Incendios en California

Desesperación tras las llamas

Los muertos son al menos 31 y hay 228 desaparecidos; los fuertes vientos avivan el fuego.

VEA LA FOTOGALERÍA. Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: AFP
Foto: EFE

Al menos 31 muertos y 228 desaparecidos. Los incendios que azotan por estos días a California ya se cuentan entre los más mortíferos en este estado, considerada la quinta economía mundial de ser un país independiente.

Dos son los incendios que atacan a la rica California: el bautizado "Woolsey Fire" por el sur, y el "Camp Fire" por el norte. Entre ambos consumieron hasta ayer 83.000 hectáreas, más de una vez y media la superficie del departamento de Montevideo.

Ayer lunes las llamas tuvieron un fuerte aliado: vientos de hasta 70 km/h en varios puntos del estado, que no hicieron más que complicar la situación.

En el caso del incendio "Woolsey Fire", cerca de Los Ángeles, el área quemada llegaba ayer a las 37.000 hectáreas. Y el "Camp Fire", en el norte, ya es considerado el más devastador jamás registrado en California al haber arrasado una ciudad entera y más de 6.700 edificios; ayer había quemado 46.000 hectáreas, según datos del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios del estado, Calfire.

Ambos incendios apenas están controlados en un 25%.

De los 31 fallecidos, 29 fueron hallados en zonas afectadas por el "Camp Fire", lo que lo convierte en el más mortífero jamás registrada en el estado más poblado de Estados Unidos, con unos 40 millones de habitantes.

En el incendio de Griffith Park en Los Ángeles en 1933, también hubo 29 muertos.

El "Camp Fire", ubicado a unos 60 kilómetros al norte de Sacramento, quemó más de 6.700 casas y locales comerciales en la ciudad de Paradise, de unos 26.000 habitantes.

Este incendio ha causado daños calculados entre 2.000 millones y 4.000 millones de dólares a propiedades aseguradas, estimó Morgan Stanley en un informe de ayer lunes.

Los otros dos fallecidos de los 31 registrados oficialmente fueron hallados en un vehículo cerca de la población de Malibú, a las afueras de Los Ángeles, que lleva evacuada desde el jueves al encontrarse dentro del perímetro del "Woolsey Fire".

En Malibú, conocida en todo el mundo por ser el lugar de residencia de muchos famosos de Hollywood, han perdido su hogar frente a las llamas los músicos Neil Young y Miley Cyrus. "Soy una de las afortunadas. Mis animales y el AMOR DE MI VIDA están a salvo y eso es lo único que importa ahora mismo", dijo Cyrus, actriz y cantante de 25 años en su cuenta de Twitter.

Otros famosos como Kim Kardashian, el director de cine Guillermo del Toro y la actriz y música Lady Gaga han tenido que ser evacuados en los últimos días por la proximidad del incendio.

Ráfagas de viento de hasta 100 kilómetros por hora están previstas en las montañas, valles y cañones del sur de California, lo que aumenta la posibilidad de una caída de árboles y líneas eléctricas. Eso, combinado con la baja humedad, crearía las condiciones perfectas para que se propaguen los incendios.

Los muertos en California son al menos 31 y hay 228 desaparecidos. Foto: Reuters
Los muertos en California son al menos 31 y hay 228 desaparecidos. Foto: Reuters

Las evacuaciones masivas tanto en el norte como en el sur del estado (unas 250.000 personas en total siguen sin poder regresar a sus casas) han sido aprovechadas por ladrones para entrar a robar en los hogares vacíos.

El gobernador de California, Jerry Brown, pidió formalmente al presidente Donald Trump una declaración de "desastre mayor". En caso de ser concedida, la declaración ofrecería a los afectados por los fuegos ayuda financiera del Gobierno federal para alojamiento, desempleo, gastos legales y tratamiento psicológico.

Trump criticó al gobierno de California en tuits durante el fin de semana y culpó de los siniestros a la mala administración forestal.

afectados

"La ira de la naturaleza"

El incendio "Woolsey" arrasó las residencias de personalidades como los músicos Neil Young y Miley Cyrus, en la zona norte de Los Ángeles. La leyenda del rock Neil Young indicó en su portal de noticias que también "perdió" su casa. "California es un paraíso para todos nosotros. Un regalo. Estamos tristes de no ser capaces de defenderla frente a la ira de la Madre Naturaleza", aseguró el autor de Rockin in the free world, de 73 años.

De los más mortíferos en estos años en California

Los últimos incendios forestales en California han dejado varios muertos. El actual incendio "Camp Fire", al norte del estado, dejó al menos 29 muertos, igualando el récord de 1933 del "Griffith Park Fire", en el condado de Los Ángeles. Además, dos personas murieron en el sur del estado, con lo que el número oficial de muertos asciende al menos a 31. En julio pasado, el incendio "Carr", al oeste de la ciudad de Redding, en el extremo norte de California, mató a ocho personas, incluidos tres bomberos. El fuego tuvo una duración de seis semanas. Y el año pasado, entre el 8 y el 16 de octubre, 42 personas murieron en 20 incendios que arrasaron el corazón del norte de California. El "Tubbs Fire", que se extendió a lo largo de los condados de Napa y Sonoma, regiones vinícolas muy turísticas, fue uno de los más mortíferos.

Buscando víctimas entre las cenizas
La ciudad de Paradise se ha convertido en la triste postal de la destrucción del fuego. Foto: AFP

Un equipo que rastrilla los escombros en busca de víctimas, halla a un hombre boca abajo y con las pantorrillas quemadas entre dos camionetas cubiertas de cenizas. "Nunca te acostumbras. Hay que enfrentar la realidad", dice uno de los tres integrantes del equipo, que busca víctimas en los alrededores de la localidad de Paradise. "Todos tienen su manera de enfrentar esto", reflexionó.

"¿Yo? Prefiero no contestar". En los últimos días este equipo ha rastrillado lo que queda de Paradise y muchas comunidades cercanas en busca de cuerpos. El domingo, el equipo condujo durante varios kilómetros por un empinado camino rocoso, en busca de eventuales víctimas. Prácticamente no hablan y se enfocan en la dura tarea. ¿Murió a causa del humo? ¿Vivía en la granja cercana de la que no quedó nada, salvo un sancocho de plantas de marihuana quemadas dentro de un invernadero chamuscado? "Es muy pronto para decir", dice uno del equipo.

Toman fotografías, anotan coordenadas del GPS y toman los documentos de adentro de los autos, con la esperanza de poder hacer una identificación. Levantan el cuerpo, que introdujeron en una bolsa, y lo cargan en una camioneta fúnebre que los siguió desde Paradise. Sin perder tiempo, reanudan la búsqueda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)