GUANTÁNAMO

Inteligencia siria asegura que Diyab estuvo en una zona controlada por yihadistas 

Una fuente diplomática siria lo ubica  entrando y saliendo en la zona controlada por el Frente Al-Nusra, el "Al Qaeda de Siria".  En Estados Unidos están preocupados porque Donald Trump cerró la oficina que le realizaba el seguimiento a los exreclusos de Guantánamo.

Abu Wael Dihab ( también llamado Jihad Ahmad Diyab) en entrevista. Foto: Barricada TV
Foto Archivo El País 

Una investigación de la agencia estadounidense McClatchy señala que el exrecluso de Guantánamo refugiado en Uruguay, Jihad Diyab, ingresó a terreno sirio controlado por un grupo terrorista y luego le perdieron el rastro. Es que una medida del gobierno de Trump ordenó el cierre de la oficina del Enviado Especial para el Cierre de Guantánamo. Esa oficina, creada por el gobierno de Obama, se encargaba de realizar el seguimiento y monitoreo de los expresos de Guantánamo. 

El cierre de la oficina se produce como señal de que Trump llevará adelante su promesa de mantener abierta la prisión militar donde hoy hay 40 presos. 

Según McClatchy, el de Diyab es "uno de los ejemplos más evidentes" de las consecuencias del cierre de esta oficina. El exrecluso, que en junio se fue a Turquía con un pasaporte falso, fue detectado en la zona centro-sur de Turquía. Allí habría entrado y salido de la provincia de Idilib (Siria). Esa zona es controlada por el Frente Al-Nusra, un grupo yihadista salafista conocido como "Al-Qaeda en Siria", enfrentado al gobierno de Bashar Al-Assad. La información fue aportada por una fuente diplomática siria, citando a la inteligencia siria.

La madre de Diyab se encuentra en Turquía recibiendo atención médica en Turquía, según la misma fuente.

Diyab, de origen libanés, huyó de Siria en el 2000 y fue capturado por la inteligencia estadounidense en Pakistán en 2002, por su presunto vínculo con grupos yihadistas. Fue trasladado a Guantánamo y permaneció allí hasta que en 2014, gracias a un acuerdo entre el gobierno de Obama y el de José Mujica, viajó en calidad de refugiado.

Desde entonces, intentó abandonar Uruguay en reiteradas oportunidades, con el argumento de que quería reunirse con su familia. Estuvo en Brasil, Venezuela, Marruecos y Sudáfrica, siempre debiendo retornar a Uruguay porque los países no le permitían ingresar. Finalmente en junio logró llegar a Turquía.

En declaraciones a la agencia McClatchy, un asistente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes estadounidense dijo que Siria es "el peor lugar para que aparezca un [exdetenido] enojado".

El último enviado del Departamento de Estado para el cierre de Guantánamo, Lee Wolosky, dijo que había estado recibiendo llamadas telefónicas de enviados extranjeros y otras personas preocupadas. Asimismo, describió la desaparición de Diyab como "particularmente preocupante".

"Trabajamos bastante para asegurarnos de que se quedara en Uruguay en la administración de Obama", señaló. "No solo estaba (mentalmente) dañado, sino que era alguien que yo pensaba que era peligroso", dijo Wolosky sobre Diyab.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)