AUSTRALIA

COVID-19 en Australia: confinan a 12 millones de personas para frenar brotes localizados

La decisión se tomó para frenar un rebrote del virus vinculado a la variante delta, que ya ha obligado a imponer fuertes medidas en varias regiones del país.

Shopping vacío por confinamiento en Sídney. Foto: AFP
Shopping vacío por confinamiento en Sídney. Foto: AFP

Las autoridades de Australia anunciaron un confinamiento de tres días en cuatro zonas del estado nororiental de Queensland para frenar un rebrote del COVID-19 vinculado a la variante delta, que ya ha obligado a imponer fuertes medidas en varias regiones del país.

La jefa de gobierno de Queensland, Annastacia Palaszczuk, anunció el confinamiento hasta el viernes que regirá en el área de South East Queensland, que abarca a la ciudad de Brisbane, así como los turísticos balnearios Gold Coast y Sunshine Coast.

Desde que fuera detectado a mediados de mes un brote en la ciudad de Sidney, la ciudad más poblada del país y confinada hasta el 9 de julio, las autoridades permanecen en alerta y sospechan que la variante de delta se ha extendido por varias zonas de la nación oceánica.

Aunque los nuevos casos registrados son pocos, las administraciones regionales están vigilantes ante la rápida transmisión del virus que tiene esta variante, apuntan los expertos.

Estos confinamientos localizados afectan en conjunto a unos 12,7 millones de habitantes, de los más de 25 millones que tiene el país.

Desde el inicio de la pandemia, Australia registra más de 30.500 contagios, incluidos 910 fallecidos, y ha vacunado a más de 7,3 millones con la primera dosis, mientras que 1,2 millones tiene la pauta completa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados