ARGENTINA

"Era decente y trabajador", dice el hermano del uruguayo baleado

Daniel De Negri tenía 54 años y hacía 30 años que trabajaba en la galería Jardín. El martes, el disparo de un abogado que se defendió de un robo a los tiros lo alcanzó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El cuerpo de Daniel De Negri tendido en la calle, el martes. Foto: Captura.

Como todos los días, Daniel Fernando De Negri salió el martes de su casa en el barrio Los Patos, ubicado en Berazategui, donde vivía con su esposa, la hija de ambos, de 12 años, y los hijos de ella. La vida cambió para siempre para toda la familia cuando a las 9:26 horas De Negri fue alcanzado por uno de los tiros que disparó el abogado Guillermo Martinero, argumentando legítima defensa ante un robo callejero.

"Era una persona decente y trabajadora", dijo Miguel De Negri, hermano de Daniel, en diálogo con el programa radial Poné Primera. La familia es uruguaya y hace 42 años que vive en el país.

"Daniel era un excelente trabajador, lo quiere todo el mundo. Hace 30 años que trabajaba en esa cerrajería", mencionó Miguel De Negri, sin poder creer lo que le pasó a su hermano camino a la Cerrajería Integral Centro.

Martinero se resistió a un robo a los tiros con una pistola Glock calibre 9 milímetros.

"No existe la defensa propia con todas las balas que disparó. Este tipo podría haber hecho una masacre y nos quitó a mi hermano. Lo único que quiero es que vaya preso. No me importa que sea abogado, es un delincuente y está libre, con un arma en la cintura", dijo el hermano de la víctima, quien además afirmó que el atacante "tenía el registro del arma vencido".

El cuerpo de De Negri aún continúa en la morgue judicial y la familia esperaba poder retirarlo cerca de las 10 de la mañana para poder despedirlo en familia y darle una sepultura cristiana.

El abogado está mencionado en la causa que investiga la llamada "mafia de los medicamentos" y en la investigación del triple crimen de General Rodríguez.

Sebastián Forza, una de las víctimas de ese hecho en el que también fue vinculado el exjefe de Gabinete de Cristina Fernández, Aníbal Fernández, le temía a tres acreedores: Ibar Pérez Corradi -prófugo en esta causa y acusado de ser el autor intelectual de la masacre-, el empresario farmacéutico Marcelo Abasto y al abogado Guillermo Martinero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados