estados unidos

Detención violenta reaviva el tema racial

Una vez más la Policía en EE.UU. quedó envuelta en una controversia, al difundirse un video con la detención de una mujer afrodescendiente con un embarazo de ocho meses en la localidad de Barstow, California. La mujer fue identificada como Charlena Michelle Cooks y el incidente ocurrió hace meses en Barstow, a 185 kilómetros al noreste de Los Angeles, pero la polémica estalló al ser difundido el video que desató las críticas de la influyente Unión Americana de Libertades Civiles.

Al difundirse el video, el Departamento de Policía de la localidad californiana anunció que inició una investigación interna. El incidente comenzó cuando Charlena y otra mujer discutieron en un estacionamiento y la policía acudió ante la llamada de esta última.

Dos policías asistieron al lugar y escucharon la versión de ambas mujeres —se observa en el video— pero la situación se desmadró para los agentes cuando Charlena se negó a identificarse y responde, simplemente, que su nombre es Michelle.

En ese momento, se observa en el video, los dos policías la toman de una muñeca, empujándola al suelo por la fuerza, pese a los gritos que profiere diciendo que está embarazada.

Cooks fue detenida por cargos de resistencia a la autoridad, que luego fueron retirados, ya que, según la Unión Americana de Libertades Civiles, las leyes de California no obligan a identificarse, excepto que sea el sospechoso de un crimen. Incluso "si un oficial de Policía está llevando a cabo una investigación no puede pedir a una persona a realizar su identificación sin razón", afirmó la Unión Americana de Libertades Civiles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)