LOS CAMBIOS EN LA CUBA POST CASTRO

Cuba vota su nueva Constitución: pasitos a la inversión privada

Reconoce el mercado, crea la figura del primer ministro y acota a cinco años el mandato presidencial.

La reforma se abre a la inversión, pero todo sigue controlado por el Partido Comunista. Foto: Reuters
La reforma se abre a la inversión, pero todo sigue controlado por el Partido Comunista. Foto: Reuters

Más de ocho millones de cubanos están llamados a votar en un referéndum mañana domingo. La nueva Constitución, que busca reemplazar la de 1976, reconoce el mercado y la inversión privada y extranjera como actores en su economía de corte soviético, pero siempre bajo la dirigencia del único y gobernante Partido Comunista de Cuba, y asegura que "solo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena".

El gobierno cubano desarrolló una omnipresente campaña en redes sociales y las estaciones de televisión estatal —las únicas en señal abierta— para lograr la aprobación mediante el hashtag îYovotoSí.

La boleta de votación tiene solo una pregunta: "¿Ratifica usted la nueva Constitución de la República?" y dos casillas a marcar, "sí" o "no".

"La primera victoria es la que tenemos que consolidar (...) el próximo domingo 24 de febrero con el voto del sí por la Constitución, que es un voto también por el socialismo, por la patria, por la revolución, por Fidel y por Raúl", dijo el miércoles el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

A diferencia de los tradicionales comicios que celebran en la isla cada cinco años, en los cuales los sectores opositores llaman a abstenerse, anular boletas o dejarlas en blanco, está vez convocan al "no". Sin embargo, consignas como îYovotoNo, impulsadas por la oposición en las redes sociales, no llegan a su destino cuando son compartidas vía SMS.

Para ganar se requiere el 50%+1 del padrón electoral. El gobierno da por descontado que el "sí" ganará de forma masiva. El voto es voluntario.

Este proyecto constitucional fue planteado en julio del 2018 y debatido en foros populares entre agosto y noviembre. El proyecto final, aprobado por el Parlamento en diciembre, ahora va a referéndum.

Tras dos días de acalorado debate, el texto se aprobó por unanimidad. Foto: EFE
El proyecto final, aprobado por el Parlamento en diciembre, ahora va a referéndum. Foto: EFE

En el hipotético escenario de que venza el "no", continuaría vigente la Carta de 1976 y el gobierno tendrá que adecuar las normas para dar piso legal a las reformas ya aplicadas, pero marcaría un escenario político sin precedentes en 60 años del régimen.

La Constitución de 1976 entró en vigor con el respaldo del 97,7% de los que votaron. La reforma constitucional de 2002 para hacer "irrevocable" el socialismo obtuvo el 99,3%.

De aprobarse por un porcentaje considerablemente menor, tendría otras lecturas políticas. "Por lo que he visto, tengo la sensación que, si se suma el no, los blancos, invalidados y abstenciones, oscilamos por un 20 y 30% (...) del total del padrón electoral, andaremos en el 60% (por el sí). Y de los válidos será entre el 70 y 80%, pero no va a ser el 97% (como en 1976). El país ha cambiado y es otra Constitución, con más complejidades", dijo el académico Carlos Alzugaray.

Los cambios propuestos dan sustento legal a los ajustes iniciados desde 2008 por Raúl Castro, que permitieron a los cubanos emprender negocios privados. Hoy suman 580.000 personas, lo que equivale al 13% de la fuerza laboral del país. Raúl Castro dejó la presidencia pero sigue como secretario general del Partido Comunista cubano.

Raúl Castro. Foto: Reuters
Raúl Castro. Foto: Reuters

Actualmente, Miguel Díaz-Canel es presidente de los consejos de Estado y de Ministros. Según la nueva Constitución, será el presidente de la República y tendrá a su lado un primer ministro. Esto "obedece más a una lógica de distribución de funciones que a una perspectiva de división de poderes", explicó el analista Arturo López-Levy, profesor del Gustavus Adolphus College de Minnesota. López-Levy cita otras "experiencias de monopolio del partido comunista": "Los primeros ministros de China y Vietnam administran con autonomía la esfera del gobierno, pero la posición se subordina al presidente y al primer secretario o secretario general del Partido Comunista".

Después de 60 años de poder de los hermanos Fidel y Raúl Castro, ahora el mandato presidencial será de cinco años con opción a una reelección inmediata por igual tiempo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)