ACUERDO CON LOS HOLDOUTS

Diputados aprueban el acuerdo con los fondos

Una sesión de 20 horas llevó el debate, ahora pasa a Senado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Reuters.

Fue la primera sesión legislativa del año y bajo la presidencia de Mauricio Macri, como era de esperarse debido a la sensibilidad del tema fue larga, duró más de 20 horas y tuvo un intenso debate sobre tablas, en el que nadie quiso quedarse sin voz.

El clima dentro de la sala fue tenso aunque se impuso la concordia, pese a alguna que otra interrupción y a las idas y vueltas por los pasillos y despachos del Palacio por las que se fueron agregando modificaciones a la letra original a medida que avanzaban las horas.

El resultado se dio a conocer pasadas las 8:30 de la mañana: 165 votos afirmativos, 86 votos negativos, ninguna abstención y 5 ausentes. Desde el oficialismo no hubo tiempo para reposar en esa victoria, para concretar el preacuerdo que obtuvieron con los holdouts más duros, esos llamados popularmente en el vecino país como "fondos buitre", en un inminente deadline de pago cash que vence el próximo 14 de abril. Así es que la ronda siguió la misma tarde de ayer en la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado con la exposición del ministro Alfonso Prat Gay y el procurador general del Tesoro, Carlos Balbín. En conferencia de prensa, el presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo, señaló que "esperaban" tener los votos necesarios en su Cámara, y que antes de firmar el dictamen se realizarán sesiones de comisión con gobernadores, sectores trabajadores y empresarios y nuevamente con economistas.

La idea del oficialismo es que los senadores voten la última semana de marzo, y la cantidad de rondas consultivas refiere a la necesidad de que el proyecto no sufra modificaciones por las que deba volver a tratarse en la Cámara Baja, lo que haría difícil llegar con los plazos y pondría en riesgo la concreción del acuerdo.

Plazo ajustado.

"Los tiempos son muy justos, pero nosotros apostamos a que con todas las modificaciones que hemos hecho en la sesión de Diputados, el Senado encuentre el proyecto lo suficientemente satisfactorio desde el punto de vista técnico. Por supuesto que también hay una decisión política que creemos va a ser mayoritaria ya que implica resolver este problema para que las provincias a la que los señores senadores representan tengan acceso de nuevo al crédito internacional", dijo a El País el diputado macrista Luciano Laspina, novel presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

"De haber alguna modificación naturalmente estaremos muy apretados, pero el 14 de abril no es una fecha escrita en piedra ya que se puede, de común acuerdo con las partes, extender en el tiempo sin demasiadas dificultades más que el costo reputacional que implica para Argentina el verse en una situación de relativo incumplimiento en la palabra empeñada", explicó el legislador.

Por su parte, el ministro Prat Gay deslizó la importancia para el gobierno de Macri de un voto positivo. "Ese apoyo es un paso importante para la gobernabilidad (de Macri), pero también para la gobernabilidad de toda la Argentina, porque también la posibilidad de financiamiento de las provincias y de los municipios está en juego", apuntó.

Lo que se vota.

El paquete base enviado por el macrismo al Congreso implica la derogación de la Ley Cerrojo (2005) que prohíbe al Poder Ejecutivo reabrir o mejorar la oferta en el proceso de canje de bonos en cesión de pagos respecto de lo ya canjeado; y la modificación de la Ley de Pago Soberanos (2014), con la que se intentó eludir el fallo de Griesa que bloqueó todo pago que la Argentina pudiera realizar hasta no llegar a un acuerdo con aquellos que no ingresaron en los canjes exponiendo como sede de pago a Buenos Aires o Francia. A su vez, contempla condiciones del juez neoyorkino y de los holdouts para cerrar el acuerdo, y avala la toma de deuda por 12 mil millones de dólares para pagar lo que resta de la deuda en default.

Votos afirmativos, en contra y abstenciones.

De los 165 votos afirmativos, 88 correspondieron a la bancada completa de Cambiemos, 33 al massismo (Frente Renovador) y aliados, 26 al Partido Justicialista no kirchnerista, 8 a otros bloques, 5 al Frente Amplio Progresista (FAP) y 5 al Frente para la Victoria (FPV, kirchnerismo).

De los 86 votos en contra 77 fueron del FPV, que a pesar de la derrota simbólica votó de manera unida, 4 pertenecientes a los partidos de izquierda que mantienen su posición histórica sobre el no pago de la deuda y 3 del FAP, los pertenecientes al bloque de Libres del Sur de Victoria Donda.

No hubo abstenciones, pero sí ausentes que llamaron la atención, entre ellos el diputado Alejandro Ramos le restó un voto al FPV; el PJ no K Eduardo Fabiani no se apareció en la votación; y Felipe Solá, Facundo Moyano y Héctor Deer, decidieron ausentarse para no desairar la unidad de la bancada massista. Es que cuando en Diputados se había logrado dictamen y todo parecía estar dispuesto para un quórum y posible resolución favorable con la ayuda del bloque UNA que lidera Sergio Massa, el viernes pasado, la Cámara de Apelaciones de Nueva York congeló una reciente decisión de Griesa por la que se levantaban los embargos contra la Argentina. Las dudas sobrevinieron y fue el turno de Macri de salir al cruce exponiendo un escenario "de ajuste e hiperinflación" si no se llegaba a un acuerdo. Los kirchneristas vieron con irritación la votación positiva al acuerdo del bloque izquierdista FAP.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados