brasil

Decapitó a su novia, se paseó con la cabeza por la ciudad y se entregó

La joven de 16 años estaba embarazada de siete meses. Su pareja la decapitó y dos días después el hombre apareció ante la Policía con la cabeza. Antes de entregarse recorrió unos 30 kilómetros de la ciudad en autobuses con la cabeza en una bolsa.

Un brasileño estranguló a su novia de 16 años embarazada de siete meses y, tras decapitarla, se entregó a la Policía dos días después, recorriendo una gran parte de Sao Paulo en autobuses con la cabeza de la víctima en una bolsa plástica, informaron hoy medios locales.

El caso ocurrió en el barrio Pedreira, en el extremo sur de la mayor urbe brasileña, cuando el ayudante de servicios generales José Ramos dos Santos, en un ataque de celos por la traición en diciembre pasado de su novia, decidió estrangularla, de acuerdo con la edición digital del diario O Estado de Sao Paulo.

Después de cometer el homicidio el último jueves, el hombre de 23 años cortó la cabeza de la joven identificada como Shirley Souza y decidió guardar el cuerpo en un armario.

Los vecinos y un hermano del asesino comenzaron a sentir mal olor en el lugar y Ramos dos Santos decidió llevar el cuerpo para un terreno baldío próximo, donde el cadáver decapitado fue hallado el sábado.

Con el temor de ser asociado al crimen y linchado por los vecinos, el asesino decidió entregarse a las autoridades y recorrió así unos 30 kilómetros en dos líneas de autobuses hasta la Comisaría de la Policía Civil de Liberdade, el barrio japonés ubicado en el centro de la ciudad.

Ramos dos Santos confesó el asesinato, pidió perdón a los familiares de la joven por el "sufrimiento" que les provocó, pero no se arrepintió del crimen y manifestó a las autoridades que "ella merecía morir".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados