CRISIS

La dolorosa odisea de parir en Venezuela

En el país caribeño es habitual la práctica de remitir pacientes de un hospital a otro por falta de personal.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto:  Reuters.
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: Reuters.

Yoli recorrió cuatro hospitales para dar a luz; Yusmari parió en el pasillo de una maternidad porque las contracciones fueron más rápido que el servicio médico. La postración de la salud en Venezuela hace del parto un viacrucis.

Con 37 años, Yoli Cabeza tenía un embarazo de alto riesgo, pero esto no la salvó del “ruleteo”, como se conoce la práctica de remitir pacientes de un hospital a otro por falta de personal, insumos o condiciones. “Recorrí todos los hospitales de San Félix y Guayana, hasta que volví a la maternidad (Negra Hipólita) y me recibieron”, contó la mujer.

Son varios los casos de embarazadas que alumbran en la calle al no ser recibidas en los centros médicos estatales. Semanas atrás, una mujer fue grabada teniendo a su hijo en cuclillas junto a un árbol frente al hospital de Guaiparo, el más grande del estado de Bolívar.

Muchas veces toca devolver a las pacientes “porque no hay material quirúrgico, ni anestesiólogos. Ni siquiera hay cloro para limpiar los cubículos”, cuenta Silvia Bolívar, enfermera de la Maternidad Concepción Palacios, la más grande de Caracas.

Detrás de esta situación está la debacle económica del país petrolero.La crisis obligó a emigrar entre 2012 y 2017 a unos 22.000 médicos (más de la mitad) y otros miles de enfermeros. Además, hay una escasez de 90% de medicinas e insumos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)