ARGENTINA

Dos curas a prisión por abusos a niños hipoacúsicos; uno tenía antecedentes

Las víctimas eran atendidas en un establecimiento que depende del Arzobispado de Mendoza; una integrante de una asociación de sordos reveló los hechos a una senadora

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Instituto para niños hipoacúsicos Antonio Próvolo. Foto: Página de Facebook.

Mendoza está convulsionada desde el pasado martes, cuando dos sacerdotes y otras tres personas vinculadas a un instituto para chicos con problemas auditivos severos fueron detenidos, acusados de haber abusado de menores internados en ese establecimiento, que depende de la Arquidiócesis de la provincia.

La investigación, revelada por una publicación del sitio periodístico Mendoza Post, aún está en su etapa inicial, y son pocos los detalles del caso que trascendieron hasta ahora. Sí se sabe que la causa se inició por instancias de una denuncia presentada por la senadora radical Daniela García; hasta ella llegó el viernes pasado, durante un acto, una integrante del Movimiento de Sordos de Mendoza, que a través de una intérprete pudo revelarle a la legisladora al menos un hecho del que ella había sido testigo.

Según reveló Mendoza Post, las detenciones se produjeron el viernes a la noche, después de que la testigo declarara por lenguaje de señas, asistida por una intérprete, ante un fiscal, una psicóloga y auxiliares de la Justicia, por disposición del Procurador General Alejandro Gullé. Los hechos habrían ocurrido a lo largo de los años en el Instituto para niños hipoacúsicos Antonio Próvolo, de Luján de Cuyo, y algunas de las víctimas habrían sido menores de edad cuando ocurrieron los abusos sexuales.

Según publicó el portal de noticias MDZ Online, citando fuentes de la investigación, ninguno de los tres se resistió a la detención y "la gente del instituto cooperó en todo momento" ante el procedimiento.

Hasta el momento figuran en el expediente los testimonios de dos víctimas directas de los hechos denunciados, pero los investigadores sospechan que pueden ser muchas más.

Se cree que los abusos vienen desde, por lo menos, 2007. Entre las víctimas hay mujeres y también habría hombres. Muchos ya son adultos.

Los menores, que asistían a ese establecimiento eran abusados en un lugar dentro del instituto al que llamaban "La casita de Dios".Desde una rendija, las víctimas observaban lo que los sospechosos hacían con sus amigos.

Antecedentes

Uno de los sacerdotes,Nicolás Corradi, de 82 años, arribó a Argentina a mediados de la década de 1980, en un traslado ordenado por la Iglesia Católica luego de que se lo vinculara a un caso de abusos sexuales en Verona.

El Instituto Próvolo de Verona, donde se desempeñaba, estaba dirigido a niños y jóvenes sordomudos. Las denuncias fueron por violaciones, masturbaciones obligadas por curas y relaciones de sodomía cometidas en los dormitorios, e involucraron a unos 130 religiosos, según reportó La Izquierda Diario.

La prensa italiana se hizo eco de la detención de Corradi en Argentina, luego de conocerse la noticia.

Los otros detenidos

El otro cura apresado, Horacio Corbacho, tiene 56 años y fue ordenado primer sacerdote argentino de la "Compañía de María para la Educación de los Sordomudos", dedicada a la “educación, instrucción y asistencia a personas sordomudas”.


El tercer detenido fue José Ojeda, un ex interno de ese instituto de quien se conocen pocos detalles. Según detalló Mendoza Prost, los otros encausados lo habrían "obligado" a practicar las violaciones y felaciones

Más adelante fue capturado Jorge Bordón, un empleado administrativo de la institución que, según relató una de las víctimas al fiscal Fabricio Sidoti, solía vestirse como cura para someter a los menores hipoacúsicos.

Finalmente, en la noche del martes, fue detenidoArmando Gómez, celador y jardinero del instituto Próvolo.

El fiscal Sidoti pidió la prisión de los cinco implicados en los abusos, incluidos los dos curas. Desde el primer momento el fiscal solicitó el informe al forense para conocer el estado de salud de los detenidos, y especialmente el de Corradi, de 82 años, y en él se reveló que el hombre está en condiciones de permanecer detenido "en cualquier lugar" que la Justicia determine.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados