Cuadernos de las coimas

Cristina declaró y disparó contra Macri y el juez por "persecución"

Pidió que se cite como testigo al presidente por el acuerdo de un primo con la Justicia.

Cristina Kirchner - Ex presidenta, senadora
Foto: AFP

Cristina Fernández de Kirchner declaró ayer lunes por el caso de los cuadernos de las coimas. Pero su declaración no fue verbal, sino escrita. Presentó tres documentos con al menos tres pedidos: que se anule el caso, que se aparte al juez Claudio Bonadio y al fiscal Carlos Stornelli, y que se cite como testigo al presidente Mauricio Macri. Además, reiteró el argumento central del kirchnerismo cada vez que aparece un caso de corrupción que la involucra: todo es una operación de persecución política.

Según Cristina, tanto Macri como Daniel Angelici (presidente del club Boca Junios) deberían ser citados para que indiquen si han tenido "algún tipo de participación" en el acuerdo al que llegó el empresario Ángelo Calcaterra (primo de Macri) con el juez y el fiscal para entrar en el programa de protección de testigos e imputados colaboradores.

La expresidenta también pidió que se obtuvieran las imágenes y los registros de todas las personas que entraron desde el 8 de enero en la Quinta de Olivos, la Casa Rosada, la AFI y el Ministerio de Justicia de la Nación.

En el más político de sus escritos, Cristina negó "de manera terminante" los cargos de los que se la acusa y dijo que desde que asumió Macri, en diciembre de 2015, ella sufre una "persecución judicial".

En cuanto al juez y al fiscal, dijo que fueron "elegidos a dedo" en un "inequívoco caso de fórum shopping". Según ella, Bonadio —a quien llamó "juez enemigo"— armó un "expediente mellizo" para acusarla de asociación ilícita, un delito por el que ya la investigan en otras tres causas.

Cristina estaba citada para las 10, pero llegó 20 minutos antes. Entró por una puerta lateral del edificio de Comodoro Py 2002 y subió al cuarto piso, al juzgado de Bonadio. Minutos después de las 10, bajó de su fiscalía Stornelli para participar de la audiencia. Fue breve. Una hora y cuarto después, la expresidenta dejó el edificio acompañada por su abogado defensor, Carlos Beraldi.

"Siempre soy la jefa".

"De ser necesario, habré de agotar todas las instancias judiciales internas, acudiendo además ante los órganos internacionales competentes en materia de Derechos Humanos", dice Cristina en uno de los escritos presentados al juez.

"Bonadio vuelve a citarme a indagatoria acusándome de ser la jefa de una nueva asociación ilícita. Esta vez con los principales empresarios de la construcción. Ya voy por la cuarta organización delictiva. Eso sí, siempre soy la jefa", subrayó irónicamente la expresidenta en Facebook. Según destaca, desde que dejó la jefatura de Estado, en diciembre de 2015, le "armaron" seis causas penales, cinco de ellas "iniciadas e impulsadas por Bonadio".

"Decisión política del Poder Judicial —en su más alta expresión— en coordinación con el Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos, para ungir a Bonadio como brazo de persecución contra mi persona", dijo.

La expresidenta reiteró que es víctima de la "nueva estrategia regional para proscribir dirigentes, movimientos y fuerzas políticas" que "ampliaron derechos y permitieron salir de la pobreza a millones de personas". También señaló que "la caída abrupta" de la imagen del Gobierno de Macri por los problemas económicos en Argentina y por la investigación que el oficialismo sufre por presunta financiación ilegal, han sido "la oportunidad perfecta" para sacar a la luz la causa. Además destacó que desde hace dos años está pidiendo que se realice una auditoría de toda la obra pública realizada entre 2003 y 2015 y recuerda que familiares de Macri fueron "emblemáticos integrantes" de la "patria contratista" surgida desde la última dictadura (1976-1983).

Empresarios presionados.

El caso por el que declaró la expresidenta se destapó el 1º de agosto, cuando Bonadio ordenó los arrestos y comparecencias de decenas de empresarios y miembros de los gobiernos kirchneristas, en base a los cuadernos que durante una década escribió el exmilitar Óscar Centeno, chofer del ministerio de Planificación desde el que se dirigía la obra pública. En esas anotaciones, que Centeno entregó a un expolicía amigo y que este llevó al diario La Nación —que a su vez los entregó a la Justicia—, el conductor relata cómo trasladaba bolsas con dólares con varios destinos, entre ellos la residencia del matrimonio Kirchner.

Empresarios detenidos reconocieron haber sido presionados para aportar dinero a campañas electorales del kirchnerismo a cambio de adjudicaciones de obras públicas. Según cálculos de medios locales, se pudo haber recaudado cerca de 200 millones de dólares.

El juez evalúa pedir al Senado que le quite los fueros a Cristina para avanzar con la investigación y con su eventual detención por considerarla líder del esquema de corrupción.

El viernes, la poderosa firma Techint, que controla a las siderúrgicas Ternium y Tenaris, emitió un comunicado para explicar que uno de sus ejecutivos reconoció ante la Justicia pagos a exfuncionarios del gobierno de Cristina durante el proceso de nacionalización de Sidor, una empresa que pertenecía al grupo, por parte de Venezuela en 2008.

Luis Betnaza (director institucional de la empresa) "declaró que para salvaguardar la integridad física y la repatriación de más de 200 empleados del Grupo Techint y sus familiares en Venezuela (...) accedió a efectuar contribuciones ante la exigencia de funcionarios de la administración kirchnerista en la Argentina", dijo la compañía en el comunicado.

Se entregó un funcionario K; le ofrecerán ser un "arrepentido"

El extitular del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi) del kirchnerismo Claudio Uberti, buscado como parte de la organización que se dedicaba a la recaudación de dinero ilegal en el Ministerio de Planificación, se entregó ayer lunes en el despacho del fiscal Carlos Stornelli en los tribunales federales de Comodoro Py 2002, informaron fuentes judicales.

Uberti tenía pedido de captura desde el viernes pasado, cuando el juez federal Claudio Bonadio entendió por las evidencias recopiladas en los cuadernos de Óscar Centeno y en declaraciones de otros imputados, formó parte de las personas involucradas en la recolección de fondos.

Ahora Uberti será indagado por el juez Bonadio. El fiscal Carlos Stornelli, se descuenta, le ofrecerá como al resto de los imputados acogerse a la figura del arrepentido para favorecer su situación. Podría incluso obtener la libertad en caso de que los datos que aporte ayuden a esclarecer el caso o impliquen a alguien de más arriba en la cadena de responsabilidad. Uberti aparece mencionado en otras investigaciones ligadas al kirchnerismo, como el caso de los negocios con Venezuela, donde está acusado de liderar una suerte de embajada paralela. Uberti cobró notoriedad como acusado central en la causa de la valija repleta de dólares con la que intentó entrar al país el venezolano Guido Antonini Wilson.

Qué dijo Cristina de ...

mAURICIO macri
Mauricio Macri. Foto: Reuters
Presidente

Según Cristina Kirchner, desde que asumió Macri en diciembre de 2015 ella ha sido "sometida a una múltiple persecución judicial, solo comparable a la que se llevó a cabo en tiempos en que se encontraba suspendida la vigencia de la Constitución Nacional". Cristina K afirma que esta persecución lo que busca es su "eliminación política". "Si existe un propósito auténtico por saber lo que ha ocurrido con la obra pública, incluso la investigación debe alcanzar hasta el presente", señaló. "Es imprescindible que se analice el manejo de la obra pública en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la cual el PRO (partido oficialista) viene gobernando desde hace más de una década", añadió. Según Cristina, Macri y el presidente de Boca Junios, Daniel Angelici, debería ser citados para que indiquen si han tenido "algún tipo de participación" para que Ángelo Calcaterra, primo de Macri, sea incorporado al programa de protección de testigos e imputados colaboradores en el caso de los cuadernos de las coimas.

CLAUDIO BONADIO
Claudio Bonadio: el juez de la causa de los cuadernos de las coimas citó a Cristina Kirchner para el lunes. Foto: La Nación / GDA
Juez

En cuanto al juez Bonadio —"juez enemigo" — y el fiscal Carlos Stornelli, dijo que fueron "elegidos a dedo". Según ella, Bonadio armó un "expediente mellizo" para acusarla. "Bonadio vuelve a citarme a indagatoria acusándome de ser la jefa de una nueva asociación ilícita. Esta vez con los principales empresarios de la construcción. Ya voy por la cuarta organización delictiva. Eso sí, siempre soy la jefa", subrayó irónicamente Cristina en Facebook. "Decisión política del Poder Judicial —en su más alta expresión— en coordinación con el Poder Ejecutivo y los medios hegemónicos, para ungir a Bonadio como brazo de persecución contra mi persona", sentenció.

Operativo en el edificio

A la espera de que mañana miércoles el Senado defina si autoriza los allanamientos de las viviendas de Cristina Kirchner y de su despacho en el Senado, anoche hubo un sorpresivo operativo en el edificio donde vive la expresidenta en Buenos Aires.

La policía federal realizó el operativo en dos departamentos del edificio ubicado en Juncal 1300, que figuran a nombre de un allegado a los Kirchner, por orden del juez Claudio Bonadio. Cristina Kirchner no se encontraba en el edificio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)