ESPAÑA

La discordia es real en el palacio

La Reina Letizia pasó de admirar y elogiar a la Reina Emérita Sofía a una relación deteriorada.

Cordiales: Letizia abre la puerta del auto para que salga Sofía, ayer, en el hospital Sanitas La Moraleja. Foto: EFE
Cordiales: Letizia abre la puerta del auto para que salga Sofía, ayer, en el hospital Sanitas La Moraleja. Foto: EFE

Cuando en noviembre de 2003 se anunció el compromiso de don Felipe con Letizia Ortiz, la entonces Reina de España se convirtió en un apoyo fundamental para la recién llegada. Testigos de aquella época no dudan en asegurar que la Reina Sofía "adoptó" a la novia de su hijo. Se ocupó de mostrarle el camino. Fue tal la complicidad entre ambas, que Letizia quiso agradecer el apoyo en las que fueron sus primeras declaraciones. Fue en una escena que ha pasado ya a la historia porque mandó callar a Felipe para poder terminar el pequeño discurso que se había preparado para pronunciar ante los medios congregados ese día en el Palacio de El Pardo. "A partir de ahora y de forma progresiva voy a integrarme en esta nueva vida con las responsabilidades que conlleva y con el apoyo y cariño de...", dijo Letizia Ortiz. El Príncipe la cortó y ella pidió: "Déjame terminar... Con el cariño de los Reyes y el ejemplo impagable de la Reina".

Esas palabras fueron una auténtica declaración de intenciones sobre cuál era su modelo de reina. Pero han pasado 15 años y las cosas han cambiado.

Ese apoyo de la Reina Sofía contrastaba con el trato bien distinto que la recién llegada recibía de sus cuñadas, las infantas Elena y Cristina que nunca han tenido una relación cercana con ella, pese a la excelente relación que siempre han mantenido los tres hermanos, solo alterada por el estallido del caso Nóos.

El nacimiento de la princesa Leonor y de la infanta Sofía marcó un antes y un después en la relación entre suegra y nuera. La llegada de las niñas hizo más fuerte a Letizia, que para entonces ya estaba más familiarizada con las cuestiones de palacio y dispuesta a marcar su territorio.

Distancia.

Sofía, pese a las críticas, se ha declarado muchas veces madre y abuela antes que reina. Lo ha dejado claro, por ejemplo, en su relación con la familia Urdagarin-Borbón. Por eso, la llegada de Leonor y Sofía —las niñas de su adorado hijo por quien siente una reconocida debilidad— supuso una gran alegría para ella. Sofía estaba acostumbraba a visitar algunas tardes a las niñas hasta que se le hizo ver que no era bien recibida ya que alteraba la rutina de las pequeñas —los Reyes eméritos y los Reyes de España residen en el recinto del palacio de La Zarzuela en viviendas separadas solo por un kilómetro—.

La madre de Felipe VI se ha quejado en pequeños círculos de lo poco que coincide con sus nietas. Felipe ha sido quien ha intentado siempre unir. Hasta que fue Rey se ocupaba personalmente de llevar a sus hijas a visitar los viernes al ahora Rey Emérito Juan Carlos, que tampoco tiene mucho trato con Leonor y Sofía.

Paralelamente, la presencia de la madre de Letizia, Paloma Rocasolano, se ha ido haciendo cada vez más habitual en La Zarzuela. La Reina recurre a ella para que se ocupe de las niñas cuando ella viaja, aunque hay dos institutrices contratadas, y también para que compartan mucho tiempo de ocio.

El relevo en la Corona en 2014 estableció otro cambio de poder dentro de la Familia Real. Letizia, una vez más, quiso marcar su territorio; dejó claro que ella era quien poseía a partir de ese momento el mando. Fuentes conocedoras de esta nueva situación aseguran que la Reina no quería sentirse "humillada" como Sofía por Juan Carlos.

Tensión.

Además, desde la proclamación de Felipe VI, el propio aparato de la Casa del Rey tomó la decisión de apartar de la agenda oficial a los reyes Juan Carlos y Sofía, dejando todo el espacio a los nuevos monarcas. Sin embargo, después del error cometido por La Zarzuela al dejar fuera al rey Juan Carlos de la celebración del 40 aniversario de la democracia en España (28 de junio de 2017), cambió la política de reparto de papeles públicos de los cuatro reyes. A partir de ese momento, se fueron deteriorando más las relaciones de Letizia y Juan Carlos y Sofía.

En el palacio el deterioro en las relaciones entre ambas es evidente. Hay dos familias, la real que aparece en las fotos y la doméstica. En esta última versión las relaciones no son nada fáciles pese a los enormes esfuerzos que hace Felipe VI por intentar unir.

Este año, el Felipe VI logró que su padre Juan Carlos regresara a Palma de Mallorca para la foto de la Misa de Pascua de la que desapareció en 2013.

El Rey emérito llegó a la isla con el tiempo justo, procedente de Arabia Saudita donde pasó unos días de descanso.

Felipe, Letizia y sus hijas hicieron lo mismo: descansaron en algún lugar no desvelado por el palacio al considerarse un "asunto privado" y se incorporaron a la Misa de Pascua. Fue Sofía la única que pasó las vacaciones en la isla.

La foto frustrada que comentan todos

Un video en el que parecen discrepar la reina Letizia y su suegra, la reina Sofía, es el centro de debate en España tras popularizarse en los diarios y a través de las redes sociales.

La familia real asistió a la misa del Domingo de Resurrección en la catedral de Palma de Mallorca y a la salida del templo esperaban los reporteros gráficos. Al final oficio, al reina Sofía pone sus manos sobre los hombros de sus nietas Leonor y Sofía para posar ante los gráficos, pero la reina Letizia se cruza por delante, un gesto que dificulta la foto. Se observa cómo la esposa de Felipe VI se acerca a sus hijas y a su suegra para decirles algo y toca el pelo a Leonor, Princesa de Asturias y herederas de la Corona, que en ese momento aparta de su hombro la mano de su abuela. La Casa del Rey no se ha pronunciadosobre el video. FUENTE: EFE

Un video que muestra la tensión de las reinas

El vídeo registrado en la puerta de la Catedral de Palma de Mallorca muestra la tensión entre las reinas Letizia y Sofía cuando esta pretende hacerse una foto con sus dos nietas. La oposición de Letizia a este posado lo dice todo, como también las palabras de mediación del rey Felipe VI al descubrir la escena y la mirada del rey Juan Carlos y su gesto de apartarse de ese foco de tensión.

Los políticos han evitado comentar el video, aunque sí lo ha hecho Pedro Sánchez, líder del PSOE, para decir de modo gráfico que "en todas las casas se cuecen habas". De inmediato aclaró: "No es mi caso porque tengo una relación extraordinaria con mi suegro. La relación con la familia política siempre es compleja".

Sofía y Letizia se muestran en cordial conversación

Ayer, la familia real mostró una imagen de armoniosas relaciones. En efecto, el rey Felipe VI, las reinas Letizia y Sofía, concurrieron al hospital Sanitas La Moraleja, en Madrid, donde el rey Juan Carlos fue sometido a una intervención de una de su rodilla derecha, la que tuvo resultado satisfactorio. Letizia y Sofía aparecieron sonrientes y conversando cordialmente ante los fotógrafos. Poco después se les unió Felipe VI.

Imma Aguilar, amiga de Letizia, tras hablar con ella días pasados, aseguró que esta se encontraba “preocupada y bastante desolada, ya que está muy comprometida con el cuidado de su imagen y la de sus hijas”. Estimó que su comportamiento fue “una tontería”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)