DÍA DE MANIFESTACIONES

Discriminan y relegan a las mujeres en EE.UU.

Reciben salarios más bajos que los hombres y tienen 20% de las bancas en el Congreso.

Scarlet Johansson dirige su mensaje en la manifestación realizada en Los Ángeles. Foto: Reuters
Scarlett Johansson dirige su mensaje en la manifestación en Los Ángeles. Foto: Reuters

Es el país más poderoso del mundo y la primera potencia económica, pero las mujeres de Estados Unidos ganan un 83 % del salario de los hombres por hacer el mismo trabajo y en el Congreso solo cuentan con un 20 % de representación.

Por cierto, la desigualdad salarial también se da en otros países del mundo desarrollado.

La igualdad entre hombres y mujeres está lejos de alcanzarse en el país, aunque la victoria de Donald Trump sobre la excandidata del Partido Demócrata a la Presidencia, Hillary Clinton, ha supuesto un antes y un después en la reivindicación de las mujeres.

"Un problema fundamental es que la mujer no se ve en posiciones de poder. Lo emocionante es que ahora eso ha cambiado. Antes de Trump casi teníamos que rogar para que las mujeres se presentaran a cargos políticos. Este año hemos recibido 26.000 peticiones", explica a Efe Vanesa Cárdenas, portavoz de la organización para el empoderamiento político de las mujeres progresistas Emilys List.

"Para las mujeres ha sido un shock que una mujer como Hillary, totalmente preparada y con la experiencia más que suficiente, perdiera contra un hombre como Trump", agrega Cárdenas, lo que ha generado un "despertar" entre las estadounidenses.

Y es que en Estados Unidos las mujeres tendrían que trabajar 44 días más que los hombres al año para obtener el mismo salario, con la misma preparación y el mismo tipo de trabajo, según reveló un estudio reciente del Centro de Investigaciones Pew.

Pero no solo eso, además, de los 100 escaños que conforman el Senado de Estados Unidos, solo 22 son ocupados por mujeres; mientras que de 435 asientos de la Cámara Baja, tan solo ocupan 84.

Cárdenas insiste en que es precisamente esta infrarrepresentación política lo que hace que Estados Unidos no avance en políticas de igualdad, como una ley promovida en varias ocasiones por los demócratas para obligar a las empresas a la igualdad salarial, un proyecto que siempre se ha estrellado en el Congreso.

"Cuando hay más mujeres sobre la mesa, los asuntos de las mujeres se abordan más, como la salud reproductiva o el cuidado infantil", recuerda.

Brecha salarial.

Kate Bahn, economista del centro de estudios Center for American Progress, considera en entrevista con Efe que uno de los aspectos que más contribuyen a "la brecha salarial de género persistente" es la segregación ocupacional.

"Las mujeres se clasifican en ocupaciones que tienden a tener salarios más bajos, como los maestros de preescolar, en su mayoría mujeres, ganando menos que los conductores de camiones, en su mayoría hombres, aunque ambos requieren niveles similares de educación", explica.

"La segregación ocupacional es notablemente constante en todo el mundo, pero la forma en que valoramos los trabajos asociados con las mujeres se puede abordar a través de cambios políticos y culturales", insiste.

La especialista en economía de género pone sobre la mesa un dato incluso más preocupante: "Dado que las mujeres en promedio tienen niveles de educación más altos que los hombres en Estados Unidos, la educación en realidad tiene un efecto negativo en la brecha salarial de género: las mujeres más educadas enfrentan una brecha salarial de género más alta".

ESCENARIO.

Estrellas de Hollywood movilizadas en protesta.

Las "Marchas de las Mujeres" volvieron a tomar este fin de semana las calles de Estados Unidos para reclamar la igualdad y el fin de la discriminación y de la intolerancia.

Ciudades como Las Vegas, Nueva York o Los Angeles acogen multitudinarias protestas como las que se vivieron el 21 de enero de 2017, cuando millones de personas se concentraron como reacción a las ideas machistas de Donald Trump que ganó, pese al revuelo que provocaron en la campaña electoral.

Con la protesta de Washington como punta de lanza, que fue replicada en urbes dentro y fuera de Estados Unidos, las "Marchas de las Mujeres" de 2017 fueron la primera y contundente llamada de atención a Trump tan solo un día después de que pisara el Despacho Oval.

Ayer, en Los Ángeles entre las oradoras figuraron las actrices Eva Longoria, Natalie Portman y Scarlett Johansson. La ciudad todavía está frotándose los ojos por la gigantesca cascada de agresiones sexuales conocidas tras el escándalo de Harvey Weinstein.

Las Vegas acogerá hoy domingo la manifestación central que no se restringirán a exigir la igualdad para las mujeres sino que también servirán para reclamar el respeto a la diversidad racial, religiosa y sexual. FUENTE: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)