Los cambios en la isla comunista

Cuba mantiene prohibido el matrimonio homosexual

La comisión Castro retira el tema de la nueva Constitución.

El matrimonio gay será analizado en un nuevo código de familia. Foto: AFP
El matrimonio gay será analizado en un nuevo código de familia. Foto: AFP

En Cuba el matrimonio entre personas del mismo sexo seguirá prohibido con la nueva Constitución, al menos por un buen tiempo más. Esta semana la comisión a cargo de redactar la nueva Constitución cubana propuso revisar el borrador original para eliminar una enmienda que abría la puerta al matrimonio gay.

La comisión, encabezada por el jefe del Partido Comunista de Cuba, el expresidente Raúl Castro, propuso a la Asamblea Nacional de Poder Popular eliminar por completo este punto del proyecto de Constitución.

En su lugar, el tema debería tratarse en el código de familia que será actualizado después de que haya sido aprobada la nueva Constitución.

La Asamblea Nacional votará mañana viernes el borrador constitucional, que será sometido a un referéndum el 24 de febrero próximo.

"La Comisión propone diferir el concepto del matrimonio, es decir, que salga del Proyecto de la Constitución, como forma de respetar todas las opiniones", publicó el Parlamento en Twitter. "El matrimonio es una institución social y jurídica", agregó.

La comisión había presentado en julio el primer borrador de la nueva Constitución, para actualizar una vigente desde 1976. La propuesta incluía el Artículo 68 para redefinir el concepto de matrimonio como una "unión entre dos personas" en lugar de la "unión voluntaria entre un hombre y una mujer".

Si bien muchos jóvenes de zonas urbanas y activistas a favor de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y transgéneros aplaudieron la enmienda, la mayoría de los cubanos pareció rechazarla.

La Asamblea Nacional cubano precisó que "en el Código de Familia deberá establecerse quiénes pueden ser sujetos del matrimonio" y que se realizará una consulta popular y un referéndum "en un plazo de dos años a partir de una propuesta de disposición transitoria recogida en el propio proyecto".

La modificación constitucional que avalaba una futura ley de matrimonio homosexual había abierto un intenso debate en Cuba, con intensas campañas a favor por parte del colectivo LGTBI, pero también en contra desde la iglesia católica y la evangelista.

La nueva Constitución cubana, que no incorpora modificaciones del sistema político, reconoce la propiedad privada, elimina las alusiones al comunismo y establece la figura de primer ministro, entre otros cambios.

Reacción.

La decisión de retirar de la reforma constitucional el artículo que habilitaba el matrimonio gay, provocó sorpresa y desconcierto en el colectivo LGTBI cubano que tomó las redes sociales para expresar su descontento ante lo que ven un "paso atrás" en la lucha por los derechos de esa comunidad.

Sin embargo, la sexóloga Mariela Castro, líder del ala oficialista del movimiento LGTBI en Cuba e hija de Raúl Castro, aseguró que "no hay retroceso" en la eliminación del artículo que abría la puerta al matrimonio gay.

"No hay retroceso, la esencia del artículo 68 se mantiene, la lucha continúa, ahora démosle el sí a la Constitución y luego cerremos filas para lograr un Código de Familia tan avanzado como el nuevo texto constitucional", escribió Castro en su página oficial de Facebook.

La sexóloga destacó que la nueva Constitución "coloca como elemento novedoso las uniones de hecho, sin atarlas a género alguno", una figura que es, "a la larga y según las estadísticas", la más usada en el país caribeño, en el que ha decrecido el número de matrimonios. "No hemos cedido ni cederemos a los chantajes fundamentalistas", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)