Petrobras difundió la estimación y reveló que perdió US$ 7.174: el año pasado

La corrupción costó US$ 2.059 millones

El mayor caso de corrupción en la historia de Brasil costó a Petrobras 2.059 millones de dólares, calculó, el miércoles pasado, la compañía estatal, que busca dar un primer paso para recuperar la confianza perdida por el mercado y el país.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente de Petrobras y el directorio presentaron los resultados de 2014. Foto: Reuters

La empresa más grande de Brasil informó asimismo que perdió 7.174 millones de dólares el año pasado en relación a 2013, al difundir por primera vez los demorados resultados financieros de 2014, auditados por PricewaterhouseCoopers (PwC). Estas son las primeras pérdidas de la petrolera desde 1991, e incluyen las causadas por la red de corrupción entre 2004 y 2012.

El balance es "conservador" y deja atrás "un capítulo triste" de la empresa, dijo a periodistas el presidente de Petrobras, Aldemir Bendine, que alertó que las cifras pueden ser revisadas a la baja si surgen indicios de más robos en las investigaciones en curso.

Petrobras comunicó también una desvalorización de activos (impairment) por 14.813 millones de dólares, entre otras cosas por la postergación de proyectos de refinería y la caída del precio internacional del petróleo.

En el tercer trimestre de 2014, las pérdidas fueron de 1.760 millones de dólares, precisó la compañía, que no pagará dividendos del ejercicio 2014 a sus accionistas.

Desafío.

La publicación de estos resultados es "un paso fundamental en dirección a la plena recuperación de la credibilidad de la compañía", dijo Bendine en la sede de la empresa en Rio de Janeiro.

El presidente de Petrobras aseguró que el "segundo desafío" de Petrobras "será una revisión del plan de negocios" para los próximos cinco años, que será divulgado en unos 30 días.

Para Daniel Marques, jefe de análisis de la consultora Gradual Investimentos, el principal problema de Petrobras es de confianza.

"Lo de hoy puede ser un excelente primer paso, pero que no quiere decir nada por sí sólo. El problema de Petrobras no es petrolífero o financiero, sino de confianza. Antes de todo, la empresa necesita recuperar su credibilidad porque hoy el mercado no le cree", planteó en declaraciones a la AFP.

Para obtener las pérdidas por corrupción de 6.200 millones de reales, la estatal calculó un sobreprecio de 3% en contratos con 27 empresas que integraban un cartel que pagaba sobornos a directivos de la firma a cambio de contratos entre 2004 y 2012.

También agregó al cálculo los valores específicos de sobornos pagados por empresas que no integraban el cartel, basándose en testimonios de acusados a la Policía.

De acuerdo con lo que estiman analistas, esta "limpieza" ayudará a Petrobras a evitar un default parcial de su inmensa deuda de casi 140.000 millones de dólares, a recuperar su credibilidad y el acceso a los mercados.

Petrobras aplazó dos veces la publicación de sus resultados financieros del tercer trimestre de 2014, prevista inicialmente para noviembre, porque PwC se negó a firmar el balance debido al megaescándalo de corrupción.

Las acciones se derrumbaron en esos meses a unos 8 reales, pero en las últimas semanas han recuperado casi 60% de su valor, a más de 13 reales, anticipando la publicación de los resultados de 2014.

La justicia brasileña investiga una trama de corrupción en la petrolera estatal que otorgaba contratos con sobreprecios a un cartel de empresas. Los sobreprecios eran sobornos o "donaciones" destinadas a financiar a partidos políticos.

Aporte estatal a los partidos.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, promulgó el presupuesto del Estado para 2015 e incluyó una polémica alza de los recursos públicos otorgados a partidos políticos, que fue aprobada por la Cámara de Representantes pero criticada por el Senado, según se publicó en el Diario Oficial. El aporte a las fuerzas políticas será de 867,5 millones de reales (289,1 millones de dólares).

REPERCUSIONES DE TODO TIPO.


Al menos 38 indagados por el caso.


El gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y varios de sus aliados en la coalición recibieron dinero desviado de la petrolera, según las declaraciones realizadas a la justicia por involucrados en la causa.

Uno de los acusados de corrupción y lavado de dinero en Petrobras es el tesorero del PT, Joao Vaccari, que fue arrestado la semana pasada.

Trece senadores, 22 diputados, dos gobernadores y varios exfuncionarios del Poder Ejecutivo también son investigados por la corrupción en la empresa.

Debido al escándalo, varias agencias de calificación internacionales recortaron en los últimos meses la nota de Petrobras, uno de los mayores emisores de deuda en países emergentes. Moodys la bajó a un grado especulativo.

La crisis en Petrobras, que tiene el mayor plan de inversión empresarial del mundo con la meta de explotar los yacimientos petroleros del presal, situados a unos 6 kilómetros bajo el suelo marino, ha repercutido en decenas de pequeñas y grandes empresas cuya vida depende de la estatal. Muchas han quebrado y despedido a cientos de trabajadores y 27 de ellas tienen vedado participar en negocios vinculados a la petrolera debido al escándalo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados