EL PROCESO ELECTORAL FRANCÉS

La derecha es favorita en Francia

Ha marcado la agenda electoral con temas como la inseguridad, la inmigración y el islam.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Campaña. En noviembre tendrán lugar las primarias que pueden definir la candidatura del expresidente Sarkozy por el partido Republicanos. Foto: Reuters.

A seis meses de las elecciones presidenciales en Francia la campaña está claramente dominada por los temas predilectos de la extrema derecha: la inseguridad, la inmigración, la identidad y el islam.

Actualmente hay más de 20 candidatos declarados o potenciales para los comicios del 23 de abril y del 7 de mayo de 2017.

Del lado de la oposición de derecha, los franceses deberán esperar al 27 de noviembre para saber quién saldrá triunfante de las primarias, en las que hay dos grandes favoritos: el exprimer ministro y alcalde de Burdeos Alain Juppé, de 71 años, y el expresidente Nicolas Sarkozy, de 61.

Por su parte, el presidente socialista François Hollande, que bate récords de impopularidad, aún no ha anunciado oficialmente si irá por un segundo mandato. Si decide no presentarse, su primer ministro, Manuel Valls, podría ir en su lugar. En cualquier caso, la izquierda tendrá que pasar por primarias en enero.

Frente a todas estas interrogantes, Marine Le Pen, de 48 años, presidenta del ultraderechista Frente Nacional (FN), se perfila bien. Los sondeos son unánimes: cualquiera que sea su adversario, Le Pen tiene grandes posibilidades de pasar a la segunda vuelta de las presidenciales, como lo hizo su padre, Jean-Marie Le Pen, en 2002.

En un país traumatizado por una serie de atentados yihadistas (238 muertos desde enero de 2015), la extrema derecha ya ha ganado una batalla ideológica, ya que la campaña electoral se ha centrado en sus temas predilectos.

"Nos copian".

"Somos el centro de la vida política francesa (...). Estamos frente a personas que copian nuestras propuestas", declaró recientemente Marine Le Pen, refiriéndose a Sarkozy.

A falta de diferencias importantes en el plano económico, el ex jefe de Estado se ha apoderado del tema de la identidad nacional para distinguirse de sus rivales en las primarias.

Sus contrincantes han tenido que posicionarse en este tema. El moderado Alain Juppé, de 71 años, propone una "identidad feliz", sin sucumbir al miedo del islam. Con esta línea ya ha conquistado al centro y espera atraer votos del electorado de izquierda, decepcionado de Hollande.

Hollande, de 62 años, se presenta por su parte como el garante del "Estado de derecho" frente a los "excesos" de sus rivales en los temas de seguridad. Sus detractores lo acusan de querer asumir un rol de "padre de la nación" para hacer olvidar su fracaso en el ámbito del empleo. El presidente aseguró hace un tiempo que no se presentaría a un segundo mandato si no lograba disminuir el desempleo, que ronda el 10%.

Según las encuestas, la seguridad es la principal preocupación de los franceses, explica Frédéric Dabi, de la empresa de investigación de mercado Ipsos.

Pero "cuando preguntamos cuáles serán los temas que pesarán en el voto, el empleo y el poder adquisitivo regresan con fuerza", agrega.

La derecha ultra.

Marine Le Pen, quien se proyecta ya en la segunda vuelta, se concentra por su parte en los temas socioeconómicos, denunciando "el empobrecimiento de los franceses" o "la ideología ultraliberal" de la Unión Europea.

"Todavía no ha sido derrotada. Aquellos que piensan (...) que no hay ningún peligro del lado de la extrema derecha se equivocan. Tanto la izquierda como la derecha pueden perder frente a Marine Le Pen", advertía recientemente un ministro socialista.

Es que a seis meses de los comicios presidenciales, la impopularidad de Hollande ha sumido a la izquierda en una crisis, mientras que las primarias de la derecha han provocado una guerra de líderes.

La ola de atentados yihadistas que ha golpeado a Francia desde enero de 2015 ha hecho que los discursos, de todo el espectro político, se centren en la seguridad, la inmigración y la identidad, los temas que ha privilegiado el Frente Nacional desde que fue fundado en 1972 por el padre de Marine, Jean-Marie Le Pen.

Marine Le Pen, que terminó tercera en las elecciones presidenciales de 2012, tiene una "ventaja enorme, el no haber nunca estado en el poder", subraya el investigador Jean-Yves Camus. "Esto borra varios aspectos poco creíbles de su programa", añade.

Además, el contexto actual juega a su favor: la llegada masiva de migrantes y refugiados a Europa ha favorecido el florecimiento de los discursos ultranacionalistas, islamófobos y xenófobos en Austria, Alemania, Hungría, Polonia, Holanda y Dinamarca.

El 4 de diciembre próximo en Austria, el candidato del FPÖ, uno de los partidos de extrema derecha mejor implantados en Europa, aspira a ganar las elecciones presidenciales tras la anulación por irregularidades de los comicios de mayo que perdió por apenas 31.000 votos.

El histórico e inesperado voto de los británicos a favor del Brexit, apoyado por el partido eurófobo UKIP, alimenta la dinámica de extrema derecha actual. En Estados Unidos, el republicano Donald Trump también puso estos temas en el centro de los debates.

Pero, por el momento, aunque todas las encuestas aseguran que Marine Le Pen se clasificará la noche del 23 de abril para la segunda vuelta de las presidenciales —quizás primera—, todas auguran también que será derrotada el 7 de mayo. Lo más probable es que el candidato de la derecha gane las elecciones.

Para el politólogo Joël Gombin, "la elección presidencial, un comicio mayoritario a dos vueltas, hace necesario contar con una coalición para ganar y convencer más allá de su propio campo".

Desde 1958, "ningún partido ha logrado superar solo el 50% de los votos" y "el FN rechaza las alianzas", lo que atrae votos pero también lo priva de una reserva de votos en la segunda vuelta, según Gombin. En base a AFP

Calendario electoral francés.

Tres comicios nacionales se celebrarán entre abril y septiembre de 2017 en Francia: las presidenciales el 23 de abril y el 7 de mayo, las legislativas un mes después y las senatoriales en septiembre. Las elecciones presidenciales serán precedidas por varias primarias, entre ellas las de los dos principales partidos políticos: Republicanos y Partido Socialista. Otros no pasan por la etapa de primarias, como el ultraderechista Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen, quien declaró su candidatura en enero.

—Domingo 20 y 27 de noviembre: primarias del partido Los Republicanos. Siete candidatos, entre ellos el expresidente Nicolas Sarkozy y el ex primer ministro Alain Juppé.

—Domingo 22 y 29 de enero de 2017: primarias del Partido Socialista. El presidente François Hollande dirá en diciembre si se presenta.

—Domingo 23 de abril: 1ª vuelta de las presidenciales.

—Domingo 7 de mayo: segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

—Domingo 11 y 18 de junio: primera y segunda vuelta de las legislativas para designar a 566 diputados de la Asamblea Nacional.

—Domingo 24 de septiembre: elecciones para renovar la mitad del Senado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º