REPRESIÓN

Cruzada china contra la oposición en Hong Kong

Opositores demócratas hongkoneses liberados acusaron a la Policía de Hong Kong de haberles arrestado de manera aleatoria.

Miembros del movimiento prodemocracia en Hong Kong en una conferencia de prensa luego de salir de la cárcel. Foto: AFP
Miembros del movimiento prodemocracia en Hong Kong en una conferencia de prensa luego de salir de la cárcel. Foto: AFP

Varios opositores demócratas hongkoneses liberados este jueves bajo fianza y sin cargos denunciaron ayer viernes una cruzada “demencial” y “motivada políticamente” del régimen comunista chino para acabar con la oposición en Hong Kong.

Asimismo, acusaron a la Policía de Hong Kong de haberles arrestado de manera aleatoria, y que los agentes que les interrogaron durante los últimos dos días carecían prácticamente de pruebas contra ellos.

Estos detalles los proporcionaron en rueda de prensa tres de los 55 arrestados esta semana por supuesta subversión, 52 de los cuales quedaron en libertad sin cargos este jueves tras el pago de una fianza de 30.000 dólares hongkoneses (3.869 dólares) y la entrega de sus pasaportes.

Otros tres opositores no lograron la fianza: los activistas Joshua Wong y Tam Tak-chi, ya que cumplen penas de cárcel en la actualidad, y el exdirigente del Partido Democrático Wu Chi-wai, por no entregar su pasaporte tras ser liberado bajo fianza en un caso anterior.

"Una locura".

“La acusación es una locura... ¿Cómo va a ser ilegal presentarse a unas primarias para elegir los candidatos adecuados? ¿Qué clase de mundo es este?”, alertó el exdiputado Lam Cheuk-ting. uno de los candidatos del Partido Democrático en las primarias de julio.

Lam, de 43 años y que ha sido arrestado tres veces durante los últimos cinco meses por su participación en el movimiento democrático hongkonés, adelantó que aunque ninguno de los arrestados esta semana ha sido acusado, algunos de ellos lo serán “tarde o temprano” por esa acción.

“El motivo real (del arresto) es muy simple. El régimen está intentando silenciar a la gente -aseveró el exdiputado-. Quieren provocar un efecto desalentador. Quieren que nos pleguemos al régimen y digamos ‘sí’ a cualquier asunto concerniente a la administración de (la jefa del Ejecutivo local) Carrie Lam”.

Un policía antidisturbios utiliza una pistola de gas pimienta para dispersar a los manifestantes en Hong Kong. Foto: Reuters.
Un policía antidisturbios utiliza una pistola de gas pimienta para dispersar a los manifestantes en Hong Kong. Foto: Reuters.

La también miembro del Partido Democrático Helena Wong consideró su detención “arbitraria”, vista la falta de pruebas de la acusación, y apuntó que, después de salir bajo fianza, descubrió que alguien había accedido a su cuenta de correo electrónico mientras estaba bajo custodia policial.

La de esta semana -con 53 arrestados- fue la mayor redada policial contra opositores desde la entrada en vigor, el pasado 30 de junio, de la polémica Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong.

Este miércoles, el superintendente de la Policía de Hong Kong Steve Li indicó que un millar de agentes participaron en las detenciones por supuesta “subversión”, en relación con las mencionadas primarias del bando prodemócrata.

Estas se celebraron de cara a las elecciones legislativas convocadas para el pasado mes de septiembre, finalmente pospuestas por las autoridades debido a la pandemia.

En esas primarias, los candidatos de la oposición se unieron para hacerse con la mayoría parlamentaria y, a través de los mecanismos democráticos establecidos, forzar la renuncia de la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, una estrategia que el portavoz policial consideró “subversiva”.

Desde la entrada en vigor de la controvertida ley de seguridad -impuesta por el régimen comunista chino- se han sucedido numerosas redadas policiales y detenciones de activistas, ante lo que algunos de ellos han optado por exiliarse para tratar de evitar represalias por actividades que, bajo la nueva legislación, podrían ser constitutivas de delito.

Entre los liberados está un antiguo miembro del parlamento local, Kwok Ka-ki, para quien “este lugar (Hong Kong) se está volviendo irreconocible y aterrador”.

Condena internacional.

Buena parte de la comunidad internacional había condenado la detención de los 53 opositores prodemocracia en Hong Kong.

Las potencias occidentales criticaron esta “severa represión” y el “terrible ataque” contra las libertades, teóricamente garantizadas en este territorio semiautónomo hasta 2047, por el principio “Un país, dos sistemas” acordado por China y Reino Unido.

El secretario de Estado saliente de Estados Unidos, Mike Pompeo, había exigido el jueves la puesta en libertad “inmediata” y “sin condiciones” de las 53 personas detenidas. “Estados Unidos no permanecerá con los brazos cruzados mientras que los habitantes de Hong Kong padecen la opresión comunista”, sostuvo.

Por su parte, en Washington, Anthony Blinken, nombrado por el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, para dirigir el Departamento de Estado, calificó los arrestos de “ataque” contra los “derechos universales”.

Tres condenados por agredir a periodista

Un tribunal hongkonés anunció ayer viernes las sentencias, de hasta cinco años y medio de cárcel, a tres personas por su participación, en agosto de 2019, en protestas en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, así como en el linchamiento de un periodista del diario estatal chino Global Times. Se trata de las penas de cárcel más largas hasta la fecha en relación con las protestas en la excolonia británica.

En agosto de 2019, miles de manifestantes invadieron la sala de llegadas del aeropuerto durante dos días, impidiendo el embarque de los pasajeros. Durante las protestas, los manifestantes agredieron a dos hombres a los que acusaron de ser “espías” o policías encubiertos de Pekín. Uno de ellos era Fu Guohao, un periodista del Global Times. Su agresión fue transmitida en directo por internet, provocando la ira en China.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados