PERÚ

El dolor de los familiares al reconocer 50 muertos

Tragedia en Perú; un hombre se salvó al salir por una ventanilla.

Dura labor tuvieron los socorristas. Foto: Reuters
Dura labor tuvieron los socorristas. Foto: Reuters

Los socorristas continúan la acuciante tarea de recuperación de cadáveres en un autobús de pasajeros que cayó a un abismo de 110 metros en una ruta costera de Perú, dejando al menos 50 muertos.

"Acabamos de terminar con el penoso reconocimiento de los cadáveres. Son 50 cadáveres que han sido rescatados del accidente" ocurrido el martes al mediodía, dijo a la radio RPP el director de regional de Salud de Lima, Félix Palomo.

"Ya han sido reconocidos por sus familiares", indicó Palomo tras señalar que dentro de las víctimas hay seis niños.

Las labores a cargo de más de 200 efectivos de la Policía, del Ejército y la Marina de Guerra continuaban para determinar si quedaban cadáveres atrapados entre los fierros del vehículo, pero la tarea era dificultada por las olas que alcanzaban los restos del autobús volcado.

El vehículo de pasajeros había partido hacia Lima con 55 pasajeros y dos tripulantes desde la ciudad de Huacho, 130 km al norte de la capital. Quedó estrellado a orillas del mar tras caer desde lo alto de la ruta.

El accidente dejó al menos 50 pasajeros muertos luego de que cayera el autobús interprovincial tras ser chocado por un camión, cuyo conductor esté detenido y podría ser procesado por homicidio culposo.

Sólo seis ocupantes del autobús salieron con vida del accidente, que ocurrió en "la curva del diablo" de la carretera Pasamayo, un desvío de la ruta Panamericana, a unos 45 kilómetros al norte de Lima.

Los seis resultaron heridos y fueron trasladados a hospitales.

Máximo Jiménez, de 24 años, milagrosamente escapó a la muerte tras arrojarse por una de las ventanas del ómnibus al percatarse que el vehículo se había salido de la carretera y que se iba al precipicio.

Jiménez logró saltar a tiempo y quedó en la parte superior del acantilado, sobre un terreno escarpado. Sólo quedó con un brazo fracturado y llegó en taxi al hospital, según los médicos que lo atendieron.

La carretera de Pasamayo tiene unos 20 kilómetros de longitud con 52 curvas sinuosas, bordea el mar y es una ruta peligrosa por la densa niebla que la cubre. A veces la visibilidad es mínima y la alta humedad vuelve resbaladizo al asfalto. Es una ruta muy transitada por camiones y autobuses, que conecta Lima con el llamado Norte Chico, pues los automóviles circulan por una vía Panamericana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)