LA POLÍTICA ANTIINMIGRANTES DE TRUMP

Defiende la tortura y va a la caza de los musulmanes

Bloqueará ingreso a EE.UU. de inmigrantes de países con bases terroristas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aprovechando la visita a Filadelfia, cientos de personas salieron a reclamar. Foto: AFP

El presidente estadounidense Donald Trump afirmó que el ahogamiento y otros métodos de tortura a prisioneros funcionan "totalmente", aunque dejará que los jefes de Pentágono y la CIA decidan si los aplican.

Consultado sobre el ahogamiento durante una entrevista con la cadena ABC en la Casa Blanca el miércoles, Trump dijo que es necesario "combatir fuego con fuego" ante las decapitaciones de estadounidenses y otras atrocidades perpetradas por los militantes del grupo yihadista Estado Islámico (ISIS).

Trump formuló estas declaraciones —en línea con afirmaciones hechas durante la campaña electoral— en medio de versiones de que su gobierno está considerando reinstalar prisiones secretas de la CIA en el exterior, conocidas como "sitios negros".

"Cuando están cortándoles las cabezas a nuestra gente y a otras personas... cuando el ISIS está haciendo cosas que nadie había oído desde los tiempos medievales. En lo que a mí concierne, tenemos que combatir el fuego con fuego", dijo Trump.

Sin embargo, afirmó que seguiría el consejo de los jefes del Pentágono, James Mattis, y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo. "Voy a respetar lo que ellos digan", indicó Trump. "Si ellos no quieren hacer eso, está bien. Si ellos lo quieren hacer, entonces voy a continuar hasta el final. Quiero hacer todo lo que uno está autorizado a hacer legalmente", dijo Trump.

"Pero, ¿siento que funciona? Totalmente, siento que funciona", agregó.

El diario The New York Times informó sobre un borrador de tres páginas de un decreto que autoriza nuevamente los "sitios negros", donde los sospechosos detenidos tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 eran sometidos a "técnicas de interrogatorio mejoradas", un eufemismo para describir torturas, incluido el ahogamiento.

En febrero de 2016, Trump había afirmado que la "tortura funciona" y prometió reintroducir el ahogamiento y otros métodos "mucho peores".

Sin embargo, en diciembre, luego de reunirse con Mattis, Trump dijo que estaba "impresionado" con el argumento de este general retirado de que construir confianza con los detenidos y premiar su cooperación, funcionaba mucho mejor que el ahogamiento.

Durante su audiencia de confirmación ante un comité del Senado, Pompeo prometió que no acataría ninguna orden de reintroducir las "técnicas de interrogatorio mejoradas" empleadas por la CIA tras el 11 de septiembre.

Musulmanes.

Trump se dispone a proseguir su ofensiva contra la migración con la suspensión de la entrada de ciudadanos de siete países musulmanes y la admisión de refugiados.

Después de haber firmado el miércoles el decreto para la construcción de un muro en la frontera con México, Trump prepara otro que bloquearía durante un mes la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de siete países musulmanes: Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

Este proyecto de decreto presidencial, difundido por The Washington Post, se llama "Proteger la nación de ataques terroristas por los extranjeros" y también prevé suspender durante cuatro meses la admisión de refugiados procedentes de países en guerra.

De los millones de sirios que han huido de su país en guerra, solo 10.000 han sido aceptados en Estados Unidos en 2016. Con este proyecto, su entrada estaría totalmente prohibida.

Trump, elegido tras una campaña aislacionista que defendía la lucha contra el "terrorismo islámico radical", quiere dividir por dos el número de refugiados acogidos en 2017, según este proyecto de decreto.

El gobierno del expresidente Barack Obama se había planteado el objetivo de recibir algo más de 100.000 refugiados este año, pero la nueva administración reduciría ese total a un máximo de 50.000 personas, según el proyecto.

Trump defendió estas medidas en la entrevista con el canal ABC, alegando que se tiene que actuar en un mundo lleno de "cólera" que se ha convertido en "un caos completo". "No se trata de un bloqueo contra musulmanes, sino que concierne a países donde hay muchos casos de terrorismo", dijo Trump en una entrevista. "Yo no quiero terrorismo en el país", añadió, en tanto se negó a divulgar la lista de países que serían afectados por la medida.

Ayer jueves a bordo del Air Force One, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, confirmó que Trump está trabajando en varios decretos más sobre seguridad nacional que podría aprobar hoy viernes. Trump visitará hoy el Pentágono, donde participará en la toma de posesión del nuevo secretario de Defensa, James Mattis, y se reunirá con los Jefes de Estado Mayor Conjunto y otros funcionarios para recibir evaluaciones sobre un amplio abanico de asuntos de seguridad nacional.

Trump celebrará también una conferencia de prensa hoy viernes con la primera ministra británica, Theresa May, su primer encuentro con un líder extranjero en la Casa Blanca.

Británicos le piden a May que sea firme con Trump.

Diputados y organizaciones no gubernamentales urgieron ayer a la primera ministra británica, Theresa May, a cuestionar al presidente Donald Trump por su opinión sobre la tortura cuando se reúnan hoy viernes en Washington. Parlamentarios de todos los partidos y entidades independientes como Greenpeace y Friends of the Earth pidieron a May que defienda además la lucha contra el cambio climático y los derechos de las mujeres. El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, su-brayó que May, la primera mandataria en verse con Trump desde su investidura, tiene la obligación de "defender los valores de nuestro país" y "confrontar su apoyo a la tortura, que es inhumana, ilegal y proporciona información falsa". "No puede haber ningún tipo de tolerancia a la renovada amenaza del presidente Trump de vetar a los musulmanes y construir un muro en la frontera con México", afirmó. EFE

"Yo no quiero terroristas en mi país".

En entrevista esta semana con la cadena ABC, Donald Trump anunció medidas contra inmigrantes musulmanes y dijo que el mundo está lleno de "cólera" y es un "caos completo". "No se trata de un bloqueo contra musulmanes, sino que concierne a países donde hay muchos casos de terrorismo. Yo no quiero terrorismo en el país", afirmó.

De acuerdo con el documento reproducido por The Washington Post, las restricciones abarcarían a Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. Al ser consultado si la medida podría generar más "cólera" en el mundo musulmán, Trump no dejó dudas. "¿Cólera? ¡Ya hay enorme cantidad de cólera! ¿Cómo podría haber más?", dijo.

Varios grupos de defensa de los derechos humanos ya han criticado estas medidas contra los musulmanes. "Dar la espalda a los refugiados vulnerables no va a proteger a Estados Unidos", dijo el exjefe del centro nacional antiterrorista, Michael Olsen, hoy miembro de Human Rights First. Al contrario, "esto alimentará el falso discurso de (la organización yihadista) Estado Islámico según el cual nosotros estamos en guerra contra los musulmanes y no contra los grupos terroristas", advirtió. Para el exembajador de Estados Unidos en Irak y Siria, Ryan Crocker, "prohibir la admisión de refugiados sirios va contra los valores de Estados Unidos y debilita su liderazgo".

Rahm Emmanuel - Alcalde de Chicago.

"No hay extraños entre nosotros, sean de Polonia o Pakistán, de Irlanda, India o Israel, de México o Moldavia, de donde mi abuelo proviene. Son bienvenidos en Chicago para seguir el sueño americano".

Eric Schneiderman - Fiscal general, Nueva York.

Reclamó que Trump abandone "cualquier intento de hacer bullying a los gobiernos locales" y su política contra las "ciudades santuario" y los inmigrantes. "Si no lo hace, haré todo en mi poder para combatirla", dijo.

Shia LaBeouf - Actor, "Transformers"

El actor Shia LaBeouf, estrella de películas como "Transformers", fue arrestado ayer jueves tras una escaramuza afuera de un museo en Nueva York durante una protesta transmitida en vivo contra Trump.

Taraneh Alidoosti - Actriz, nominada al Oscar.

La actriz iraní Taraneh Alidoosti, protagonista de la película nominada a los Oscar "El viajante", boicoteará la ceremonia como protesta contra el proyecto "racista" de Trump contra los migrantes musulmanes.

ESPÍA INDULTADA.

Manning, crítica de Obama y "traidora".

La exanalista de inteligencia militar estadounidense Chelsea Manning cuestionó el jueves el legado de Barack Obama después de que el ex presidente demócrata conmutó su sentencia la semana pasada, y pidió "un líder progresista sin remordimientos" que luche por los derechos de las minorías. Aunque no mencionó por su nombre al actual mandatario, Donald Trump, Manning escribió en el diario británico The Guardian que "tras ocho años de buscar compromisos y obtener un desprecio incansable a cambio, nos estamos moviendo hacia tiempos más oscuros" e instó a los demócratas a no comprometerse.

Trump respondió a través de Twitter, llamándola traidora y criticando la decisión de ponerla en libertad. "La desagradecida TRAIDORA Chelsea Manning, que nunca debería haber sido liberada de la cárcel, está llamando ahora líder débil al presidente Obama. ¡Terrible!", escribió Trump.

Manning fue sentenciada a 35 años de cárcel por protagonizar la mayor filtración de información clasificada de la historia de Estados Unidos en 2010, al entregar secretos gubernamentales a Wikileaks. En uno de sus últimos actos antes de dejar el poder la semana pasada, Obama conmutó a unos siete años su condena, por lo que será liberada el próximo el 17 de mayo. Obama defendió la decisión afirmando que Manning cumplió una dura sentencia y que se había hecho justicia.

Anteriormente conocida como el soldado Bradley Manning, Chelsea nació como varón pero después de que fue hallada culpable de espionaje reveló que se identificaba como mujer. Tuvo problemas para sobrellevar el ser una mujer transgénero en una prisión militar para hombres e intentó suicidarse dos veces.

En su artículo en The Guardian no reconoció de forma directa la medida de gracia de Obama. En su lugar, dijo que el expresidente se comprometió demasiado y dejó un "legado vulnerable" con "muy pocos logros permanentes". "La simple y única lección que podemos extraer del legado del presidente Obama: no empiecen con un compromiso. No se encontrarán en la mitad del camino. En su lugar, lo que necesitamos es un líder progresista sin remordimientos", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados