También es por encubrimiento pero por lavado de activos

Otra denuncia cayó sobre la presidenta argentina

Un fiscal argentino involucró a la presidenta Cristina Fernández en una nueva denuncia, esta vez por supuesto encubrimiento al empresario argentino Lázaro Báez (cercano a Néstor Kirchner), acusado de presunto lavado de dinero y evasión, informaron ayer fuentes fiscales a medios locales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La presidente Cristina Kirchner junto a su hijo Máximo y el empresario K Lázaro Báez.

La denuncia fue presentada ayer por el fiscal federal Germán Moldes y alcanza también al titular del Fisco argentino, Ricardo Echegaray.

Según la demanda de Moldes, existe una "megamaniobra de encubrimiento tanto al poder político como empresario", para evitar que las causas de lavado de dinero y evasión fiscal que enfrenta Báez alcancen también a Fernández.

"Evidentemente, alguien con gran poder de decisión debe impartir las órdenes (tan celosamente obedecidas) para que estos acontecimientos se repitan alegremente y la cubierta protectora de Báez y su conglomerado no se agriete", apunta Moldes en el texto de la denuncia, difundido por el diario La Nación.

Moldes analizó en su investigación los expedientes sobre la empresa de Fernández, Hotesur, dos causas por facturas falsas que presuntamente usaron las empresas de Báez y el caso por lavado de dinero contra el empresario.

Tras analizar las distintas causas, Moldes advirtió en su denuncia que existe "protocolo por parte de la administración para proteger al señor Báez y, a su vez, a la señora presidenta".

En sus conclusiones el escrito dice: "Tras casi tres meses de ininterrumpido trabajo, esta encuesta me permite, con el grado de provisoriedad que la situación impone, suscribir la hipótesis de que existen indicios del funcionamiento de una red tutelar dedicada a bajar las cortinas de la complicidad o el silencio para evitar que se destapen chanchullos de Báez, ya sea mediante la sobrefacturación de la obra pública, la evasión fiscal o el uso de documentación ficticia, por no hablar de las operaciones, aun más inexplicables, como el escandaloso pago de alojamientos no usufructuados en determinadas cadenas hoteleras".

Es la segunda denuncia por encubrimiento que salpica a Fernández en menos de una semana, tras la presentación realizada por el fiscal Alberto Nisman, fallecido el domingo pasado, quien acusó a la mandataria de encubrir supuestamente a terroristas iraníes implicados en el atentado a la mutual judía AMIA en 1994.

El caso de Lázaro Báez lleva más de un año en tribunales y una parte de la investigación de lavado ha alcanzado a la vecina ciudad de Montevideo.

Iglesia expresó preocupación


La Iglesia Católica argentina manifestó ayer su "conmoción, perplejidad e incertidumbre" ante la muerte del fiscal Alberto Nisman y llamó a toda la dirigencia política a poner "todo el esfuerzo, honestidad y capacidad investigativa" en el caso. Pidió "superar las sombras de impunidad que dañan la salud de la democracia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)