DURAS BATALLAS

Día de caos y violencia por reforma jubilatoria de Macri

Tratan la ley en medio de incidentes en la calle y tensión en el Congreso.

VEA LA FOTOGALERÍA. Foto: AFP
Palos, piedras, gases y balas de goma dejaron decentas de heridos entre policías y manifestantes. Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: AFP
Foto: Reuters
Foto: Reuters
Foto: Reuters

El centro de Buenos Aires fue ayer lunes un caos. La tensión seguía anoche mientras la Cámara de Diputados debatía la reforma al sistema de ajuste de las jubilaciones. Este segundo intento del gobierno de Mauricio Macri por aprobar la reforma, como el primero del jueves pasado, provocó duros choques entre la policía y manifestantes convocados por los sindicatos y sectores de la oposición kirchnerista.

Los incidentes en la calle demoraron unas cinco horas el arranque del debate en Diputados; legisladores de la oposición kirchnerista pretendieron suspender la sesión igual que la semana pasada.

Chicanas cruzadas, acusaciones, gritos, insultos; mientras el kircherismo, la izquierda y el Frente Renovador reclamaban el levantamiento de la sesión, los diputados del oficialismo y de un sector del Partido Justicialista (PJ) se mantenían inmutables en sus bancas. En dos oportunidades se votó el levantamiento de la sesión: fueron rechazadas.

El debate se abrió a la hora 19 con la intervención del diputado Eduardo Amadeo, de la gobernante Propuesta Republicana (PRO), que defendió el proyecto impulsado por el oficialismo. En medio de gritos de reproche por parte de diputados opositores, Amadeo afirmó que la iniciativa tiene el "objetivo noble, justo y necesario" de "proteger" a los jubilados ante la actual fórmula que se utiliza para calcular los aumentos de las pensiones y que, a su juicio, resulta impredecible.

"Los jubilados van a estar mejor", aseguró Amadeo.

La reforma jubilatoria forma parte de un "pacto fiscal" firmado el mes pasado entre 23 de los 24 gobernadores y Macri, por el que la Nación girará fondos a las provincias que, en parte, provendrán del ahorro derivado de los cambios en el sistema de pensiones. (Ver nota en esta página).

"Extorsión".

"Si los diputados van a votar a favor porque sus gobernadores les dicen que, si no lo hacen, no van a llegar los fondos del Tesoro, en cualquier lugar del mundo eso se llama extorsión", afirmó el diputado Agustín Rossi, uno de los líderes de la oposición y exministro del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Amadeo respondió que el proyecto de ley no es el resultado de una "decisión autista" sino del "consenso" y de un "ejemplar respaldo político" que permitió que la iniciativa ya fuera aprobada en el Senado.

Actualmente, la jubilación mínima en Argentina es de 7.246 pesos, equivalente a 413 dólares.

"Golpe de Estado".

Mientras los diputados debatían, en los alrededores del Congreso y en otras zonas del centro de Buenos Aires, como la avenida 9 de Julio, lo que reinaba era el caos. Los disturbios entre la Policía y los manifestantes que protestaban contra la reforma dejaron más de 80 heridos y medio centenar de detenidos.

El Sistema de Atención Médica de Emergencias de Buenos Aires (SAME) informó sobre un total de 81 pacientes atendidos. Del total de los lesionados, 48 eran policías.

Los manifestantes, convocados por las organizaciones sociales y sindicales y apoyados por sectores de la oposición kirchnerista, se enfrentaron a la Policía arrojando piedras y botellas, quemaron objetos y tirando el vallado que cercaba el Palacio Legislativo. La Policía respondió con balas de goma y gas pimienta, así como chorros de agua.

La situación se desbordó al punto de que se le dio intervención a la Gendarmería, fuerza de naturaleza militar que depende del Ejecutivo nacional.

En ese contexto, la diputada oficialista Elisa Carrió acusó a los promotores de los incidente de pretender un golpe de Estado. Carrió señaló que, debido a los incidentes en las afueras del Congreso, "en términos jurídicos a eso se le llama Estado de hecho, que no es ni más ni menos (que) apartado del derecho. Eso se llama golpe de estado".

"Uno respeta al electorado que los votó, pero no para que tomen medidas que perjudican a una gran parte de la sociedad", dijo por su parte Carlos Acuña, uno de los líderes de la central obrera mayoritaria CGT (peronista), que había convocado a una huelga general para ayer lunes.

Los locales en todas las cuadras alrededor del Congreso permanecieron cerrados frente al temor a nuevos saqueos, cómo la semana pasada.

El gobierno impulsa modificar el cálculo de las jubilaciones para bajar un déficit fiscal estimado en 5% del Producto Interno Bruto (PIB), que permitiría en 2018 un ahorro de 100.000 millones de pesos (US$ 5.500 millones), una quinta parte del déficit.

La reforma previsional es la primera de una serie de planes que Macri —quien asumió en diciembre de 2015 tras 12 años de gobiernos kirchneristas— busca implementar para reducir el déficit estatal y los costos de producción de las empresas, en un intento por atraer inversiones extranjeras que impulsen la economía. En los próximos meses podrían aprobarse cambios fiscales, laborales y del mercado de capitales. CON DATOS DE LA NACIÓN, GDA.

Agresión a periodista con golpes y insultos.

En medio de la manifestación contra la reforma previsional, el periodista Julio Bazán —de TN y El Trece— fue increpado por un grupo de personas; algunas de ellas lo agredieron con patadas y hasta le arrojaron piedras mientras el hombre intentaba escapar del ataque en dirección a una boca de subte.

"Vos sos un mentiroso", le gritó una mujer al cronista, a quien le intentaron arrebatar el micrófono.

Bazán recibió golpes en la cara y hasta terminó con una quemadura en el rostro producto de una bomba de estruendo que estalló muy cerca de su cuerpo. Fue el segundo periodista de TN agredido por los manifestantes durante los incidentes en los alrededores del Congreso. También agredieron a periodista de otros medios.

Aumento cada tres meses y por inflación.

El proyecto de reforma previsional que trataba anoche la Cámara de Diputados, y que ya fue aprobado por el Senado, establece una nueva fórmula para el cálculo de la actualización de las jubilaciones. Está compuesta en una relación de 70/30 por la variación de precios (inflación) y el promedio de salarios de trabajadores en relación de dependencia. (Hoy el ajuste es semestral y se basa en 50% en la evolución de los salarios y 50% en la recaudación impositiva). La nueva fórmula, que se aplicaría cada tres meses a partir de marzo, no contempla la inflación del último trimestre de este año. El gobierno promete otorgar un bono compensador en marzo que, según asegura, alcanzaría a 10 millones de jubilados y beneficiarios de la AUH (Asignación Universal por Hijo).

Con esta promesa y el apoyo de varios legisladores del Partido Justicialista (PJ), el oficialismo confía en que alcanzará el quórum para aprobar el proyecto. Según sus números, tendría entre 140 y 150 diputados sentados en sus bancas

Para alcanzar este número será fundamental el aporte de varios gobernadores peronistas, que prometieron sentar a sus diputados para apoyar el proyecto. Los mandatarios acordaron aprobar la reforma previsional como parte de un paquete de medidas que plasmaron en un pacto fiscal que firmaron con el gobierno a principios de noviembre último

El proyecto genera un fuerte rechazo en un amplio espectro de la oposición, que sostiene que la nueva fórmula perjudicará a jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales, ya que la actualización será inferior a la que recibirían si se mantuviera la ecuación actual. EN BASE A LA NACIÓN, GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)