SITUACIÓN ADVERSA

Denuncian ataque y peligro a libertad de prensa en América

Asamblea de SIP expone asesinatos de periodistas y medidas contra medios.

Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa. Foto: SIP
Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa. Foto: SIP

La libertad de prensa fue violada en mayor o menor grado, desde asesinatos de periodistas hasta leyes restrictivas, en todo el continente americano desde octubre del pasado año, según se constató en la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Miami.

La lectura de los informes país a país sobre la situación de esa libertad fundamental, con la que se abrió la segunda jornada de la Asamblea en la que la SIP celebra sus 75 años, presentó un panorama sombrío, con solo algunas luces aisladas.

Desde la anterior Asamblea General, celebrada en octubre de 2018, han sido asesinados en América 18 periodistas y contando solo los últimos seis meses, 13, de los cuales siete casos ocurrieron en México, el país que encabeza la “lista negra” en este aspecto.

También ha habido dos asesinatos en Colombia, dos en Brasil, uno en Honduras y otro en Haití, según informó el mexicano Roberto Rock, presidente de la Comisión de la Libertad de Prensa e Información de la SIP a los participantes.

A la lectura de los informes precedió la proyección de un video con la imagen y nombres de los periodistas asesinados y además los asistentes guardaron un minuto de silencio.

Dos de ellos eran colombianos (Libardo Montenegro y Mauricio Lezama), que fueron víctimas máximas de las amenazas a informadores que se registran especialmente en “zonas de disputa entre ilegales”, según dice el informe de Colombia.

Martha C. Ramos, de Organización Editorial Mexicana, que leyó el informe sobre México, dijo a Efe que desde que en diciembre de 2018 asumió la Presidencia Andrés Manuel López Obrador “la violencia en general ha aumentado” en el país y, en el caso de la dirigida a la prensa, hay “ineficiencia” por parte del gobierno para atajarla. Once periodistas han perdido la vida de manera violenta en México desde la asunción de López Obrador, pero en solo seis de los casos se ha podido establecer que su muerte estuvo ligada al ejercicio de su labor periodística, explicó Ramos.

Esa distinción es la que hace que las cifras de asesinatos de periodistas varíen según las distintas fuentes, agregó.

La responsable del informe sobre México también destacó la mala relación y el “desinterés” de López Obrador por los medios.

En este mismo sentido, Rock manifestó a Efe que la “estigmatización” de la prensa y de los periodistas por parte del poder político, algo que se está registrando en varios países, es la razón de que los responsables de elaborar el informe sobre la situación en Estados Unidos estén más ocupados desde que está Donald Trump en la Casa Blanca.

Censura.

Un ejemplo del empeoramiento de la situación es que en Costa Rica, uno de los países con una democracia más afianzada en el continente y cuyo presidente, Carlos Alvarado, es periodista, la “libertad de prensa y expresión ha sido violentada en múltiples ocasiones en este periodo”, según el informe leído en la sesión.

La situación en Cuba fue expuesta por Lucila Morales, del medio “La Hora de Cuba”, de Camaguey, cuyo responsable, Henry Constantin, no pudo viajar a Estados Unidos.

Morales subrayó que la “única reforma” que el gobierno cubano ha puesto en marcha en materia informativa en 2019 ha sido mantener la presión y censura sobre la prensa independiente, incluyendo amenazas de enjuiciamiento a un amplio número de periodistas.

La periodista cubana criticó el “megaoperativo” realizado contra Yoani Sánchez, del digital “14ymedio”; José Jasán Nieves, de “El Toque”, y Abraham Jiménez Enoa, de “El Estornudo”, a los que se prohibió salir de sus domicilios.

En el informe se asegura que se producen casos de “agresión digital”, como intentos de “hackeo” y suplantación de identidad, así como el hostigamiento y prohibición de acceder a lugares donde se producen noticias.

En unas declaraciones a Efe Morales indicó que en los últimos meses han registrado una “mayor represión” sobre la prensa independiente, que, según dijo, busca evitar que los medios se hagan eco del “descontento” reinante en el país por la intensificación de la crisis económica y la falta de combustibles.

Venezuela y Nicaragua, entre los países que cercenan información

María Elvira Domínguez, presidenta saliente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), dice que lo más agrio del cargo ha sido constatar las muchas “dificultades” que existen para ejercer el periodismo libre y defiende que, ante la crisis de los medios de comunicación, solo cabe apostar por la calidad.

La directora de “El País”, de Cali (Colombia), un medio con 69 años de historia, dijo a Efe que no pudo visitar Venezuela al frente de una misión de la Comisión de Libertad de Prensa. “No había garantías para la presencia de la SIP” en ese país, subrayó Domínguez, quien cuando asumió el cargo hace un año aseveró que su trabajo se iba a centrar en luchar para restablecer las “libertades cercenadas en Venezuela y Nicaragua”.

“La libertad de prensa está siendo aminorada y cercenada en este tipo de países, uno no se da cuenta hasta que va al país, hasta que habla con todos los actores y entiende lo que está pasando”, asegura.

Periodista torturado y la policía ocupa medio

María Elvira Domínguez pidió una ovación para el periodista de Nicaragua Miguel Mora, del canal 100 % Noticias.

Mora, según relató a Efe en un aparte de la reunión, estuvo durante 172 días en la cárcel, donde fue torturado, y su medio tomado por fuerzas policiales, que todavía siguen en la sede, pero él sigue informando por medio de la web con periodistas en Costa Rica y Miami, porque “no podemos dejar solo al pueblo” frente a la “dictadura” de Daniel Ortega. El periodista habló ayer en las sesiones de lectura de los informes sobre la situación de la libertad de prensa en cada uno de los países americanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)