RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Crecimiento depende de Cataluña, afirma Rajoy

Hay 3.412.781 sin empleo en España, el número más bajo desde el final de la crisis.

El presidente Rajoy destaca las cifras que muestran la caída del desempleo en España. Foto: Reuters
 Rajoy destaca las cifras que muestran la caída del desempleo en España. Foto: Reuters

El número de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo de España disminuyó en 290.193 personas durante 2017, hasta situarse en 3.412.781, el nivel más bajo al terminar un año desde 2008, cuando comenzó la crisis económica.

Al comentar los datos, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy apuntó que el elemento de incertidumbre es la crisis de Cataluña.

La afiliación media a la Seguridad Social aumentó en 611.146 trabajadores durante 2017, hasta los 18.460.201, tras sumar 42.444 ocupados en diciembre (un 0,23 % más).

Según los datos publicados por el Ministerio español de Empleo, el número de desocupados cayó en diciembre en 61.500 personas respecto a noviembre, frente al incremento medio de 40.000 personas de los últimos ocho años en ese mismo mes.

En términos relativos, la caída anual del desempleo fue del 9,54 %, lo que supone el descenso más acusado desde 1999, en tanto que el total de desocupados se mantiene en los niveles más bajos de los últimos siete años

Por sectores económicos, el descenso anual se concentró en los servicios (153.252 trabajadores menos), seguido de la construcción (61.742), la industria (39.008), el grupo sin empleo anterior (21.927) y la agricultura (14.264).

Por regiones, los mayores descensos fueron para Andalucía (57.713 menos), Cataluña (35.627) y Madrid (35.401).

El número de contratos firmados el mes pasado fue de 1.652.016, de los que la mayor parte fueron temporales.

El total de ocupados al final del año (18.460.201) supone el segundo mayor número desde diciembre de 2008, superado tan solo en julio de 2017 (18.489.329).

Advierte.

El nuevo panorama laboral fue destacado por el presidente Mariano Rajoy, que en un acto realizado en Galicia para inaugurar las obras de ampliación de la autopista AP-9, avanzó que el objetivo del gobierno es alcanzar los 20 millones de empleados a finales de 2019, una previsión que permitirá mejorar la recaudación y la financiación de los servicios públicos.

Rajoy aludió en su discurso a la crisis de Cataluña por el desafío independentista en clave conómica y advirtió que "el único factor de incertidumbre es político". Agregó que "si en Cataluña se hacen las cosas con sesatez, España podrá crecer este año por encima del 3% y crear un millón de empleos".

Destacó que las cifras "reconfortan y estimulan al gobierno para seguir creando bienestar y empleo, y seguir trabajando con intensidad para mejorar las cosas en el futuro".

Asimismo, subrayó que España ya ha recuperado más del 70% de los puestos de trabajo que se habían perdido durante la crisis económica y reiteró el objetivo de las autoridades de alcanzar los niveles anteriores a crisis en los dos próximos años.

Pronosticó que 2018 puede ser un buen año, en términos de crecimiento económico y creación de empleo. Unas previsión que según el presidente dependerán, en parte, de si se cumplen o no los compromisos marcoeconómicos, como la reducción del déficit público.

ESCENARIO

US$ 1.200 millones, por intento de secesión

El ministro de Economía de España, Luis de Guindos, cifró en unos mil millones de euros —equivalentes a 1.200 millones de dólares— el costo económico del fallido proceso independentista de Cataluña en el cuarto trimestre de 2017.

En una entrevista radiofónica, De Guindos explicó que esta cifra responde a la desaceleración de cuatro o cinco décimas del crecimiento del PIB catalán —del entorno del 0,9 % al 0,4 %— en el cuarto trimestre, que se eleva a 200.000 millones de euros. Por ello, deduce que la crisis política ha podido costar ya "perfectamente" unos mil millones de euros al crecimiento económico, "castigado" por el planteo independentista.

Según el ministro, esta desaceleración pone de manifiesto la "enorme inquietud y desconfianza" que generaron las decisiones del anterior Gobierno regional de Cataluña

De Guindos señaló que espera que el futuro Ejecutivo catalán sea consciente de estos costos y abandone la "vía unilateral" y se centre "en el día a día" y en las "necesidades básicas" de la sociedad catalana..

En su informe sobre la Situación de España, el servicio de estudios del BBVA ya alertó el pasado noviembre de que la incertidumbre generada por la crisis política en Cataluña podría restar hasta 1,1 puntos al crecimiento económico en 2018. (Fuente: EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º