BARACK OBAMA

"Destruiremos al Estado Islámico"

El presidente de Estados Unidos le pidió respaldo al Congreso para tomar varias medidas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Obama habló en el momento de mayor audiencia televisiva. Foto: Reuters

El presidente Barack Obama dirigió un discurso a la población estadounidense desde la Oficina Oval para referirse a las medidas que adoptará para combatir el terrorismo y en particular al Estado Islámico (EI). Sin embargo, el mandatario no mencionó el envío de tropas a Siria e Irak, donde el EI tiene sus bastiones.

En cambio sí cargó contra la venta abierta de armas y la necesidad de regular en ese sentido, un punto sobre el que Obama ha insistido una y otra vez desde que asumió en el primer mandato, sin éxito. De este modo el presidente intentó sobreponerse a las críticas que llovieron sobre su gestión ante el terrorismo tras la masacre de San Bernardino.

Obama señaló que, si bien no hay indicios de que los autores de la masacre de San Bernardino actuaran a las órdenes de una organización terrorista, se trató en cambio de "un acto terrorista". Habló de personas radicalizadas, pero evitó calificarlos como islamistas radicales y puso especial énfasis en la necesidad de no discriminar por motivos religiosos.

La principal asesora de Obama en materia judicial y fiscal general, Loretta Lynch, anticipó poco antes de la alocución del presidente que hablaría de las medidas de seguridad tomadas "no sólo después del 11 de septiembre, sino después de (los atentados) en París", que dejaron 130 muertos.

"Probablemente lo escuchen llamar al Congreso a revisar la legislación y tomar otras medidas", afirmó Lynch en el programa "Meet the Press" de la cadena NBC. El secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson, afirmó al diario The New York Times que los yihadistas han "externalizado sus intentos de atacar nuestra patria", por lo que el problema "exige todo un nuevo acercamiento".

Y, efectivamente Obama mencionó tres medidas que someterá a la opinión del Congreso. En primer lugar pidió a los congresistas revisar el régimen de visas para evitar la reiteración de casos como el de la joven esposa de Syed Farook, Tashfeen Malik, que ingresó al país con una visa que le permitía una estadía provisoria que tras su matrimonio prolongó hasta la actualidad. En segundo término pidió al Congreso que se estudiara la regulación de la venta de armas de fuego de uso bélico, particularmente, al mencionar los fusiles de asalto que utilizaron los atacantes, tras adquirirlos libremente en un comercio.

Y por último mencionó la posibilidad del uso de la fuerza militar para combatir la amenaza terrorista. Sin embargo aclaró que esto no implicaba el despliegue de tropas terrestres en los países involucrados (Siria e Irak), ya que consideró que ello terminaría llevando a luchar contra una insurgencia que podría consolidarse por años y llevar a EE.UU. al desgaste.

Obama señaló la necesidad de trabajar en forma conjunta con los musulmanes dentro y fuera del país, y evitar a toda costa la segregación por motivos religisosos. Subrayó que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) "no habla en nombre del Islam". "Son matones y asesinos, parte de un culto a la muerte", afirmó Obama en su intervención desde el Despacho Oval de la Casa Blanca, televisado a la nación en horario de máxima audiencia. El mandatario puso especial énfasis en el acuerdo con 74 países que permiten combatir al Estado Islámico con la coalición internacional, y mencionó también a Rusia. "Destruiremos al Estado Islámico", afirmó Obama y en otro pasaje de su discurso sostuvo: "la libertad es más poderosa que el miedo".

Descartó lucha en el terreno

"No deberíamos volver a ser arrastrados a una larga y costosa guerra en el terreno en Irak y Siria. Eso es lo que quieren grupos como el EI", dijo el mandatario en un mensaje a la nación desde la Casa Blanca. Esta fue una de las piezas clave de su discurso. Los republicanos han insistido en un giro en ese sentido, con lo que por ahora queda totalmente descartado.

La mujer es pieza clave para el FBI

Los investigadores del FBI encontraron "signos de radicalización" y una "inspiración potencial en organizaciones terroristas extranjeras", pero nada indica por ahora que sean una red organizada o una "célula", insistió el jefe del FBI, James Comey.

Tashfeen Malik habría expresado su lealtad al grupo EI, según una cuenta de Facebook que es investigada por las autoridades. Syed Farook "decía estar de acuerdo con la ideología de (Abu Bakr) al Baghdadi para crear el EI y también estaba obsesionado con Israel", dijo el padre del agresor al diario italiano La Stampa. La pareja de fe musulmana se conoció por internet en 2013 y se casó un año más tarde en Arabia Saudita, donde vivía la mujer, nacida en Pakistán.

Según el diario saudí Asharq Al-Awsat, cercano al poder, Malik llegó por primera vez a Arabia Saudita en julio de 2008, donde residió durante dos meses y volvió cinco años después. La mujer es el "comodín" de los investigadores, que buscan determinar si ella frecuentaba la mezquita Roja de Islamabad, considerada radical, afirmó ayer el presidente la comisión de Seguridad de la Cámara baja, Michael McCaul.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados