Terrorismo

"La cuenta regresiva comenzó" para la ejecución de rehenes japoneses

El Estado Islámico (EI) vuelve a amenazar a Japón enviando un mensaje y alertando que "la cuenta regresiva comenzó" para la ejecución de los rehenes japoneses en caso de que el gobierno no pegue un rescate de 200 millones de dólares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estado Islámico amenaza a dos rehenes japoneses.

Militantes afiliados al Estado Islámico (EI) enviaron un mensaje en Internet anunciando que "la cuenta regresiva comenzó" para la ejecución de los dos japoneses que mantienen como rehenes, reportó Nippon Television Network, cadena de TV japonesa,  al acercarse el vencimiento del ultimátum al gobierno de Tokio para el pago de un rescate de 200 millones de dólares.

Nippon Television Network dijo que el mensaje, según el ministerio de Exteriores, fue enviado por "un grupo cercano al EI" y publicado en un foro popular entre militantes y simpatizantes islámicos, donde en el pasado hubo videos y textos anticipados respecto de otros sitios.

En el mensaje, además de la "cuenta regresiva", se dice que "el premier japonés (Shinzo Abe, NDR) está mintiendo de nuevo. El pueblo japonés no hizo nada" y "no habrá piedad para los dos rehenes".

"Hemos recibido todo tipo de información, pero no estamos en condiciones de confirmar su seguridad", dijo por su parte el vocero del gobierno de Tokio Yoshihide Suga, consultado sobre las condiciones de los rehenes Kenji Goto y Haruna Yukawa.
"Estamos haciendo todo esfuerzo para la liberación de ambos en una situación extremadamente grave", agregó Suga, asegurando que Tokio "sigue contribuyendo a la lucha internacional contra el terrorismo, sin ceder al terrorismo".

.Por su parte Junko Ishido, madre de Kenji Goto, uno de los dos rehenes, lanzó un llamado por su liberación: "Kenji no es enemigo del Estado Islámico", dijo la mujer en una reunión con la prensa internacional tras dar una declaración donde pide al gobierno japonés "salvar la vida de Kenji. El tiempo a disposición se está terminando".
"Kenji tiene un fuerte sentido de la justicia", agregó sobre su hijo periodista, un freelance de 47 años que quería "salvar la vida de niños en las zonas de guerra" y entró en una zona controlada por el EI en busca de Haruna Yukawa, el otro rehén.
"Son días de llanto y tristeza", agregó, recordando que "la esposa de Kenji dio a luz a un niño hace unas dos semanas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)