DÓLAR FUTURO

Cristina K criticó al juez y puso su huella

La ex presidenta argentina Cristina Kirchner cumplió ayer con el trámite administrativo que le ordenó el juez federal Claudio Bonadio, que instruye la causa conocida como "dólar futuro".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cristina Fernández a la salida de los tribunales de Comoro Py. Foto: AFP.

Desafiante, la expresidenta llegó 7:45 al juzgado, tres horas antes de lo previsto, cumplió con la formalidad de dejar sus huellas digitales en el expediente y atacó al magistrado, que no había llegado, mientras se realizó el trámite.

"¿A qué hora arrancan acá?", dijo Cristina y levantó la vista, apenas ingresó al juzgado. Había unos pocos colaboradores de Bonadio, que se encargaron de concretar rápidamente los trámites, que demoraron media hora. Comodoro Py y sus alrededores lucían, como siempre que la expresidenta se presenta en los tribunales, muy custodiados: 500 efectivos de seguridad vigilaban el ingreso al edificio, a pesar de que la propia Cristina había pedido a sus militantes que no la acompañaran. Adentro también había personal de seguridad que bloqueaban prácticamente todos los pisos.

Como es costumbre, permaneció acompañada por su abogado Carlos Beraldi. Llevaba su propia botella de agua mineral y firmó las actas con la lapicera del letrado. Antes, había cumplido con el clásico procedimiento de humedecer la yema de sus dedos con tinta negra para dejar sus huellas en las actas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados