El embargo sobre la compra de armas traba la definición

Se demora la definición con Irán por el plan nuclear

Los actores en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní han dejado ayer todas sus fuerzas en la batalla por finalizar un acuerdo histórico que, llegando a su plazo límite, aún no se concreta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hasan Rohani. Foto: Archivo.

Los responsables diplomáticos de Irán, Estados Unidos, Alemania, Rusia, China, Francia y la Unión Europea (UE) estaban todos en Viena en el 17º día de negociaciones. Los mismos y sus equipos se preparaban para una "noche blanca" para superar los últimos obstáculos, según una fuente iraní.

Las negociaciones registraron "avances reales" pero persisten puntos de desacuerdo, estimó este lunes la Casa Blanca, dando a entender que las mismas podrían prolongarse.

"Hubo avances reales (...) pero todavía hay puntos de desacuerdo que no están resueltos", declaró Josh Earnest, portavoz del presidente Barack Obama. "Si las conversaciones siguen siendo útiles, el equipo de negociadores permanecerá en Viena", agregó. El presidente iraní, Hasan Rohani, quien comparó a los negociadores con "alpinistas", se dirigirá a la nación por la televisión pública una vez que se concrete el acuerdo, por lo tanto sin precisar fecha ni hora. Su enviado a Viena, el ministro de Relaciones Exteriores Mohamad Javad Zarif, dijo este lunes que Irán negociará "tanto como sea necesario para terminar el trabajo".

"Todo el mundo trabaja para alcanzar un sí hoy, pero todavía hace falta voluntad política", escribió en Twitter el diplomático iraní Alireza Miryusefi, presente en la capital austríaca.

Todas las partes coinciden en que, pasito a pasito, se han realizado importantes avances.

"Hemos recorrido un largo camino. Debemos coronar una cima que tenemos muy cerca. Estamos tan cerca que si lo miramos desde abajo tenemos la impresión de que ya hemos llegado, pero si estamos arriba vemos que aún quedan algunos pasos por dar", confió el domingo el presidente Rohani desde Teherán.

Entre los puntos de desacuerdo está el levantamiento de las restricciones sobre las armas, que Teherán, apoyado por Moscú, exige se levante. Occidente consideran delicado el tema por la implicación iraní en varios conflictos, sobre todo en Siria, Irak o Yemen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados