ESTADOS UNIDOS 

Creyó que se le rompió su auto, abrió el capó y había una pitón de tres metros

La pitón se colocó junto al motor del Ford Mustang y se cree que ingresó para refugiarse durante la noche. 

Serpiente pitón de tres metros de largo que se encontró en un auto en Florida. Foto: @MyFWC
Serpiente pitón de tres metros de largo que se encontró en un auto en Florida. Foto: @MyFWC

El dueño de un Ford Mustang llevo el auto a un taller de Dania Beach (Florida, Estados Unidos) porque se le encendió la luz que avisa de problemas en el motor. Sucedió que al abrir el capó encontraron que el problema no era mecánico, según el canal televisivo local WSVN.

Especialistas de la Comisión de Conservación de la Fauna y la Pesca de Florida (FWC) retiraron del vehículo una serpiente pitón de tres metros de largo que había encontrado un lugar junto al motor.

La institución publicó en las redes una foto de la serpiente enroscada en la parte delantera del vehículo.

Gerard Doffay, que ayudó a sacar al reptil del auto, dijo al canal que la serpiente se resistió y en algún momento llegó a haber cuatro personas para reducirla.

Se cree que como el Ford Mustang está estacionado en la calle durante la noche la serpiente se coló adentro para refugiarse.

En agosto pasado una mujer de West Palm Beach, en el sureste de Florida como Dania Beach, abrió su lavadora y vio lo que le pareció una prenda con estampado de pitón, pero al tocarla se dio cuenta de que era una serpiente de verdad y quedo "aterrorizada".

"Realmente me aterroricé", dijo Emily Wisnic al canal televisivo WPEC al recordar cómo se movió la serpiente al rozarla con la mano.

Wisnic, que procede de Connecticut y vive en Florida desde hace menos de un año, gritó tan fuerte como pudo y, una vez recuperada, llamó al organismo que se encarga de los animales salvajes que invaden espacios humanos, algo relativamente frecuente en Florida.

Florida padece una invasión de serpientes pitones birmanas que están localizadas en la reserva natural de los Everglades, un enorme pantanal situado en el sur del estado.

FWC lleva años luchando contra esta especie no autóctona y de la cual de desconoce cómo llegó a los Everglades, donde ha acabado con gran parte de la fauna local debido a su tipo de alimentación y su facilidad para reproducirse.

Estas serpientes constrictoras pueden superar los 6 metros de largo y los 100 kilos de peso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error