ARGENTINA

Disciplina fiscal y contención del dólar, los objetivos del gobierno de Macri

El nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, llamó al diálogo a la oposición; “el mercado presta más atención al futuro”, dijo.

El presidente Macri saluda a Hernán Lacunza, su nuevo ministro de Economía. Foto: AFP
“Quiero pedirte que en cada decisión que vayas a tomar en los próximos meses siempre tengas tu foco en cuidar a los argentinos”, dijo Macri a Lacunza. Foto: AFP

Disciplina fiscal y contención del dólar. Esos son los objetivos del nuevo ministro de Hacienda de Argentina, Hernán Lacunza, que ayer martes asumió la conducción de la política económica para el tramo final del gobierno de Mauricio Macri.

Serán cuatro meses -con elecciones en el medio, el 27 de octubre y un eventual balotaje el 24 de noviembre- hasta la asunción de la nuevo gobierno el 10 de diciembre, hoy casi en manos del candidato opositor Alberto Fernández, que lleva como vicepresidenta a Cristina Kirchner y que votó 15 puntos por encima de Macri en las primarias del domingo 11.

La mala votación de Macri, que lo alejan de la reelección, provocó una turbulencia en los mercados en Argentina y la renuncia de Nicolás Dujovne.

El nuevo ministro dijo que Argentina vive un “momento complejo” pero aseguró que el país “tiene sobrados argumentos para poder salir adelante y garantizar la tranquilidad en este proceso electoral”.

Lacunza señaló que su “objetivo de primer orden” será la estabilidad del tipo de cambio, luego de que la semana pasada el precio del dólar acumulara un alza del 23,3%. Según el ministro, el dólar, que ayer martes cerró a 57 pesos para la venta, sin cambios respecto al viernes ya que el lunes no hubo operaciones por ser festivo en Argentina, está “largamente por encina de su valor de equilibrio” y “no hace falta un tipo de cambio más alto”.

Hernán Lacunza en el Ministerio de Economía. Foto: La Nación | GDA
Hernán Lacunza en el Ministerio de Economía. Foto: La Nación | GDA

Lacunza dijo que contener esta volatilidad no será posible sin una política fiscal consistente y en este sentido aseguró que se cumplirán las metas fiscales de lograr el equilibrio primario este año incluido en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un auxilio financiero por 56.300 millones de dólares.

El nuevo ministro afirmó que las medidas adoptadas la semana pasada para paliar las consecuencias de la volatilidad cambiaria “no ponen en riesgo” el cumplimiento de las metas fiscales “porque están autofinanciadas con la mayor recaudación” tributaria que habrá hasta finales del año.

En sintonía con Lacunza, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, aseguró que su “objetivo prioritario” también es la estabilidad financiera. “Seguiremos interviniendo en el mercado cambiario en la medida en que las condiciones así lo requieran”, prometió.

“Creo que debe el presidente cuidar las reservas, pero parecen decididos a liquidarlas para mantener el precio del dólar”, criticó Fernández.

“Yo dije que el dólar a 60 pesos está bien”, insistió en una entrevista con Radio 10.

Con respecto a la inflación, que acumuló un alza del 25,1% en los primeros siete meses del año, Sandleris dijo que hay que ser “realistas” ya que el salto reciente en el dólar “tendrá, y ya está teniendo, un impacto negativo en los precios”.

“La inflación lamentablemente subirá en agosto y el septiembre”, admitió Sandleris, quien de todas maneras se mostró confiado en que se podrá “retomar el sendero de reducción de la inflación”.

El economista Matías Rajnerman, de la firma Ecolatina, dijo que “se calmaron los temores y las tensiones de corto plazo”, con la asunción de Lacunza. “Pero la situación de Argentina sigue siendo igual de delicada, y la Bolsa no se va a recuperar a la misma velocidad que el tipo de cambio”, explicó.

Foto: La Nación | GDA
Foto: La Nación | GDA

El lunes se derrumbaron las acciones argentinas en Nueva York y el riesgo país medido por el JP Morgan superó los 1.800 puntos. Fitch y S&P degradaron el viernes la nota de la deuda argentina y la primera alertó sobre un default.

En ese contexto, Lacunza hizo ayer martes un llamado al diálogo a los candidatos presidenciales. “El mercado presta más atención al futuro que al presente. A veces más importante que lo que pueda hacer el gobierno es lo que pueda decir la oposición”, dijo.

Fernández, que ya días atrás había descartado la posibilidad de una cesación de pagos en caso de que gane la presidencia, reiteró este martes que “nadie ha padecido más el default que yo, nadie lo quiere. Puedo ayudar a dar esta certeza”.

Fernández evocó así el período en que fue jefe de Gabinete de Néstor Kirchner (2003-2007), luego de que Argentina declaró la cesación de pagos sobre su deuda de 100.000 millones de dólares en 2001.

Lacunza “tiene sus manos atadas por el marco del FMI ya que Argentina tiene metas fiscales que necesita alcanzar (...) Espero que la moneda se mantenga en el actual nivel en las próximas semanas, creemos que es un valor justo”, afirmó Edward Glossop, economista para América Latina de Capital Economics.

Las primarias del domingo 11 funcionaron como un preciso sondeo de lo que podría suceder en octubre. El Frente de Todos, de Fernández-Kirchner, consiguió el 47,7% de los votos, contra el 32,1% de Juntos por el Cambio, la coalición de Macri. De repetirse el resultado en octubre, Fernández lograría la presidencia sin necesidad de un balotaje.

Candidato opositor al teléfono

Alberto Fernández volvió a hablar por teléfono con el presidente Mauricio Macri y se mostró dispuesto a que sus asesores en materia económica participen del diálogo convocado por el gobierno. “Lo que hablamos queda entre nosotros, pero fue una charla franca y en muy buen tono, de mucho respeto y cordial”, dijo el candidato opositor. Fernández, que ya había hablado con el mandatario el miércoles pasado, contó que este lunes conversó con Macri de la caída que estaban registrando los activos argentinos en la bolsa de Nueva York. El postulante por el Frente de Todos descartó una reunión presencial con el mandatario. “No tengo nada que hacer en la Casa Rosada”, aseveró Fernández.

FMI enviará un equipo técnico

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció ayer martes que enviará “pronto” un equipo técnico a Argentina, anunció el portavoz del organismo, Gerry Rice, en un comunicado, sin dar más detalles sobre esta futura visita.

Rice aseguró que el FMI está siguiendo “de cerca” el desarrollo de los acontecimientos en Argentina, en referencia a la mala votación en las elecciones primarias del presidente Mauricio Macri, que fue el encargado de acordar con el FMI un préstamo de unos 57.000 millones de dólares para reactivar la economía de su país. “Estamos en diálogo continuo con las autoridades mientras trabajan en sus planes de políticas para abordar la difícil situación que enfrenta el país”, añadió Rice.

Otra caída en la bolsa porteña.

El índice S&P Merval de las acciones de las empresas líderes que se cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cerró ayer martes con una caída del 10,45%, en una continuidad de las fuertes turbulencias desatadas la semana pasada tras las elecciones primarias de Argentina.

Bolsa de Buenos Aires. Foto: AFP
Bolsa de Buenos Aires. Foto: AFP

Las acciones que más perdieron fueron las de Banco Macro (-17,66%), Grupo Supervielle (-16,76%) y Grupo Financiero Galicia (16,19 %). Analistas interpretaron la reacción negativa de este martes como un acomodamiento de la plaza bursátil local al derrumbe que experimentaron los activos argentinos en la Bolsa de Nueva York el lunes, día en que el parqué de Buenos Aires no operó por ser festivo en Argentina.

Opinan los economistas.

Joseph Stiglitz | Premio Nobel de Economía
Joseph Stiglitz
Bajo crecimiento

“El problema es que las políticas a las que se había comprometido el gobierno no conducían al crecimiento económico. (...) La austeridad y los presupuestos ajustados conducen a un bajo crecimiento y eso hace que la deuda sea menos sostenible”.

Marco Lavagna | Diputado Consejo Federal
Marco Lavagna
Tirar el acuerdo

El acuerdo con el FMI hay que “tirarlo a la basura” o “refinanciar los vencimientos”. “Creo que es esencial la estabilidad del tipo de cambio. Ninguna política puede llevarse adelante en un contexto de volatilidad”, dijo el hijo de Roberto Lavagna.

Guillermo Nielsen | Economista, asesor de Fernández
Guillermo Nielsen
No reestructura

“No está en nuestros planes reestructurar la deuda. Queremos evitar una situación de conflicto con los tenedores de bonos”, dijo Nielsen a la agencia Bloomberg, relativizando declaraciones del candidato opositor Alberto Fernández de este fin de semana.

Alberto Fernández: “El daño no se repara en dos meses”
Alberto Fernández. Foto: Reuters

“El daño que ya se hizo, no creo que se pueda reparar en dos meses”. Así reaccionó ayer el candidato opositor Alberto Fernández, favorito para ganar en octubre, luego de la asunción de Hernán Lacunza.

En una entrevista con Radio 10, Fernández le pidió a Macri que “no mezcle la campaña con el rol de presidente”.

“Lo que sucedió después de las PASO fue una profecía autocumplida por lo que ellos mismos dijeron”, sostuvo el candidato que sacó la mayor cantidad de votos en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). “Ellos decían: ‘Si no somos nosotros es el caos, si no gobernamos nosotros somos Venezuela’. Y entonces vino el caos”, explicó Fernández. “Macri está en una situación que no le deseo a nadie”, agregó el compañero de fórmula de Cristina Kirchner, y dijo que el peronismo está “lejos de ser la fuerza política que gobierna generando crisis”. “De hecho somos nosotros los que, históricamente, venimos siempre a solucionar las crisis”, dijo.

En relación a la fuerte devaluación del peso registrada después de las PASO, Fernández interpretó: “Los mercados saben que el gobierno tiene que pagar deudas, y que para contener el dólar van a tener que vender dólares... entonces actúan como actúan”. “El gobierno no está cuidando las reservas. El dólar estaba en 67 pesos hasta que yo dije que valía 60”, agregó. (La Nación/GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)