Cierre de fronteras

Cuatro países cierran camino hacia Europa

Croacia afirmó que los migrantes ilegales ya no pasarán por allí.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tihomir Orekovic, primer ministro de Croacia. Foto: Reuters.

La ruta que más de un millón de migrantes usaron para cruzar el sureste de Europa fue clausurada el miércoles pasado, cuando Eslovenia, Serbia, Croacia y Macedonia hicieron un cierre de fronteras a los nuevos migrantes con el respaldo implícito de la UE.

"Serbia no puede convertirse en un centro colectivo para refugiados, por lo que armonzará sus medidas con los de los miembros de la UE", dijo el Ministerio del Interior.

A su vez, el primer ministro de Croacia, Tihomir Orekovic, afirmó: "El mensaje es claro. Los migrantes ilegales ya no pasarán por esta ruta".

Orekovic indicó que el acuerdo entre la UE y Turquía reduce los incentivos para que los migrantes se dirijan a Europa. Al igual que otros líderes, atribuyó el problema a los traficantes que inducen a los migrantes a realizar travesías peligrosas a través del mar Egeo.

La decisión de los cuatro países no afecta a los visitantes legales, como turistas y viajeros de negocios, pero es un esfuerzo para frenar a los migrantes indocumentados que intentan pasar por esos países para buscar asilo en otros lugares. Muy pocos han solicitado asilo en los cuatro países.

El cierre del corredor es coincidente con el esfuerzo de la UE de restablecer el orden después que el sistema de asilo se quebró el año pasado.

En Eslovenia, unos 460 de los casi 478.000 migrantes que entrarón al país desde octubre solicitó asilo allí. El resto siguió camino hacia el norte, con la esperanza de llegar a Alemania Suecia y otros países vistos como más amigables a los solicitantes de asilo.

En Croacia, 408 migrantes están atascados en un campamento en la pequeña localidad norteña de Salonski Brod.

Naciones Unidas estima que hay alrededor de 2.000 migrantes en Serbia y 1.500 en Macedonia.

La UE dio apoyo tácito a las acciones de esos países, a medida que se esfuerza por restablecer el orden en el proceso de asilo y la integridad del espacio Schengen, el acuerdo para el movimiento libre de pasaportes entre 26 países, que es uno de los logros más tangibles de la UE.

Eslovenia y Croacia son miembros de la UE, mientras Serbia y Macedonia esperan incorporarse al bloque. De los cuatro países, solo Eslovenia es parte del espacio Schengen.

Natasha Bertaud, vocera de la Comisión Europea, destacó la decisión de Eslovenia de bloquear a los refugiados como parte del esfuerzo destinado a restablecer el orden.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados