Felipe González acusado de “lobbista” y “comerciante”

Diputados chavistas critican "injerencia" de los españoles

Diputados venezolanos criticaron ayer al expresidente del Gobierno español Felipe González y al Congreso de este país por considerar que practican la injerencia en los asuntos internos al defender a opositores encarcelados como Leopoldo López y Antonio Ledezma.

Una delegación de parlamentarios chavistas, de camino hacia una reunión internacional en Vietnam, hizo una escala en Madrid y ofreció una rueda de prensa para opinar acerca de hechos como que el expresidente González haya asumido la defensa legal de López y Ledezma.

Según los diputados Darío Vivas y Gladys Requena, la decisión de González de defender a los opositores venezolanos encarcelados se debe a su buena relación con el expresidente Carlos Andrés Pérez, al que calificaron de "terrorista, represor y corrupto".

Vivas apuntó que González tenía "negocios" con Pérez, que fue jefe de Estado en los años 70 y 80 y fue destituido en 1993 por malversación.

Por su parte, Requena recordó que durante el mandado de González (1982-96) hubo en España "terrorismo de Estado" y por eso tiene relación con Pérez, a su vez "padrino político" del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, detenido en febrero pasado y al que definió como "represor y golpista".

"Felipe González no tiene moral, es un comerciante, un lobbista de las multinacionales", dijeron los parlamentarios venezolanos, que también criticaron que el Congreso español debata una proposición no de ley presentada por el Partido Popular (centroderecha) de condena de las detenciones de los opositores.

Según estos diputados, se trata de una injerencia española en los asuntos de Venezuela. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados