LARGAS COLAS

Desabastecimiento de naftas se agrava en el Reino Unido

El ministro de Transportes británico acusó a un sindicato de “haber desencadenado” la escasez tras la decisión del gobierno de brindar 5.000 visados a conductores extranjeros para paliar la crisis.

Desde hace días hay largas colas en las estaciones de servicio por miedo a la escasez. Foto: AFP
Desde hace días hay largas colas en las estaciones de servicio por miedo a la escasez. Foto: AFP

El Gobierno del Reino Unido descarta “por el momento” recurrir al Ejército para transportar tanques de combustible a las gasolineras del país, mientras busca soluciones a la escasez de transportistas y el aumento de la demanda por temor al desabastecimiento.

Desde que el jueves el gigante petrolero BP anunciara la clausura de algunas de sus estaciones al no poder llevar el combustible hasta los surtidores, gasolineras de todo el territorio han registrado largas filas de vehículos para llenar sus tanques.

El ministro británico de Medioambiente, George Eustice, aclaró ayer lunes a la BBC que “por ahora no hay planes de involucrar al Ejército” en el transporte del combustible a las estaciones de servicio.

“Lo más importante es que la gente compre la gasolina como lo haría normalmente. No hay escasez. Ha habido algunas carencias de transportistas que lleven el combustible, pero bastante limitadas”, dijo el ministro, al tiempo que algunas gasolineras hablan de un repunte del 500% en la demanda frente a la pasada semana.

En un comunicado, las principales petroleras también subrayaron ayer lunes que no hay carestía sino que “hay mucho combustible en las refinerías y terminales del Reino Unido”, y trabajan con el Ejecutivo para transportarlo a las gasolineras.

Brian Madderson, presidente de la Asociación de Minoristas de Petróleo, atribuyó la crisis a que “alguien filtró una información confidencial de BP en una reunión del Gabinete hace unos diez días”.

Frente al caos, el Gobierno suspendió ayer temporalmente la aplicación de la ley sobre competencia a la industria de los combustibles para facilitar que las compañías pueden “compartir información” y “optimizar” el suministro a las gasolineras.

Este fin de semana se anunciaron 5.000 visados temporales para que conductores extranjeros cubran vacantes en los próximos tres meses, una medida que las patronales del transporte tachan de insuficiente pues se necesitan cerca de 100.000 trabajadores más.

Brexit, el “culpable”

La falta de transportistas y la escasez de gasolina en el Reino Unido son “un problema” ligado al Brexit, consideró ayer lunes Olaf Scholz, ministro alemán de Finanzas y posible próximo canciller. “Trabajamos duro para convencer a los británicos de que no dejaran la Unión Europea”, pero “ahora que decidieron hacerlo, espero que puedan gestionar los problemas que se derivan”, respondió Scholz a un periodista británico que le preguntaba sobre ese tema.

“La libertad de movimiento de los trabajadores forma parte de la UE”, añadió el socialdemócrata, cuyo partido (SPD) quedó en primera posición en las legislativas del domingo en Alemania, sacándole una pequeña ventaja a los conservadores de la formación de Angela Merkel.

Sin embargo, el ministro de Transportes británico, Grant Shapps, acusó a un sindicato que representa a los transportistas de “haber desencadenado” la escasez de combustible en el Reino Unido, tras la decisión del gobierno de brindar 5.000 visados a conductores extranjeros para paliar la crisis.

“Una de las organizaciones representantes de los transportistas (camioneros) ha brindado un informe irresponsable (respecto a posible escasez), lo que ayudó a desencadenar la crisis”, afirmó a Sky News.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados