POLÉMICA

"No es culpa del gobierno que el COVID esté circulando", dijo ministro chileno ante suba de casos

"¿Usted piensa que nosotros lanzamos el virus y que circula porque el gobierno quiere que aumenten los casos? Eso no es así", respondió el jerarca en conferencia de prensa.

Enrique París junto a Sebastián Piñera, este sábado en el Palacio de La Moneda (Chile). Foto: AFP
Enrique París junto a Sebastián Piñera, en el Palacio de La Moneda (Chile). Foto: AFP - Archivo

Chile volvió a superar este jueves los 8.000 casos nuevos de covid-19, una cifra que no se registraba desde abril, cuando el país vivió los momentos más críticos de una segunda ola de la pandemia, y pese a que más del 50 % de la población ya ha recibido las dos dosis de la vacuna.

"Nosotros siempre vamos a asumir las responsabilidades que tenemos que asumir, y obviamente que si llegamos a los 8.000 habrán tenido buenos argumentos para hacer ese cálculo, y me alegro por aquello, pero no es culpa del gobierno que el virus esté circulando", expresó el ministro de Salud, Enrique Paris, tras ser consultado en una conferencia de prensa si al gobierno le cabe alguna responsabilidad por este aumento.

En esa línea, el secretario de Estado enfatizó: " ¿Usted piensa que nosotros lanzamos el virus y que circula porque el gobierno quiere que aumenten los casos? Eso no es así".

En las últimas 24 horas se contabilizaron 8.117 contagios y 185 decesos nuevos, que dejan el balance de la crisis sanitaria en más de 1,3 millones de contagios y 28.809 fallecidos.

Este repunte de contagios se produce en paralelo a una de las campañas de vacunación más exitosas del mundo: Chile ha logrado vacunar con dos dosis a más del 51 % de la población objetivo -9,7 millones de personas-, una marca que lo sitúa solo por detrás de Israel, según datos de la Universidad de Oxford.

El ministro de Salud explicó que si todavía no hay un cambio en la evolución de la pandemia "es porque Israel o Estados Unidos partieron dos meses antes con la campaña masiva de inmunización", que en Chile se inició en febrero.

Con una dosis, se ha vacunado al 66 %, más de 10 millones de personas, en su mayoría con la vacuna del laboratorio chino Sinovac, y en menor medida de Pfizer y AstraZeneca, que se aplicará a hombres mayores de 18 años y mujeres mayores de 55 años.

Esta semana llegará también el primer lote de la vacuna del laboratorio chino CanSino, un suero monodosis, la cuarta autorizada en el país.

El aumento de contagios empezó hace una semana, justo cuando el país parecía recuperarse de una grave segunda ola que se vivió en marzo y abril, tras las vacaciones de verano, que puso contra las cuerdas al sistema sanitario y elevó la cifra de casos nuevos a máximos históricos, por encima de los 9.000.

Con la llegada de mayo, que trajo una leve mejoría en las cifras, las autoridades comenzaron a levantar cuarentenas, atrasaron el toque de queda una hora, y ultimaron los detalles del "pase de movilidad", un carné que otorga más libertades a vacunados.

El pase, aclaró Paris, "es un reconocimiento al sacrificio" de los vacunados y es "un estímulo indirecto" para que los jóvenes se vacunen, y que en la última jornada llevó a registrar una cifra récord de 216.000 personas inoculadas.

París envió un mensaje a los adultos mayores vacunados:"Se pueden ahora abrazar con su familia,visitar a sus hijos y nietos. A ellos les pido que nos apoyen y nos den fuerzas, que fueron castigados a lo mejor por nosotros mismos por ser demasiados estrictos con ellos, pero ahora que tienen su vacuna disfruten de la vida".

También se incrementó el número de pacientes en unidades de cuidados intensivos: en las últimas 24 horas se contabilizaron 3.024 personas graves -una de las cifras más altas registradas-, lo que implica que solo quedan 217 camas críticas libres en todo el país.

La tasa nacional de positividad -test PCR positivos por cada 100 exámenes realizados- fue del 10,1 % este miércoles, tras realizarse más de 70.000 pruebas PCR, y en la Región Matropolitana -la que alberga la capital- fue del 13 %.

Chile mantiene las fronteras blindadas hasta el 15 de junio, el toque de queda de 22.00 horas a 5.00 horas y el estado de excepción por catástrofe desde hace más de un año.

Con información de EFE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados