EN ESPAÑA

Detuvieron a un militar del avión de reserva de Bolsonaro con 39 kilos de cocaína

El militar, de 39 años, fue interceptado el martes en un control policial durante la escala que realizaba su avión en el aeropuerto de Sevilla , cuando se encontró la droga en la maleta.

Bolsonaro arriba a Japón para la cumbre del G20. Foto: Reuters
Bolsonaro arriba a Japón para la cumbre del G20; cara seria de preocupación. Foto: Reuters

El viaje del presidente brasileño Jair Bolsonaro a la cumbre del G20 en Japón, transcurrió en medio de un escándalo. Un militar que viajaba en la avanzada de Bolsonaro fue detenido el martes en una escala en el aeropuerto español de Sevilla con 39 kg de cocaína en su maleta.

La cocaína estaba distribuida en 37 tabletas. “En la maleta sólo había droga”, afirmó un portavoz de la Guardia Civil de Sevilla. El militar pasó a disposición judicial ayer miércoles, y un juzgado decretó su prisión provisional, sin fianza.

Bolsonaro, en tanto, partió en la madrugada de este miércoles de Brasilia a Osaka, donde mañana viernes comienza la cumbre del G20. El avión oficial en que Bolsonaro viajó a Japón tenía previsto hacer una escala para reponer combustible en Sevilla, pero esa parada técnica se realizó en Lisboa.

El militar detenido tiene 37 años, es un sargento del Ejército del Aire que viajaba como oficial al mando en el vuelo, concretamente en el Embraer 190, del Grupo de Transportes Especiales de la Fuerza Aérea.

Todos los pasajeros del vuelo pasaron el control de equipaje en Sevilla, como si se tratase de un vuelo convencional, y en la maleta del detenido se encontraron 37 paquetes con cocaína.

En sus redes sociales oficiales, Bolsonaro señaló que fue informado “por el ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, de la detención, en Sevilla, de un militar portando estupefacientes”. Añadió que pidió al ministro de Defensa “la inmediata colaboración con la Policía española en la pronta clarificación de los hechos, cooperando en todas las etapas de la investigación”.

Las Fuerzas Armadas brasileñas tienen en su contingente alrededor de 300.000 hombres y mujeres “formados en los más justos principios de la ética y la moralidad” y “si se demuestra la participación del militar en este crimen, el mismo será juzgado y condenado”, agregó el presidente.

Mula calificada.

En Brasilia, el vicepresidente Hamilton Mourao dijo que el militar arrestado en España iba a regresar a Brasil en el avión de Bolsonaro cuando hiciera escala en Sevilla en su vuelta del G20 en Japón.

Mourao dijo que el avión en que viajó el militar arrestado no era el presidencial de Bolsonaro. Explicó que el avión presidencial es probado antes del viaje, revisado y sellado hasta el momento en que lo aborda Bolsonaro. “Solo se abre de nuevo cuando el presidente y su equipo están para embarcar. Entonces ese es el avión presidencial. El otro, el VC2, lleva al personal de apoyo, la avanzada y es donde estaba ese oficial”, que cumplía funciones equivalente al comisario de vuelo, dijo Mourao.

Así como lo había hecho en una entrevista anterior a Radio Gaúcha, el presidente en ejercicio reiteró en Brasilia que la cuestión del tráfico de drogas alcanza a toda la sociedad brasileña, por lo cual las Fuerzas Armadas “no son un grupo que vinieron de Marte”.

“Ellos pertenecen aquí a nuestra población y están sujetos tanto para el consumo como para el tráfico”, declaró. También dijo que era “obvio” que había comprado la droga “en una esquina”, sino que estaba “trabajando como mula calificada”.

Leve baja el área de coca en Colombia en seis años

Las áreas sembradas de coca en Colombia se redujeron por primera vez desde 2012, aunque los cultivos de esta planta, materia prima de la cocaína, siguen siendo elevados, según el informe de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca divulgado ayer miércoles. El gobierno de Donald Trump dijo que los plantíos de coca en Colombia mostraron una leve baja en 2018 con respecto al año anterior, pasando de 209.000 a 208.000 hectáreas. “Aunque el cultivo de coca en Colombia se mantuvo en niveles históricamente altos en 2018, fue el primer año en que no aumentó desde 2012”, indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados