FUTURO EN SIRIA

Si discuten a al Asad, "no hay diálogo"

Damasco recalcó el sábado que el futuro del presidente sirio Bashar al Asad sigue siendo una "línea roja" y que no discutirá de este tema con la oposición ni con el enviado de la ONU en las negociaciones que se reanudan hoy en Ginebra.

"No negociaremos con nadie que quiera discutir de la presidencia. Bashar al Asad es una línea roja y si ellos quieren continuar con esa posición mejor que no vayan" a Ginebra, declaró el sábado el canciller sirio, Walid Muallem, refiriéndose a la oposición.

Asimismo, el emisario de Naciones Unidas Staffan de Mistura "no tiene derecho" a hablar de las futuras elecciones presidenciales en Siria, afirmó Muallem.

"Eso es responsabilidad exclusiva del pueblo sirio", declaró en una conferencia de prensa.

De Mistura había afirmado el viernes pasado que en la agenda de las negociaciones de paz en Ginebra "habrá tres puntos: un nuevo gobierno inclusivo, una nueva Constitución y nuevas elecciones (...) en un plazo de 18 meses a partir del inicio del diálogo".

A su vez, el Alto Comité de Negociaciones (ACN), que reúne a los grupos clave de la oposición siria, había anunciado que participará en las negociaciones e impulsará la formación de un "gobierno transitorio dotado de todos los poderes ejecutivos", en el cual "no hay lugar" para Asad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados