RELACIÓN CON EE.UU.

Desafíos de Cuba a un año del deshielo

Pocos acontecimientos sorprendieron tanto a los cubanos en su historia reciente como el restablecimiento de relaciones con EE.UU. anunciado hace un año, un giro diplomático que impone arduos desafíos para que la isla, en pleno proceso de reformas económicas, aproveche las oportunidades de esa distensión.

El Gobierno cubano admite "avances importantes" en los últimos 12 meses, pero insiste en que no ha habido cambios en los temas "esenciales" para la normalización, como el fin del embargo, que asfixia desde 1962 la maltrecha economía del país, aunque poco a poco se abre apoyada en la inversión extranjera y un incipiente sector privado.

En este sentido, Cuba insiste en que el presidente Barack Obama todavía dispone de prerrogativas presidenciales para aprobar nuevas medidas que alivien el embargo, después de haber relajado restricciones en sectores como los viajes y las telecomunicaciones.

"Podría permitir a Cuba al uso del dólar en sus transacciones económicas internacionales o autorizar el acceso a créditos", indicó a la prensa la directora para EE.UU. de la Cancillería, Josefina Vidal, que lidera por la parte cubana las negociaciones bilaterales.

Las otras exigencias de Cuba pasan por la devolución de los territorios de la base naval de Guantánamo, el fin de los programas dirigidos a promover cambios internos y el fin de políticas migratorias que dan un trato preferencial a los cubanos.

"Para alcanzar la normalización insistimos en que será imperativo que el Gobierno de EE.UU. elimine todas estas políticas del pasado", subrayó Vidal, en el balance del primer aniversario del 17 de diciembre.

Simbólicos cambios se han visto en Cuba en el último año: la bandera de las barras y estrellas ondean en La Habana; Raúl Castro y Barack Obama se han reunido en dos ocasiones y cruzarse con estadounidenses que visitan la isla es cada vez más frecuente, pero en la calle lo que se más se oye es "aquí todo sigue igual".

Las tiendas estatales siguen afrontando problemas de suministro, aunque cada vez menores, el salario medio en el sector estatal se mantiene en unos 20 dólares mensuales y las comunicaciones continúan siendo precarias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados