CONFLICTO

“¡Déjenlos!”, dijo Trump al anunciar retirada de Siria

Unos 1.000 soldados dejan el norte sirio por el ataque turco.

Donald Trump. Foto: AFP
Donald Trump. Foto: AFP

El presidente Donald Trump ordenó el retiro de hasta 1.000 soldados estadounidenses del norte de Siria, la casi totalidad de sus tropas en la zona, anunció ayer domingo el secretario de Defensa, Mark Esper. La orden llega en momentos en que unas 130.000 personas huyen de la zona bajo ataque turco.

“Hablé con el presidente anoche (por el sábado) (...) y él ordenó que comenzáramos un retiro deliberado de nuestras fuerzas en el norte de Siria”, dijo Esper a la cadena CBS.

Los enfrentamientos han tenido lugar en el noreste de Siria desde el miércoles, cuando Turquía lanzó una ofensiva contra las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los kurdos y a las que considera terroristas.

“Probablemente tendremos fuerzas estadounidenses atrapadas entre dos ejércitos enfrentados y es una situación bastante insostenible”, justificó Esper.

“Hay una situación realmente dramática allí. Una situación provocada por los turcos, por el presidente Erdogan”, añadió el jefe del Pentágono.

Esper afirmó que Estados Unidos se había enterado en las últimas 24 horas de que Turquía tenía intención de extender su ataque en Siria más al sur de lo previsto y también hacia el oeste.

El presidente turco Tayyip Erdogan dijo que la incursión se extendería desde Kobani en el oeste hasta Hasaka en el este, entrando unos 30 kilómetros en territorio sirio.

El objetivo de Turquía es concretar una “zona segura” dentro de Siria para reubicar a muchos de los 3,6 millones de refugiados de la guerra siria que alberga Turquía. Erdogan ha amenazado con mandarlos a Europa si la UE no respalda su incursión.

Pero la ofensiva turca ha activado la alarma internacional por los desplazamientos de civiles a gran escala que causó y, en medio de la conmoción, un aumento del riesgo de que militantes de Estado Islámico (ISIS) escapen de prisiones manejadas por autoridades dirigidas por los kurdos.

De momento, los enfrentamientos entre turcos y kurdos desataron el éxodo de unas 130.000 personas, según la ONU, que se prepara para que esa cifra se pueda más que triplicar.

Trump ha sido acusado de abandonar a sus aliados kurdos en la lucha contra el grupo Estado Islámico (ISIS) tras ordenar la retirada de fuerzas especiales estadounidenses de la frontera, algo que Esper negó.

El presidente justificó ayer domingo su estrategia de retirarse de “guerras sin fin”. “Los kurdos y Turquía se combaten desde hace años”, tuiteó Trump. “Otros querrán tal vez ir a luchar por un bando o por el otro. ¡Déjenlos!”, dijo el presidente, que prometió sin embargo “vigilar la situación de cerca”.

Trump “deshace años de trabajo para frenar al ISIS”, denunció el jefe de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

Turquía ahora enfrenta amenazas de posibles sanciones de Estados Unidos, su aliado en la OTAN, a menos que cancele la incursión.

Otros dos aliados de la OTAN, Alemania y Francia, han suspendido exportaciones de armas a Turquía. Por su parte, la Liga Árabe ha denunciado a la ofensiva turca como “una invasión de territorio árabe”.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, anunció el viernes que Trump había autorizado -aunque aún no activado- nuevas sanciones para disuadir a Turquía de que siga con su ofensiva militare en Siria. “Podemos cortar todas las transacciones en dólares estadounidenses con todo el gobierno de Turquía”, dijo Mnuchin a la cadena ABC ayer domingo. “Es algo que podríamos hacer”, aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)