Los cuadernos de las coimas

Cristina le gana una batalla al juez

El Senado sin quórum para votar los allanamientos a las propiedades de la expresidenta.

Cristina Fernández de Kirchner: el lunes fue a declarar como indagada; presentó un escrito pidiendo la anulación del caso. Foto: EFE
Cristina Fernández de Kirchner: el lunes fue a declarar como indagada; presentó un escrito pidiendo la anulación del caso. Foto: EFE

En la guerra que libran Cristina Fernández deKirchner y el juez Claudio Bonadio, la expresidenta ganó ayer una pequeña batalla en el caso de los cuadernos de las coimas. Por segunda semana consecutiva logró aplazar en el Senado la votación de un pedido del magistrado para allanar sus domicilios particulares y su despacho en el Congreso.

La ausencia clave de dos senadores del oficialista Cambiemos y el sorpresivamente masivo faltazo de la bancada del opositor Partido Justicialista (PJ-peronista) fueron los factores que hicieron fracasar la sesión del Senado.

En sala había 36 senadores, apenas uno menos que el quórum necesario. En el edificio del Congreso, sin embargo, había 52 legisladores registrados como presentes, entre ellos la propia expresidenta, que prefirió seguir el desenlace de la jornada desde su despacho, el mismo que Bonadio quiere inspeccionar.

Por supuesto que tampoco ninguno de los nueve senadores del kirchnerista Frente para la Victoria, liderados por Cristina, se hizo ver en la sesión.

En este escenario, cobró mayor relevancia la ausencia de los senadores de Cambiemos Miriam Boyadjian, que se encuentra recuperándose de una operación quirúrgica, y Esteban Bullrich. El caso de Bullrich fue el que más irritación provocó en las filas del oficialismo, ya que se encuentra de viaje por Europa con su familia. "No me puedo hacer responsable de eso", dijo este senador a La Nación cuando se lo consultó sobre los motivos por los que se le permitió ausentarse en una sesión tan importante.

"Teníamos la oportunidad de enviar una señal muy fuerte a la sociedad desde la política. Consistía en cumplir una orden judicial para que se pueda allanar", expresó el senador oficialista Luis Naidenoff. A su juicio, el debate iba a ser una muestra "muy fuerte y potente de seriedad institucional, de no corporativismo". Por su parte, Federico Pinedo, también de Cambiemos, lamentó la "decisión política" del peronismo de no dar quórum y confió en que el miércoles próximo se pueda dar finalmente el debate.

Según dijo la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, antes de levantar la sesión —en la que también se iba a tratar un proyecto para que el Estado pueda recuperar los bienes incautados por delitos— "como mínimo" había seis senadores que, estando en el edificio del Congreso, decidieron ausentarse del plenario.

Esta fue la segunda cancelación de la sesión, que tenía que haberse celebrado hace una semana pero fue aplazada porque algunos senadores alegaron no haber tenido tiempo para leer el documento enviado por el juez.

Como Cristina tiene fueros que impiden su detención o el acceso a sus propiedades, el juez necesitaba el permiso del Senado para buscar en los domicilios pruebas de la "asociación ilícita" que sospecha encabezaron los Kirchner.

El peronista Miguel Ángel Pichetto, jefe del grupo Argentina Federal y que desde hace tiempo guarda una tensa distancia con la expresidenta, consideró que hubiera sido "importante" que se autorizara los allanamientos. "Creo que no va a encontrar nada el juez, pero tiene derecho a ir a verificar", señaló.

El escándalo de los cuadernos de las coimas surgió hace dos semanas, con una serie de arrestos a empresarios y exfuncionarios cuyos nombres aparecen en las anotaciones que un chofer del Ministerio de Planificación escribió durante más de una década en los que relataba con detalle el cobro de sobornos a concesionarios de obras públicas durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Varios de los empresarios detenidos se declararon "arrepentidos" y decidieron colaborar con la Justicia a fin de evitar la cárcel. También aportó pruebas contra los Kirchner el exfuncionario Claudio Uberti, quien fuera director del Órgano de Control de Concesiones Viales, que llegó a reconocer que le llevaba a Néstor bolsos con dinero que recaudaba de los empresarios y que en algunas ocasiones Cristina estaba presente.

"No es más que un circo"

José Luis Gioja, presidente del Partido Justicialista, aseguró ayer que se está haciendo "un circo" en torno a Cristina Kirch-ner. "Yo creo que la quieren ver vapuleada, no sé si presa porque me parece que no van a poder", remarcó Gioja en FM La Patriada. "No van a encontrar absolutamente nada y no es más que montar un circo para seguir con el elefante blanco", subrayó.

RELATO DEL PILOTO DE LOS KIRCHNER

Bolsas de dinero en el Tango 01

Un expiloto relató esta semana en el juzgado de Claudio Bonadio que transportó bolsos a Santa Cruz para Néstor y Cristina Kirchner. Según fuentes judiciales, se trata de Sergio Velázquez, alias el Potro, piloto del Tango 01, primer conductor civil del avión presidencial argentino. En su declaración detalló que preparaban los vuelos y la Policía de Seguridad Aeroportuaria tenía a su cargo la responsabilidad de las cargas. Sin embargo, cuando llegaban al aeropuerto los autos de la comitiva presidencial (en los que venían los expresidentes para abordar el avión) se subían los bolsos, que no pasaban por los escáneres de control. Tampoco iban a parar a la bodega, como el resto del equipaje, sino que se llevaban directamente a la cabina del avión. El piloto dijo que los bolsos viajaban en un sector, detrás de los asientos de los funcionarios, que era una suerte de living del avión. El expiloto no vio dinero ni levantó los bolsos, pero dijo haber tenido la impresión de que de ida iban llenos y regresaban vacíos.

A su vez, a pedido del juez Bonadio, dibujó un croquis del interior del avión y marcó dónde se colocaban los bolsos. LA NACIÓN/GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º