LA HABANA

El Cuba, la policía reprime una marcha de homosexuales

Según el gobierno, estaba organizada desde Miami.

Marcha: la policía los frenó cuando llegaron al Malecón. Foto: Reuters
Marcha: la policía los frenó cuando llegaron al Malecón. Foto: Reuters

Habían caminado unos 400 metros con banderas cubanas y del arco iris, cuando la policía llegó a interrumpir su marcha. Al grito de “sí se puede”, más de un centenar de activistas reclamó el sábado en La Habana por los derechos de los homosexuales, aclarando que no tenían motivación política.

En una convocatoria inédita en Cuba, vía redes sociales, los manifestantes se agruparon en el Parque Central, frente al Capitolio, y recorrieron el Paseo del Prado bajo la mirada sorprendida de los transeúntes, acostumbrados a manifestaciones oficiales. Con consignas como “Cuba diversa”, “Lo más grande, Cuba”, los activistas LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) protestaron contra la homofobia del régimen comunista de la isla.

Un fuerte dispositivo policial observó la manifestación con recelo, hasta que llegaron a la intersección con el Malecón, la avenida que se extiende a lo largo de la costa.

Agentes pidieron a los manifestantes que “por favor” se detuvieran y que concluyeran su caminata, que no estaba autorizada. Al menos tres manifestantes, que increparon a los agentes policiales, fueron detenidos.

Tras la interrupción, varios participantes se sentaron en el suelo del paseo central de la calle en actitud de protesta pasiva durante unos minutos, hasta que se marcharon frustrados.

Los homosexuales fueron marginados en Cuba durante las primeras décadas de la revolución de 1959, incluso recluidos en campamentos de trabajo, lo que provocó la emigración de muchos.

Detenidos: al menos tres activistas LGTBI fueron arrestados. Foto: EFE
Detenidos: al menos tres activistas LGTBI fueron arrestados. Foto: EFE

La manifestación fue convocada después de que se cancelara oficialmente la marcha contra la homofobia y la transfobia que organiza anualmente el estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), que encabeza Mariela Castro, hija del líder del Partido Comunista de Cuba, el expresidente Raúl Castro.

El gobierno cubano había advertido esta semana que se cancelaba la marcha o conga gay anual porque era dirigida desde el extranjero por elementos subversivos. Cenesex dijo que opositores al gobierno planeaban usar el evento para socavarlo, animados por la escalada agresiva de Trump contra Cuba y su aliado Venezuela.

El cantautor cubano Silvio Rodríguez apoyó ayer domingo las críticas publicadas por el también cantautor Vicente Feliú sobre la “represión absurda, vergonzante, peligrosamente evocativa” de la manifestación LGTBI convocada del sábado en La Habana.

“Con los ojos bien abiertos suscribo cada palabra de lo dicho por Vicente en su Facebook”, escribió Rodríguez en su blog Segunda Cita, que se ha convertido para muchos intelectuales y ciudadanos en punto de encuentro y debate de la actualidad de la isla.

Por su parte, Mariela Castro, consideró que la marcha del colectivo LGTBI fue un “show” convocado desde Miami. La sexóloga cubana escribió ayer domingo en su cuenta de Facebook que la marcha del orgullo gay en la capital cubana fue un “show” que estuvo “respaldado por funcionarios de la embajada de Estados Unidos y cubierto por la prensa extranjera”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)