BRASIL

Dilma Rousseff fue destituida por el Senado, pero no será inhabilitada

La Cámara alta votó por 61 contra 20 a favor del impeachment y puso fin a la era del Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno. De todos modos, podrá ocupar un cargo público

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma Rousseff durante su defensa en el Senado. Foto: REUTERSq

La Cámara de Senadores de Brasil votó afirmativamente por 61 votos contra 20 por la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, poniendo fin a la era del Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno. No hubo abstenciones.

De esta forma, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), deja ser presidente interino para quedar confirmado en el cargo hasta el 1° de enero de 2019.

Prestará juramento ante el Parlamento hoy, antes de viajar a China rumbo a la cumbre del G20 el fin de semana, donde pretende participar ya con el título oficial de presidente.

Rousseff no quedará inhabilitada

El Senado de Brasil decidió mantener los derechos políticos a Dilma Rousseff, a pesar de la destitución. De esta forma, la mandataria podrá volver a ocupar un cargo público y a presentarse en elecciones.

En la votación, 42 senadores se inclinaron por inhabilitar a Rousseff, 36 votaron a favor de mantenerle los derechos y 3 se abstuvieron, por lo que no se alcanzó los dos tercios (54 votos) de la Cámara Alta necesarios para aprobar este tipo de mociones.

Rousseff tiene 68 años y si era inhabilitada por ocho años, como establece la legislación brasileña, sólo podría volver a presentarse a unas elecciones con 76 años de edad.

El senador Lindbergh Farias, del PT, leyó artículos de la ley que establece las reglas de los procesos de destitución, que data de 1950, de la Constitución de 1988 y de sentencias del Tribunal Supremo para argumentar la petición de que se realicen dos votaciones.

En 1992 el entonces presidente Fernando Collor de Mello renunció a la Presidencia instantes antes de que el Senado celebrase la votación de su destitución, en un proceso similar al que enfrenta Rousseff, pero el Senado decidió inhabilitarle del mismo modo.

En el debate de hoy, Collor, que actualmente es senador, se opuso a que se celebren dos votaciones pues, según él, no se puede hacer una "interpretación troceada" de la Constitución.

Una vez oídos argumentos a favor y en contra, el presidente del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowski, aceptó la petición después de una larga argumentación en la que se basó en el regimiento interno del Congreso.
 (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)