ALTA TENSIÓN POLÍTICA

Desafío de Juan Guaidó a Nicolás Maduro: Venezuela con dos parlamentos

La incógnita es si los diputados opositores entrarán al Palacio Federal Legislativo de Caracas.

Maduro ordenó el despliegue de 25.000 soldados para encontrar a los supuestos “mercenarios”. Foto: Reuters
Nicolás Maduro. Foto: Reuters - Archivo

Venezuela se apresta a vivir mañana martes una jornada de alta tensión política y de imprevisibles consecuencias, debido a que el régimen presidido por Nicolás Maduro instalará el nuevo Parlamento surgido de las elecciones del 6 de diciembre en las que hubo 69% de abstención de los ciudadanos, en tanto el actual jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, reiteró ayer domingo que instalará un nuevo periodo de sesiones el 5 de enero, pese a que la Constitución establece que el poder Legislativo que preside debe terminar su actuación antes de esa fecha.

“Quedan convocados para la instalación del próximo periodo legislativo, el próximo 5 de enero”, dijo Guaidó a los diputados al término de una sesión telemática de la Comisión Delegada del Parlamento, que se reúne durante el receso del Legislativo.

Esta medida era esperada desde que el pasado 26 de diciembre de 2020 el Parlamento, de clara mayoría opositora, acordara extender por un año sus funciones con base en un principio de “continuidad constitucional”.

Los diputados tomaron esta decisión tras rechazar los resultados de las elecciones legislativas del 6 de diciembre -en las que no participaron los líderes tradicionales de la oposición al considerarlas fraudulentas-, que ganó el chavismo con holgura en medio de una alta abstención y del cuestionamiento internacional sobre su transparencia.

En esa sesión parlamentaria virtual, los diputados acordaron reformar la ley que rige el estatuto de transición que ellos mismos aprobaron en 2019 con el objetivo de sacar del poder al gobernante Nicolás Maduro y convocar a elecciones presidenciales, ambas tareas pendientes.

La reforma elimina los artículos relacionados con la creación de un Centro de Gobierno provisional, una instancia que ha estado encabezada por el opositor Leopoldo López, el líder del partido Voluntad Popular (VP) que vive en España luego de abandonar Venezuela pese a tener una condena de casi 14 años de prisión.

Incógnita

Sin embargo, esta continuidad, que será ejercida por los opositores y por el propio Guaidó, a quien medio centenar de países reconocen como presidente interino del país suramericano, no está establecida en la Constitución venezolana.

Guaidó no dijo ayer si los diputados opositores también intentarán ingresar al Palacio Federal Legislativo de Caracas, donde este 5 de enero está prevista la instalación del nuevo Parlamento, que controlará otra vez el chavismo tras un lustro.

Rechazo

El enfrentamiento está planteado una vez más entre Guaidó que lanza el desafío de extender la vigencia del Parlamento con mayoría opositora y el nuevo cuerpo legislativo surgido de las elecciones del 6 de diciembre, dominado por el chavismo.

Esos comicios suscitaron el rechazo de numerosos países por celebrarse sin oposición y sin observadores del exterior.

Estados Unidos, que presiona a Venezuela para que el mandatario Nicolás Maduro abandone el poder, afirmó que “seguirá reconociendo” al líder opositor Juan Guaidó como “presidente interino” del país tras unas legislativas que calificó de “farsa”. “La comunidad internacional no puede permitir que Maduro, que está en el poder de manera ilegítima porque robó las elecciones de 2018, se beneficie de robar una segunda elección”, advirtió el jefe de la diplomacia, Mike Pompeo, en ese momento.

El Grupo de Lima, que promueve una transición pacífica en Venezuela, afirmó que los comicios “carecen de legalidad y legitimidad”, por lo que el triunfo del partido socialista de Maduro y sus aliados “no debe ser reconocido por la comunidad internacional”.

Dolarizado

Venezuela, un país en crisis económica, usó el dólar se usó en 18,6 % de las actividades comerciales en 2020. El país experimentó una dolarización de facto como consecuencia de la alta inflación, dijo el presidente Nicolás Maduro.

“Te puedo decir que el 77,3 % de las transacciones comerciales del país este año (2020) se hicieron en bolívares por métodos de pago digital (...), el 18,6% se hicieron en efectivo en divisas covertibles, fundamentalmente dólar”, dijo el mandatario durante una entrevista con la televisión multiestatal Telesur.

Maduro agregó que 3,4 % de las operaciones se produjeron utilizando como método de pago bolívares en papeles, escasos y con poco poder de pago en vista de la alta inflación que sufre Venezuela.

Es la primera vez que Maduro, que gobierna Venezuela desde 2013, ofrece datos sobre la dolarización de facto que atraviesa el país, un fenómeno que defendió como una “válvula de escape” para la economía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados