Enfrentados

Diarios defienden libertad de prensa y Trump contraataca

Denuncian peligrosa posición del presidente que los califica de enemigos.

Relación tensa: el presidente Donald Trump responde a preguntas de los periodistas después de un acto y no elude las criticas a los medios. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

"Los periodistas no son el enemigo". Injuriados por Donald Trump, más de 300 diarios estadounidenses respondieron ayer jueves publicando coordinadamente editoriales para insistir sobre la importancia de la libertad de prensa, que es uno de los pilares de la democracia y de las sociedades occidentales y siempre ha sido respetada en Estados Unidos.

Liderados por The Boston Globe, que lanzó un llamado acompañado por el hashtag #EnemyofNone (Enemigo de ninguno), más de 200 diarios en todo el país se unieron a la campaña.

"Hoy en Estados Unidos tenemos un presidente que ha creado un mantra de que los miembros de los medios que no apoyan flagrantemente las políticas de la actual administración estadounidense son el enemigo del pueblo", señaló el editorial del Globe.

"Esta es una de las muchas mentiras que ha arrojado este presidente, al igual que un charlatán de antaño arrojó polvo mágico o agua sobre una multitud esperanzada", agregó en un artículo titulado "Los periodistas no son el enemigo". "

Las acciones de Trump también están alentando a fuertes líderes como Vladimir Putin en Rusia y Recep Tayyip Erdogan en Turquía a tratar a los periodistas como enemigos, argumentó el Globe.

The New York Times, uno de los objetivos más frecuentes de la crítica de Trump, publicó un editorial de siete párrafos bajo un título gigante con todas letras mayúsculas que decían "UNA PRENSA LIBRE TE NECESITA" y con la declaración de que solamente es justo que la gente critique a la prensa, digamos, por hacer algo mal.

"Pero insistir en que las verdades que no te gustan son noticias falsas es peligroso para la sangre de la democracia. Y llamar a los periodistas el enemigo del pueblo es peligroso, punto", escribió el Times.

La iniciativa se plasma en un momento particular: Trump multiplica ataques contra los medios, calificándolos regularmente de "Fake News" (Noticias falsas) ante cualquier información que pueda disgustarle. Sostiene fuertes enfrentamientos con la televisora CNN.

Para los defensores de la libertad de prensa, esa retórica amenaza la primera enmienda de la Constitución estadounidense, que protege la sacro santa libertad de prensa.

Algunos creen que los comentarios de Trump desencadenaron amenazas contra periodistas que cubrían sus eventos y también podrían crear un clima de hostilidad que abrió la puerta a ataques violentos como el que se produjo contra la Gaceta del Capital en Annapolis, Maryland, a fines de junio, en el cual cinco personas fueron asesinadas por un pistolero que tenía una relación conflictiva con el periódico.

Otros medios han defendido su papel resaltando que es un trabajo que le ahorra tiempo al contribuyente estadounidense.

"Los periodistas cubren aburridas reuniones gubernamentales y descifran fórmulas de financiación de escuelas públicas, para que no tenga que hacerlo" el lector, dice el Arizona Daily Star. "No es tan básico como la primera enmienda, pero puede ser útil".

Reacción.

Ante la publicación coordinada de los diarios, el presidente Trump reaccionó de inmediato a través de Twitter, que es el medio que usa todos los días para estar en contacto con los ciudadanos.

"No hay nada que quisiera más para nuestro país que una verdadera libertad de prensa. Es un hecho que la prensa es libre de escribir y decir lo que quiera, pero mucho de lo que se dice son noticias falsas, impulsando una agenda política o simplemente tratando de dañar a la gente. ¡La honestidad gana!", escribió Trump en Twitter. En otro mensaje atacó directamente a The Boston Globe. Se burló de sus problemas financieros en el pasado y de embarcarse en una "colusión con otros diarios por una prensa libre".

En otro posteo, Trump prosiguió el contragolpe: "Los medios de noticias falsas son el partido de la oposición . Esto es muy malo en nuestro Gran País... ¡Pero, estamos ganando!".

Poco después de los mensajes del presidente, el Senado aprobó una resolución que, sin citarlo, afirma que la prensa no es el enemigo del pueblo y ratifica el papel vital e indispensable de la prensa libre.

El lema: "Periodistas no son el enemigo"

The Boston Globe lideró la acción coordinada de los diarios en defensa de la libertad de información y de opinión. El diario, fundado en 1872, hizo hincapié, en su editorial, en la acusación que hace Donald Trump a los periodistas de ser los enemigos del pueblo, por considerar que es peligrosa para la libertad de prensa, protegida en la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

"Llamar a la prensa el enemigo del pueblo al tiempo que va contra los valores estadounidenses es también un peligro para el tejido cívico que hemos compartido durante más de dos siglos", afirmó el diario en su pieza de opinión.

Ausencias notables por discrepar con la acción

Los editoriales en defensa de la libertad de prensa abarcaron a diarios desde el Estado de Maine hasta el de Hawái. Sin embargo, hubo también ausencias notables de diarios conocidos, como The Washington Post, The Wall Street Journal o The San Francisco Chronicle. Este último justificó su ausencia esgrimiendo que, pese a la "seria amenaza" democrática que suponen los ataques de Trump, valora la independencia periodística y que unirse a un clamor colectivo iba en contra de eso. También sostuvo que la iniciativa puede reforzar al argumento de Trump y sus fieles de que los medios están en su contra. EL PAÍS DE MADRID

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º