CRISIS POLÍTICA

División en la oposición venezolana solo beneficia a Nicolás Maduro

Polémica sobre si presentarse a las elecciones legislativas de diciembre.

Capriles: el líder opositor en 2017, cuando fue inhabilitado por 15 años por el régimen de Maduro para ejercer cargos públicos. Foto: Reuters
Capriles: el líder opositor en 2017, cuando fue inhabilitado por 15 años por el régimen de Maduro para ejercer cargos públicos. Foto: Reuters

¿Votar o abstenerse? La decisión ensancha la fractura en una oposición de por sí llena de divisiones. Las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre alimentan una pugna política en Venezuela donde el ganador indiscutible es el presidente Nicolás Maduro, según los analistas.

Apegados a la estrategia del líder opositor Juan Guaidó, una treintena de partidos que conforman la mayoría opositora declinaron participar en unos comicios que tildan de fraude.

En otra esquina están también opositores como el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, quien emerge tras pasar años de bajo perfil. “No nos vamos a resignar, ni le vamos a regalar a Maduro la Asamblea Nacional, ni le vamos a regalar nada (...) siempre será mejor jugar a la democracia, siempre”, dijo Capriles.

Inhabilitado en 2017 para ejercer cargos públicos durante 15 años, Capriles sigue siendo un “político de peso”, dice el analista Luis Salamanca.

El desacuerdo en torno a participar o no en las parlamentarias ha generado “el peor cisma de la oposición en los últimos 20 años, en donde el gran ganador es el gobierno”, asegura Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello.

La grieta se abrió más después de que Maduro indultara el 31 de agosto pasado a 110 opositores, entre ellos 26 parlamentarios a quienes les fue despojada su inmunidad, varios de ellos en el exilio y otros excarcelados.

Américo de Grazia, uno de los legisladores indultado, residenciado en Italia, declaró a AFP que Maduro busca “crear una oposición a su medida, que sea complaciente”.

Los indultos se dieron en medio de negociaciones en las que participaron Capriles y el diputado Stalin González, hasta hace poco un cercano colaborador de Guaidó, que reaccionó expresando su “desconocimiento” por lo que calificó como “negociaciones inconsultas” realizadas “a título personal” por ambos opositores.

Luis Vicente León, de la firma Datanálisis, comentó a AFP que “la abstención pasiva parte de un error, el error de que todo el mundo te va a reconocer permanentemente sin límite como gobierno interino”.

Guaidó ha gozado de un gran respaldo internacional desde que se reclamó presidente interino en enero de 2019 en su condición de presidente de la Asamblea Nacional, luego que el legislativo declarara ilegítima la reelección de Maduro en mayo del 2018 en comicios considerados fraudulentos. Pero a pesar del apoyo, el líder opositor no ha conseguido sacar a Maduro del poder.

“¿Cuál es el plan? (...) ¿Jugar a ser presidente por internet?”, lanzó Capriles sin nombrar explícitamente a Guaidó.

Con la ruptura del boicot, es “un escenario bastante probable que en diciembre (la oposición) obtendrá el 30% del Parlamento, dando paso a una nueva geopolítica del poder en Venezuela”, sostiene el politólogo Jesús Castillo-Molleda. Luego de ello, “figuras como Guaidó se irán al exilio y serán olvidados”, asiente.

La Constituyente que no reformó nada
Maduro con Diosdado Cabello en la Constituyente chavista. Foto: Reuters

La oficialista Asamblea Constituyente no presentará un proyecto de reforma de la Constitución, ni someterá a referendo las leyes que aprobó, dijo ayer domingo su presidente Diosdado Cabello.

La controvertida constituyente, que según el presidente Nicolás Maduro redactaría un nuevo texto constitucional, entró en funciones en agosto 2017 y prorrogó su vigencia en varias oportunidades, la última vez fue hasta finales de año.

Este organismo oficialista sancionó leyes y aprobó levantamientos de inmunidades parlamentarias a varios legisladores opositores, algunos de ellos recibieron indultos del régimen la semana pasada.

La constituyente con 545 miembros fue instalada en 2017, en medio de una ola de protestas que dejó unos 120 muertos.

Maduro, que suele llamar al líder opositor Juan Guaidótítere” de Estados Unidos, dijo que la iniciativa de la Constituyente con poderes plenipotenciarios, buscó pacificar el país, pero la oposición consideró que esa era una vía para perpetuarse en el poder.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados