CAMPAÑA 

Día Mundial del Refugiado: aún más vulnerables en medio de la pandemia 

Más de 80 millones de personas se encuentra desplazada de su hogar y país en todo el mundo. El COVID-19 tampoco perdona y los refugiados son de los grupos más desprotegidos frente al contagio. 

Vista del campo de desplazados en el territorio de Djugu, en el noreste de la República Democrática del Congo
Vista del campo de desplazados en el territorio de Djugu, en el noreste de la República Democrática del Congo

La pandemia del COVID-19 está impactando de manera desproporcionada en las poblaciones más vulnerables del mundo: los refugiados, aquellos que piden asilo y fueron desplazados de sus hogares y sus países. Hoy son  casi 80 millones de personas alrededor del mundo según información de Médicos Sin Fronteras a El País. 

Vista del campo de desplazados en el territorio de Djugu, en el noreste de la República Democrática del Congo
Vista del campo de desplazados en el territorio de Djugu, en el noreste de la República Democrática del Congo

Cada dos segundos, una persona huye de su hogar por culpa de la guerra o la violencia.  La cantidad de desplazados hoy en el mundo es la mayor en la historia moderna.  Se escapan de peligros extremos, de la violencia de pandillas, de los bombardeos y además, ahora, se enfrentan a la pandemia del COVID-19.

MSF adaptó sus actividades en el campo de refugiados de Moria en Lesbos, Grecia, para hacer frente al COVID-19.
MSF adaptó sus actividades en el campo de refugiados de Moria en Lesbos, Grecia, para hacer frente al COVID-19.

Las formas indispensables para  prevenir el coronavirus como lavarse las manos, mantener la distancia física o consultar a un médico en caso de presentar síntomas pueden no estar al alcance de refugiados, desplazados y solicitantes de asilo que huyeron de sus hogares y actualmente viven en campos de refugiados, tiendas de campaña o centros de detención.

Actividades de promoción de salud en el campo de solicitantes de asilo en Matamoros, México.
Actividades de promoción de salud en el campo de solicitantes de asilo en Matamoros, México.

Médicos Sin Fronteras tuvo que adaptar sus programas mundiales frente a la pandemia del COVID-19.  Brindan asistencia humanitaria a comunidades vulnerables en más de 70 países, para hacer frente al nuevo coronavirus. La respuesta de MSF se centra en tres prioridades principales: apoyar a las autoridades para brindar atención a los pacientes con COVID-19; proteger a las personas vulnerables y en riesgo; y mantener en funcionamiento los servicios médicos esenciales.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados