Partido Popular y socialistas pueden no alternarse en el poder en España

Desafío a los dos grandes partidos

España inició con la votación en Andalucía el año más intenso en previsión de citas electorales. En 2015, el bipartidismo, entendido como la indiscutible sucesión en el poder entre el Partido Popular (PP), que actualmente desempeña el gobierno, y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), se la juega en sucesivas citas electorales que podrían marcar el final de un prolongado ciclo político de más de 30 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De Cospedal junto a Rajoy. Foto: EFE.

La irrupción de Podemos, liderado por Pablo Iglesias, —profesor de ciencias políticas, conductor de programas radiales y televisivos y eurodiputado, de 36 años— y sus elevadas expectativas han hecho que nunca hasta ahora tres partidos inicien el año con opciones de ganar las elecciones generales que tendrán lugar a fin de año. Nunca antes la suma de las expectativas de PP y PSOE había caído tanto como para aventurar que el partido más votado pueda no ser uno de los dos.

A la aparición de Podemos se agrega la salida a la escena política y electoral nacional de Ciudadanos, la fuerza política nacida en Cataluña, liderada por Albert Rivera, —Máster en Derecho, de 35 años—, que está creciendo, según muestran las encuestas de intención de voto.

El gobierno que preside Mariano Rajoy, líder del PP, confía en frenar el avance de Podemos con el argumento de la recuperación económica.

Este año hay posibilidad de elecciones en todos los ámbitos posibles, con la excepción de Galicia y País Vasco que las tendrán en 2016 y, en principio, no hay posibilidad de adelantos. Sí puede haber disolución anticipada en Cataluña como consecuencia del proceso soberanista que encabeza Artur Más.

La única fecha fija es la del 24 mayo, en la que habrá elecciones municipales y autonómicas en todas las comunidades salvo Galicia, País Vasco, Cataluña y Andalucía.

En principio, todo parece indicar que el calendario electoral de 2015 se cerrará con las elecciones generales, pero no es seguro, porque la Constitucoón permitiría llevar hasta el 17 de enero esa cita.

El artículo 68 de la Constitución señala que "el mandato de los diputados termina cuatro años después de su elección o el día de la disolución de la Cámara", es decir, el 20 de noviembre de 2015. Y establece que "las elecciones tendrán lugar entre los treinta días y sesenta días desde la terminación del mandato".

Miembros del gobierno barajan esta posibilidad en privado y hasta en público han hecho conjeturas sobre esta posibilidad de llevar la cita con las urnas más allá de cuatro años, lo que ocurriría por primera vez en España. Por ejemplo, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, en su primera intervención en el Pleno del Senado, en noviembre, dio pábulo implícitamente a esta posibilidad al calcular los meses que quedaban de legislatura sobre la perspectiva de enero de 2016, El presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, no obstante, enfrió esta opción el pasado 26 de diciembre al ser preguntado al respecto. "¿Lo de 2016? Con absoluta franqueza, no he pensado en este tema. Pero, en fin, no parece lo más razonable", fue su respuesta.

Ratificó.

Si bien la sucesión en el gobierno nacional de PP y PSOE está en riesgo ante el desafío de Podemos, la primera cita electoral, que tuvo lugar el domingo pasado, en Andalucía, quedó en manos del PSOE. La candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía, la abogada Susana Díaz, de 40 años, que surge como una de las figuras más influyentes del PSOE, obtuvo un nuevo mandato, manteniendo las 47 bancas que había obtenido con su partido en las elecciones anteriores, en la región más poblada de España, con 8,3 millones de habitantes y la que tiene el mayor desempleo (34,2%). El PSOE gobierna en Andalucía desde hace 32 años y Díaz logró ratificar esa supremacía. Pese a que le faltaron ocho bancas para alcanzar la mayoría absoluta, indicó que el único pacto que ha hecho es con los andaluces.

Si bien realizó intensa movilización con la presencia de sus principales figuras, el PP sufrió duro golpe electoral, debido a que perdió 17 bancas en relación con los comicios anteriores. En definitiva, reunió el 26% de los votos (tuvo 40% en la elección anterior) que se traduce en 33 bancas.

En cambio, Podemos encontró motivos para festejar: es la primera vez que entra en un Parlamento en España. Sumó el 14% de los votos.

El pasado domingo, tras conocer los resultados de las elecciones, Teresa Rodríguez —profesora de Lengua y Literarura en Secundaria, de 33 años— que encabezó la lista de Podemos, dijo que el principal objetivo de ese grupo de 15 diputados autonómicos, es llevar "el sentido común" a la Cámara. "Se acabaron en el Parlamento los pactos secretos y ocultos", afirmó.

En cuarto lugar en la contienda electoral se situó Ciudadanos, que tendrá una bancada de nueve legisladores. (Fuente: El País de Madrid).

Un año con intenso calendario de elecciones en un nuevo escenario.

Autonómicas y municipales. La única fecha cerrada es la del 24 de mayo para las elecciones autonómicas en todas las comunidades salvo Andalucía, Cataluña, País Vasco y Galicia y en todos los Ayuntamientos. Habitualmente, las elecciones municipales anticipan las tendencias para las generales.

—Generales. El 20 de noviembre se cumplirá el mandato de las Cortes y, por tanto, acabará la legislatura. Legalmente, la Constitución permite llegar hasta el 17 de enero para celebrar las elecciones generales, en las que el Partido Popular y el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, se juegan la conquista de un nuevo mandato, en un escenario político que ha cambiado desde que se celebraron las últimas elecciones nacionales.

—Cataluña. La comunidad catalana está pendiente de la decisión de Artur Mas de convocar elecciones anticipadas. Esos comicios, en los que podría haber una lista única proindependencia, marcarán el ritmo político del año por la trascendencia del desafío soberanista. Podrían ser en febrero.

—Primarias. Mariano Rajoy es el único líder que, salvo sorpresa mayúscula, tiene seguro ser candidato a la presidencia del Gobierno. Pedro Sánchez, actual líder del Partido Socialista Obrero Español, tendrá que someterse a las primarias partidarias en junio; Alberto Garzón a las de IU; Pablo Iglesias a las de Podemos y Rosa Díez tendrá que desvelar si se presenta a las de UPyD. Albert Rivera (Ciudadanos) puede ser otra de las novedades.

LA EVALUACIÓN DE MARIANO RAJOY.

La derrota es solo en andalucía.

El presidente del Gobierno español y del Partido Popular (PP, centroderecha), Mariano Rajoy, atribuyó al desgaste por la crisis económica la clara derrota de su partido en las elecciones regionales andaluzas del domingo, pero no la ve extrapolable a toda España.

Los socialistas, que gobiernan en Andalucía (8,3 millones de habitantes) desde hace más de tres décadas, seguirán en el poder tras conseguir 47 de los 109 escaños del Parlamento regional, a pesar de bajar cuatro puntos porcentuales, debido a que el descenso del PP ha sido aún mayor: ha perdido catorce puntos y diecisiete diputados (queda con 33).

Las ejecutivas de los diferentes partidos analizaron hoy esos comicios regionales, cuyo interés aumenta porque este año se celebrarán en España votaciones para renovar trece regiones y 8.000 ayuntamientos (en mayo) y las legislativas (previstas para noviembre).

Con vistas a esas citas con las urnas Rajoy no pareció sentir especial preocupación y, ante la dirección de su partido, admitió el desgaste del PP al gobernar en tiempos de crisis. Sin embargo, apuntó que los resultados de Andalucía no son extrapolables a nivel nacional.

Más en concreto, Rajoy mostró ante sus correligionarios su convicción de que el PP será la fuerza más votada en los comicios municipales y autonómicos de mayo, según informaron a Efe fuentes del partido.

El líder popular recordó que su formación fue la más votada en cinco de las ocho cinco capitales de provincia, aunque en conjunto perdió medio millón de votos respecto a los comicios regionales de hace cuatro años.

"Seguimos trabajando pegados a la calle y defendiendo nuestros valores", escribió Rajoy en su cuenta de twitter tras la reunión de la dirección del PP.

El candidato del PP en los comicios de Andalucía fue Juan Manuel Moreno, una apuesta personal de Rajoy, que era poco conocido previamente aunque era secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad.

La ganadora de las elecciones fue Susana Díaz (Partido Socialista Obrero Español) que preside el gobierno regional desde septiembre de 2013, aunque llegó por la dimisión de su antecesor y que ahora ha superado el reproche de algunos de que era presidenta sin haber ganado en las urnas. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados