En Cleveland, EE.UU.

Demandan a policías tras matar a un niño

La familia del niño afroamericano Tamir E. Rice, fallecido hace más de seis meses en Cleveland, Estados Unidos, acudió ayer al juez para presentar cargos contra los agentes de policía que confundieron la pistola de juguete que portaba el menor con un arma de verdad y le dispararon.

En vez de esperar a que concluya la investigación contra los policías implicados en la muerte del menor, la familia, activistas y líderes comunitarios de la ciudad invocaron una ley del estado de Ohio por la que cualquier persona puede presentarse ante un juez para solicitar, como es el caso, una condena por asesinato.

Los líderes comunitarios presentaron cargos por asesinato e intento de asesinato contra los policías Timothy Loehmann y Frank Garmback, que en noviembre pasado acudieron a un parque tras la llamada de un vecino que decía que un joven apuntaba a personas con la supuesta arma de fuego.

Según la Policía de Cleveland, los agentes pidieron a Rice que levantara las manos, pero él se las llevó a la cintura y sacó el arma de juguete, lo que hizo que uno de los policías, Timothy Loehmann, le disparara dos veces, una en el abdomen y otra en el pecho.

El de Rice es uno de los casos de muertes de afroamericanos a manos de policías blancos en circunstancias controvertidas en diferentes partes del país. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)