FALLO HISTÓRICO EN ESPAÑA

Desafío de la secesión con historia larga y agitada

La Constitución que puso fin a la dictadura franquista da a Cataluña un alto nivel de autogobierno.

Las fuerzas de seguridad se enfrentan a manifestantes que protestan por el fallo judicial contra dirigentes secesionistas. Foto: AFP
Las fuerzas de seguridad se enfrentan a manifestantes que protestan por el fallo judicial contra dirigentes secesionistas. Foto: AFP

Los reclamos independentistas de los catalanes tienen una larga historia que se retrotrae al siglo XVII con un resurgimiento en el siglo XIX y una fuerte y desafiante expresión en el siglo actual.

La Constitución que rige en España y puso fin a la dictadura franquista logró “en un tiempo récord, en poco más de 40 años, que España sea hoy una de las mejores democracias del mundo”, destacó ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Asimismo, estableció la unidad basada en las Comunidades Autónomas, lo que dio a Cataluña un nivel de autogobierno “de los más elevados del mundo”, enfatizó Sánchez.

En los últimos años, esta es la sucesión de hechos de la crisis con Cataluña.

-18 de junio de 2006: los catalanes adoptan un nuevo estatuto, negociado con el gobierno socialista y aprobado por el Congreso, que aumenta su autonomía jurídica y fiscal y describe Cataluña como una “nación”.

-28 de junio de 2010: el Tribunal Constitucional anula parte del nuevo estatuto catalán. Concluye que la definición como “nación” no tiene “ningún valor jurídico”. El mes siguiente, cientos de miles se manifiestan en Barcelona a gritos de “Somos una nación, nosotros decidimos”.

Movilización.

El 11 de septiembre de 2012, más de un millón de personas se manifiestan en Barcelona a favor de la independencia en ocasión del Día Nacional de Cataluña.

-20 de septiembre de 2012: Madrid rechaza negociar con el presidente catalán Artur Mas una mayor autonomía fiscal para Cataluña. Mas gana después las elecciones regionales anticipadas y promete un referéndum de autodeterminación.

Artur Mas no puede lograr los acuerdos para ser nuevamente presidente de Cataluña. Foto: AFP
Artur Mas. Foto: AFP

-9 de noviembre de 2014: Cataluña organiza una consulta simbólica sobre la autodeterminación, declarada inconstitucional. La tasa de participación es del 35% y casi un 80% de los votantes (1,8 millones) votan por la independencia.

-27 de septiembre de 2015: los partidos independentistas consiguen por primera vez la mayoría absoluta en el Parlamento regional tras lograr 47,8% de los votos en las elecciones.

-9 de noviembre de 2015: el nuevo parlamento lanza un proceso hacia la creación de un “Estado catalán independiente” como muy tarde en 2017 y proclama que no reconocerá las decisiones del “ilegítimo” Tribunal Constitucional español.

Intento.

Los diputados independentistas votan, el 6 de septiembre de 2017, una ley para organizar un referéndum de autodeterminación el 1° de octubre pese a las protestas de la oposición que les reprocha violar la Constitución española y el Estatuto de Cataluña.

-1° de octubre de 2017: fuerzas del orden enviadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, intervienen para requisar las urnas en el referéndum prohibido por la justicia. Las imágenes de la violencia tienen repercusión mundial. El gobierno independentista anuncia la victoria del “sí” con 90% de los votos y una participación del 43%, aunque los datos no son verificables.

Cataluña: la región se prepara para las elecciones del 21 de diciembre. Foto: AFP
 Foto: AFP

-3 de octubre de 2017: el rey Felipe VI pide el restablecimiento del orden constitucional al culminarse una jornada de huelga general en Cataluña con numerosas manifestaciones contra la violencia policial.

-27 de octubre de 2017: los diputados secesionistas votan una declaración unilateral de independencia en el Parlamento regional. Madrid suspende la autonomía regional, destituye el gobierno dirigido por Carles Puigdemont, disuelve el Parlamento y convoca nuevas elecciones.

-21 de diciembre de 2017: los partidos independentistas, con candidatos encarcelados o exiliados como Puigdemont, ganan la mayoría absoluta con 70 diputados sobre 135.

-2 de junio de 2018: un nuevo gobierno catalán, dirigido por el separatista Quim Torra, toma posesión y Cataluña recupera su autonomía. El mismo día, el socialista Pedro Sánchez asume la presidencia del gobierno español prometiendo diálogo con la región.

-9 de julio de 2018: Pedro Sánchez se reúne con Torra en Madrid iniciando una etapa de diálogo entre ambas administraciones que se ve interrumpida el 8 de febrero.

-9 de octubre de 2018: los independentistas pierden la mayoría en el Parlamento catalán después de que Puigdemont y sus seguidores rechazan reemplazar a cuatro diputados suspendidos por la Justicia por su implicación en el intento de secesión.

-12 de febrero de 2019: comienza el juicio a los líderes sececionistas en el Supremo Tribunal. Las audiencias finalizan en junio y el fallo es emitido el 14 de octubre. (Fuentes: AFP y El País de Madrid)

Apoyo político al fallo, menos de Vox: “Es una vergüenza”

Pablo Casado, presidente del Partido Popular, la principal fuerza de oposición, cree que el fallo judicial lanza el mensaje de que “quien la hace, la paga”, pero propone endurecer el Código Penal para casos y condenados de este tipo. Así, propone recuperar el delito de rebelión impropia, sin necesidad del uso de la violencia. Plantea, además, tipificar el delito de referéndum ilegal y obligar a que los condenados por rebelión o sedición tengan que cumplir íntegramente sus penas.

El presidente de Ciudadanos (centro), Albert Rivera, proclamó que“es un día para la satisfacción de la justicia, del Estado de Derecho. Hoy hemos ganado los buenos, los demócratas”, expresó ante los medios decomunicación en el Congreso. “Los demócratas no queríamos venganza, pero tampoco privilegios para nadie; queríamos justicia”.

A su vez, el líder de Unidas Podemos (izquierda), Pablo Iglesias dijo que “la sentencia pasará a la historia de España como símbolo de cómo no hay que abordar los conflictos políticos en democracia”. Estimó que no resuelve el problema político de fondo.

Santiago Abascal, líder de Vox (extrema derecha), afirmó que “la sentencia es una vergüenza para España” porque reduce a “una algarada callejera” lo que es una rebelión que todavía no ha sido desactivada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)