. Foto: EFE.
Francia tiene alerta roja en 20 departamentos. Foto: EFE.

El calor agravó además el problema de contaminación por ozono en las grandes áreas urbanas, lo que obligó a prohibir la circulación de cientos de miles de vehículos (los que generan más emisiones) en las áreas metropolitanas de París y Lyon, así como en Lille y Estrasburgo.

En Alemania, la ciudad de Lingen (en el centro del país) marcó, con 41,5 grados, un nuevo récord histórico horas después de que la localidad de Geilenkirchen (al oeste de Colonia) batiera la máxima nunca registrada en el país, al alcanzar los 40,5 grados, según el Servicio Meteorológico Alemán (DWD).

La región más afectada por las altas temperaturas comprende los estados federados del Sarre, Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado, así como Baja Sajonia, subrayó el DWD, que matizó que la ausencia de sequía este año hará menos virulentos los efectos medioambientales y económicos de la ola de calor.

En Bélgica, el termómetro marcó hoy 40,6 grados en Kleine Brogel, al este del país y muy cerca de la frontera con Holanda, donde la provincia central de Gelderland registró 40,4 grados, por lo que ambos países baten por segunda vez en una semana sus anteriores récords históricos de temperatura.

En Austria, donde las ciudades de Salzburgo, Innsbruck y Viena alcanzaron hoy los 35 grados, la empresa ferroviaria estatal puso en marcha un proyecto piloto para pintar de blanco los rieles de sus vías, con el fin de evitar los problemas causados en la infraestructura por el calor, como deformaciones o distorsiones.

Trece ciudades de Italia mantuvieron este jueves la alerta roja y catorce lo estarán mañana, cuando se espera el pico de la ola de calor africano, que en el norte del país marca hasta diez grados por encima de la media y que comenzará a remitir el sábado, cuando se esperan lluvias y un desplome de la temperatura de hasta 15 grados.

Y en España, el intenso calor, que empieza a remitir, provocó hoy la muerte a un hombre de 85 años en Granada, debido a un golpe de calor tras una exposición prolongada al sol durante un paseo, informaron las autoridades de Andalucía (en el sur), una comunidad que registra ya tres muertes por altas temperaturas en lo que va de temporada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error